Nombre(s) comercial(es):
  • Orap®
ADVERTENCIA:

Según las investigaciones, los adultos mayores con demencia (un trastorno cerebral que afecta la capacidad de recordar, pensar con claridad, comunicarse y realizar las actividades cotidianas, y que puede ocasionar alteraciones del estado de ánimo y la personalidad) que toman antipsicóticos (medicamentos para la enfermedad mental) como la pimozida, tienen mayores probabilidades de morir durante el tratamiento.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) no ha autorizado el uso de la pimozida para el tratamiento de problemas de conducta en los adultos mayores con demencia. Hable con el médico que le recetó este medicamento si usted, un familiar u otro ser querido tiene demencia y está tomando pimozida. Si desea más información, visite el sitio en Internet de la FDA: Web Site

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La pimozida se usa para controlar los tics motrices o verbales (necesidad incontrolable de repetir ciertos movimientos o sonidos) causados por el síndrome de Tourette (enfermedad que se caracteriza por la presencia de tics motrices o verbales). La pimozida debe usarse únicamente en pacientes que no pueden tomar otros medicamentos o que los han tomado sin buenos resultados. La pimozida se debe usar solamente para tratar los tics graves que le impiden a la persona estudiar, trabajar o realizar sus actividades cotidianas.

La pimozida pertenece a un grupo de medicamentos llamados antipsicóticos convencionales. Actúa al disminuir la excitación anormal del cerebro.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?

La pimozida se presenta en forma de tabletas para administrarse por vía oral. En general, se toma una vez al día, a la hora de acostarse, o dos o más veces al día. Tome la pimozida más o menos a la(s) misma(s) hora(s) todos los días. Siga cuidadosamente las instrucciones de la receta y pídale a su médico o a su farmacéutico que le explique cualquier cosa que no entienda. Tome la pimozida según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.

Es probable que su médico le recete al principio una dosis baja de pimozida y la aumente en forma gradual, no más de una vez cada 2 ó 3 días. Es posible que su médico disminuya la dosis una vez que su afección esté bajo control. No olvide informar a su médico cómo se siente durante su tratamiento con pimozida.

La pimozida controla el síndrome de Tourette, pero no lo cura. Posiblemente transcurra algún tiempo antes de que empiece a sentir el beneficio total de la pimozida. Siga tomando la pimozida aunque se sienta bien. No deje de tomar la pimozida sin consultar a su médico. Si deja de tomar la pimozida en forma repentina, puede tener dificultades para controlar los movimientos. Es probable que el médico opte por disminuir gradualmente la dosis.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

La pimozida también se usa a veces para tratar la esquizofrenia (una enfermedad mental que provoca una alteración de los pensamientos o pensamientos fuera de lo común, pérdida de interés en la vida y emociones muy intensas o inapropiadas) y ciertos trastornos de conducta y personalidad, alteraciones de los movimientos y trastornos psiquiátricos en los adultos. Consulte a su médico sobre los riesgos posibles de usar este medicamento para tratar su afección.

A veces se receta este medicamento para otros usos; pídale más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

Antes de tomar pimozida,

  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico a la pimozida, a otros medicamentos para la enfermedad mental o a otros medicamentos.
  • dígale a su médico si está tomando cualquiera de estos medicamentos: ciertos antibióticos como azitromicina (Zithromax, Z-Pak), claritromicina (Biaxin), eritromicina (E.E.S., E-Mycin, Erythrocin), y moxifloxacina (Avelox); antimicóticos como itraconazol (Sporanox) y ketoconazol (Nizoral); trióxido de arsénico (Trisenox); dofetilida (Tikosyn); clorpromazina; dolasetrón (Anzemet); droperidol (Inapsine); inhibidores de la proteasa del VIH como indinavir (Crixivan), nelfinavir (Viracept), saquinavir (Invirase), y ritonavir (Norvir, en Kaletra); medicamentos para los latidos del corazón irregulares, como amiodarona (Cordarone), disopiramida (Norpace), procainamida, quinidina y sotalol (Betapace); medicamentos para la enfermedad mental y las náuseas; mefloquina (Lariam); nefazadona; pentamidina (Nebu-Pent); ciertos inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés) como citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac, Sarafem), fluvoxamina (Luvox), paroxetina (Paxil, Pexeva), y sertralina (Zoloft); tacrolimús (Prograf); tioridazina; zileutón (Zyflo); y ziprasidona (Geodon). Es posible que su médico le diga que no tome pimozida.
  • dígale a su médico si está tomando medicamentos que pueden provocar tics, entre ellos anfetaminas, como dextroanfetamina (Dexadrine, Dextrostat) y anfetamina (Adderall); pemolina (Cylert) (no se vende en los Estados Unidos); y metilfenidato (Concerta, Ritalin). Posiblemente su médico le diga que deje de tomar su medicamento por un tiempo antes de empezar a tomar pimozida. Esto le permitirá al médico ver si sus tics se debían al otro medicamento y si pueden tratarse suspendiéndolo.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos medicinales a base de hierbas está tomando o piensa tomar. No olvide mencionar ninguno de los siguientes: antidepresivos; cimetidina (Tagamet); diuréticos; medicamentos para la ansiedad, el dolor y las convulsiones; sedantes; píldoras para dormir; ticlopidina (Ticlid); y tranquilizantes. Muchos otros medicamentos pueden interactuar con la pimozida, así que no olvide decirle a su médico todos los medicamentos que esté tomando, incluso los que no aparecen en esta lista o en las listas anteriores. Es posible que su médico deba cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle estrechamente por si presentara efectos secundarios.
  • dígale a su médico si tiene o ha tenido el síndrome de QT largo (afección que aumenta el riesgo de desarrollar irregularidades en los latidos del corazón que puedan provocarle pérdida del conocimiento o muerte súbita), latidos del corazón irregulares o bajas concentraciones de potasio o magnesio en la sangre. Dígale también a su médico si tuvo diarrea intensa antes del tratamiento o si la tiene en algún momento durante el tratamiento. Es posible que su médico le diga que no tome pimozida.
  • dígale a su médico si tiene o ha tenido cáncer del seno; enfermedad de Parkinson (un trastorno del sistema nervioso que afecta la movilidad, el control de los músculos y el equilibrio); glaucoma (afección en la que un aumento de presión en el interior de los ojos ocasiona la pérdida gradual de la vista); problemas para orinar; un electroencefalograma (EEG; prueba que registra la actividad eléctrica del cerebro) anormal; convulsiones; o alguna enfermedad de la próstata, el hígado o el riñón. Dígale también a su médico si alguna vez ha tenido que dejar de tomar un medicamento contra la enfermedad mental debido a efectos secundarios graves.
  • Informe a su médico si está embarazada, sobre todo si está en los últimos meses de gestación, si planea quedar embarazada o si está dando el pecho. Si queda embarazada mientras toma pimozida, llame a su médico. La pimozida puede provocar problemas en los recién nacidos después del nacimiento si se toma durante los últimos meses de embarazo.
  • si va a someterse a una cirugía, incluyendo una cirugía dental, dígale al médico o al dentista que está tomando pimozida.
  • tenga presente que este medicamento puede causarle somnolencia y afectar su manera de pensar y de moverse, sobre todo al principio del tratamiento. Evite conducir vehículos u operar maquinarias hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • pregúntele a su médico si puede consumir bebidas alcohólicas de manera segura durante el tratamiento con pimozida. El alcohol puede empeorar los efectos secundarios de la pimozida.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

No coma toronja (pomelo) ni beba jugo de esta fruta mientras esté tomando este medicamento.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

Si olvida tomar una dosis, tómela en cuanto se acuerde. No obstante, si ya casi es hora de la dosis siguiente, deje pasar la que olvidó y continúe con su horario de medicación normal. No tome una dosis doble para compensar la que olvidó.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

La pimozida puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • somnolencia
  • debilidad
  • sequedad en la boca
  • aumento de la salivación
  • diarrea
  • estreñimiento
  • hambre o sed fuera de lo común
  • alteraciones de la postura
  • nerviosismo
  • cambios de conducta
  • dificultad para saborear los alimentos
  • sensibilidad a la luz
  • cambios en la visión
  • disminución de la capacidad sexual en los hombres
  • falta de expresión en el rostro
  • arrastrar los pies al caminar
  • movimientos extraños, lentos o incontrolables de cualquier parte del cuerpo
  • intranquilidad
  • problemas para hablar
  • alteración de la letra manuscrita
  • sarpullido

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas, llame a su médico de inmediato:

  • fiebre
  • rigidez muscular
  • confusión
  • sudoración
  • latidos del corazón rápidos o irregulares
  • contracturas musculares en el cuello
  • sensación de tener la garganta cerrada
  • dificultad para respirar o tragar
  • lengua que asoma fuera de la boca
  • pequeños movimientos ondulantes de la lengua
  • movimientos incontrolables y rítmicos de la cara, la boca o la mandíbula

En dosis altas, la pimozida ha generado tumores en ratones. Esto no significa necesariamente que la pimozida también genere tumores en los humanos. Consulte a su médico sobre los riesgos de tomar este medicamento.

La pimozida puede ocasionar una irregularidad de los latidos del corazón que puede ser mortal. Algunas personas que tomaron dosis altas de pimozida para tratar afecciones ajenas al síndrome de Tourette murieron en forma súbita, debido, posiblemente, a este tipo de irregularidad de los latidos del corazón. Su médico ordenará un electrocardiograma (prueba que registra la actividad eléctrica del corazón) antes y durante su tratamiento con pimozida para ver si ya tiene problemas del corazón que pudieran agravarse con este medicamento y para ver si la pimozida le ha causado problemas cardíacos. Consulte a su médico sobre los riesgos de tomar este medicamento.

La pimozida puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inusual mientras usa este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

Mantenga este producto en su envase original, perfectamente cerrado y fuera del alcance de los niños. Guárdelo a temperatura ambiente y en un lugar alejado del exceso de calor y humedad (nunca en el cuarto de baño). Deseche todos los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar los medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de sobredosis son, entre otros:

  • falta de expresión en el rostro
  • arrastrar los pies al caminar
  • movimientos extraños, lentos o incontrolables de cualquier parte del cuerpo
  • intranquilidad
  • latidos del corazón rápidos
  • somnolencia
  • coma (pérdida del conocimiento por largo tiempo)
  • dificultad para respirar
¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Su médico ordenará ciertas pruebas de laboratorio para ver como está respondiendo su organismo a la pimozida.

No deje que ninguna otra persona use sus medicamentos. Pregúntele a su farmacéutico cómo puede volver a surtir su receta.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 16 Mayo 2011.