MARTES, 29 de octubre (HealthDay News) -- Las actividades como la jardinería, los proyectos para hacer en casa y las tareas del hogar podrían ser tan buenas como el ejercicio formal cuando se trata de reducir el riesgo de ataque cardiaco y accidente cerebrovascular (ACV), afirman unos investigadores suecos.

Para las personas a partir de los 60 años, simplemente mantenerse ocupadas con las actividades cotidianas puede reducir el riesgo de problemas cardiovasculares en casi un 30 por ciento, e incluso alargar la vida, añadieron.

Estar de pie y activo reduce el tiempo que se pasa sentado, apuntó la investigadora líder Elin Ekblom-Bak, de la Escuela Sueca de Ciencias del Deporte y la Salud y del Instituto Karolinska, en Estocolmo.

"Estar sentado reemplaza principalmente el tiempo que se pasa en actividad a diario, y viceversa", apuntó Ekblom-Bak. Un estudio reciente halló que estar sentado mucho tiempo en realidad aumentaba el riesgo de diabetes, enfermedades cardiovasculares y muerte, anotó.

"Los resultados de este estudio mostraron que las actividades de la vida cotidiana son tan importantes como el ejercicio regular para los adultos jóvenes, para su salud cardiovascular y longevidad", señaló.

Pero eso no significa que el ejercicio formal no sea importante. "Vimos que los que hacían ejercicio a diario con regularidad y que también tenían un estilo de vida físicamente activo eran los que tenían el menor riesgo de todos", explicó Ekblom-Bak.

Sin embargo, el tiempo que las personas pasan haciendo ejercicio es solo una parte pequeña del día, lo que deja mucho tiempo para las actividades cotidianas o para estar sentado, añadió.

Para el nuevo estudio, los investigadores recolectaron datos de más de 3,800 hombres y mujeres en Suecia que nacieron en 1937 y 1938. Se preguntó a los participantes sobre su estilo de vida, lo que incluía información sobre la dieta, si fumaban o bebían alcohol, y qué tan físicamente activos eran.

También se preguntó a los participantes con qué frecuencia participaron en actividades como la jardinería, los proyectos para realizar en casa, el mantenimiento del coche y la recolección de moras en el año anterior. Además, se les preguntó sobre el ejercicio que hacían.

Para ver qué tan sanos estaban sus corazones, los investigadores examinaron a los participantes y tomaron muestras de sangre para evaluar los niveles de grasa y azúcar. También controlaron los niveles altos del factor de coagulación sanguínea, que se vincula con un mayor riesgo de ataque cardiaco y ACV.

Durante el seguimiento de más de 12 años, 476 de los participantes murieron de o experimentaron un primer ataque cardiaco o ACV, y 383 murieron de otras causas.

Las personas cuyas actividades diarias las mantenían en movimiento redujeron su riesgo de ataque cardiaco o ACV en un 27 por ciento, y el riesgo de morir de cualquier causa en un 30 por ciento, en comparación con las personas que pasaban la menor cantidad de tiempo de pie.

"Fomentar las actividades cotidianas es tan importante como recomendar el ejercicio regular a los adultos mayores para la salud cardiovascular y la longevidad", enfatizó Ekblom-Bak.

"Esto es particularmente importante para los adultos mayores, porque tienden a pasar una mayor parte de su día activo realizando actividad física que no es ejercicio, ya que con frecuencia les resulta difícil alcanzar los niveles de intensidad recomendados para el ejercicio", comentó.

El informe aparece en la edición en línea del 28 de octubre de la revista British Journal of Sports Medicine.

Las ideas tradicionales de la jubilación con frecuencia no respaldan la continuación de la actividad física en esta etapa de la vida, lamentó una experta de EE. UU.

"Casi se espera que, a medida que envejecemos, nos movamos menos", apuntó Samantha Heller, nutricionista clínica y fisióloga del ejercicio principal del Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

"Un paciente me dijo un día que la jubilación era para estar sentado, descansar y ver la tele", dijo. "Desafortunadamente, ahora los estilos de vida sedentarios se dan en todas las edades, con los mismos resultados malsanos: un mayor riesgo de enfermedades como la enfermedad cardiovascular, el síndrome metabólico y ciertos cánceres".

El cuerpo humano está diseñado para moverse durante una buena parte del día, aseguró Heller. "Mientras menos se mueve uno físicamente, menos capaz es de moverse", advirtió.

Las actividades físicas regulares como limpiar la casa, la jardinería, el cuidado del césped y subir escaleras mantienen al cuerpo móvil y fuerte, dijo Heller.

"Se puede quemar hasta seis veces más energía por minuto limpiando la casa que sentado tranquilo. Se debe animar a las personas de todas las edades a levantarse del sofá y a apagar la computadora y la televisión, y a moverse", planteó.

Heller dijo que hay formas sencillas de aumentar la actividad física del día, como:

  • Ponerse de pie para hablar por teléfono.
  • Marcar el paso mientras ve televisión, al menos durante los anuncios.
  • Levantarse del escritorio cada hora y hacer saltos en tijera, levantamientos o doblamientos de rodillas durante tres a cinco minutos.
  • Subir un tramo de escaleras cada pocas horas.
  • Pasar la aspiradora.
  • Fregar el suelo.

Otro experto describió las consecuencias físicas del sedentarismo.

El Dr. Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, dijo que estar sentado demasiado tiempo podría tener efectos adversos que incluyen quemar menos calorías y aumentar la resistencia a la insulina y las grasas en la sangre.

"Pasar más tiempo en actividades físicas que no sean ejercicio pueden, potencialmente, contrarrestar esos efectos", señaló Fonarow. "Estos hallazgos enfatizan más la importancia de reducir el tiempo de sedentarismo y fomentar la actividad física cotidiana regular que no es ejercicio para mejorar la salud cardiovascular".

Aunque el estudio encontró una asociación entre ser activo en casa y un menor riesgo cardiaco, no estableció causalidad.

Más información

Para consejos sobre la actividad física, visite la Asociación Americana del Corazón (American...art Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay