Nombre(s) comercial(es):
  • Dolophine®
  • Methadose®
  • Methadose®Oral Concentrate (concentrado oral)
  • Westadone®¶
ADVERTENCIA:

La metadona puede causar respiración más lenta que lo normal y ritmo cardíaco irregular, lo cual puede poner en peligro la vida. Si usted experimenta cualquiera de los siguientes síntomas, llame a su doctor de inmediato: dificultad para respirar; somnolencia (sueño) extrema; respiración lenta, superficial; ritmo cardíaco rápido, lento, con palpitaciones o irregular; desmayo; mareos graves; o confusión.

El riesgo de que usted experimente efectos secundarios de la metadona graves o mortales será mayor cuando recién comienza a tomar este medicamento, cuando cambia de otro medicamento narcótico a metadona y cuando su doctor aumenta la dosis de metadona. Su doctor podría comenzar con una dosis baja y aumentarla gradualmente y lo vigilará cuidadosamente durante este periodo.

Siga cuidadosamente las instrucciones en la etiqueta del medicamento y pregúntele a su doctor o farmacéutico cualquier cosa que no entienda. Use el medicamento exactamente como se indica. No use más ni menos que la dosis indicada ni tampoco más seguido que lo prescrito por su doctor. Si toma metadona para controlar el dolor, éste podría regresar antes de que sea tiempo de su próxima dosis. Si esto ocurre, no tome una dosis extra. Usted aún tendrá metadona en su cuerpo después de que el efecto analgésico (alivio de dolor) desaparezca. Si toma una dosis extra, usted podría tener demasiada metadona en su cuerpo y puede experimentar efectos secundarios potencialmente mortales. Tenga conciencia de que los efectos analgésicos de la metadona serán de más largo plazo cuando su tratamiento continúe por un largo periodo. Dígale a su doctor si el tratamiento con metadona no controla su dolor.

Converse con su doctor sobre los riesgos de tomar metadona para su trastorno.

Uso de metadona para tratar su adición al opio:

Si usted ha sido adicto a un opiáceo (un estupefaciente como la heroína) y está tomando metadona para ayudarle a dejar de usar o para no volver a usar la droga, debe inscribirse en un programa de tratamiento. El programa de tratamiento deberá estar aprobado por el gobierno estatal y federal, y debe tratar a los pacientes ajustándose a ciertas leyes federales específicas. Usted tal vez tenga que tomar su medicamento en el establecimiento del programa de tratamiento y bajo la supervisión del personal del programa. Pregúntele a su doctor o al personal del programa de tratamiento si usted tiene dudas sobre la inscripción en el programa, o respecto a tomar o recibir su medicamento.

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La metadona se usa para aliviar el dolor moderado a intenso que no ha podido ser aliviado por analgésicos no narcóticos. También se usa para prevenir los síntomas de abstinencia en los pacientes que fueron adictos a las drogas opiáceas y que están inscriptos en los programas de tratamiento para dejar de tomar o para no volver a consumir droga. La metadona pertenece a una clase de medicamentos llamados analgésicos opiáceos (narcóticos). Funciona para tratar el dolor produciendo un cambio en la manera en la que el cerebro y el sistema nervioso responden ante el dolor. También funciona como un sustituto para el abuso de las drogas opiáceas al producir efectos similares y prevenir los síntomas de abstinencia en las personas que han dejado de usar estas drogas.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?

La metadona viene envasada en forma de tabletas, tabletas solubles (que se pueden disolver en un líquido), solución oral y solución oral concentrada (un líquido que debe diluirse antes de ser usado) para tomar por vía oral. Cuando la metadona es usada para aliviar el dolor, puede tomarse cada 4 a 12 horas. Si usted toma metadona como parte de un programa de tratamiento, su doctor prescribirá el régimen de dosificación que mejor se acomode a sus necesidades.

Su doctor podría cambiar su dosis de metadona durante su tratamiento. Su doctor podría reducir su dosis o decirle que tome la metadona con menor frecuencia mientras sigue su tratamiento. Pregúntele a su doctor o farmacéutico si usted tiene cualquier duda acerca de cuánta metadona debe tomar o con qué frecuencia debe tomar el medicamento.

La metadona puede provocar dependencia. Llame a su doctor si usted siente que desea tomar más dosis del medicamento o si ocurren otros cambios extraños en su comportamiento o en su estado de ánimo.

No deje de tomar metadona sin antes conversar con su doctor. Su doctor probablemente querrá reducir su dosis gradualmente. Si deja repentinamente de tomar la metadona, usted puede presentar síntomas de abstinencia como: agitación, ojos llorosos, secreción nasal, bostezos, transpiración, escalofríos, dolor muscular y dilatación de las pupilas (círculos negros en el medio de los ojos).

Si usted está usando las tabletas solubles, coloque una tableta en un líquido como agua o jugos cítricos. Espere 1 minuto para permitir que la tableta se disuelva y luego tome toda la mezcla.

Si está usando la solución oral concentrada de metadona, usted debe mezclar la dosis prescrita del medicamento en al menos 1 onza de un líquido como agua, jugos cítricos, Kool Aid, Tang, jugo de manzanas o Crystal Light.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

Este medicamento también puede ser prescrito para otros usos; pídale más información a su doctor o farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

Antes de comenzar a tomar metadona:

  • dígale a su doctor y a su farmacéutico si usted es alérgico a la metadona o a otros medicamentos.
  • dígale a su doctor y a su farmacéutico qué medicamentos con y sin prescripción, vitaminas, suplementos nutricionales y productos fabricados a base de hierbas está tomando o planea tomar. Asegúrese de mencionar los siguientes: antidepresivos como amitriptilina (Elavil), amoxapina (Asendin), clomipramina (Anafranil), desipramina (Norpramin), doxepina (Adapin, Sinequan), imipramina (Tofranil), nortriptilina (Aventyl, Pamelor), protriptilina (Vivactil), y trimipramina (Surmontil); ciertos antifúngicos como fluconazol (Diflucan), itraconazol (Sporanox), ketoconazol (Nizoral) y voriconazol (Vfend);antihistaminicos; buprenorfina (Subutex); butorfanol (Stadol NS); agentes bloqueadores de los canales del calcio como amlodipino (Norvasc), diltiazem (Cardizem, Dilacor, Tiazac, otros), felodipina (Plendil), isradipina (DynaCirc), nicardipina (Cardene), nifedipina (Adalat, Procardia), nimodipina (Nimotop), nisoldipina (Sular), y verapamilo (Calan, Covera, Isoptin, Verelan); diuréticos; eritromicina (E.E.S., E-Mycin, Erythrocin); laxantes; medicamentos para la ansiedad, enfermedades mentales, náuseas, o dolor; medicamentos para el VIH incluyendo abacavir (Ziagen), amprenavir (Agenerase), didanosina (Videx), efavirenz (Sustiva), lopinavir (en Kaletra), nelfinavir (Viracept), nevirapina (Viramune), ritonavir (Norvir, en Kaletra), stavudina (Zerit), y zidovudina (Retrovir); ciertos medicamentos para el ritmo cardíaco irregular como disopiramida (Norpace), flecainida (Tambocor), mexiletina (Mexitil), moricizina (Ethmozine), procainamida (Procanbid, Pronestyl), propafenona (Rythmol), propranolol (Inderal), quinidina (Quinidex), y tocainida (Tonocard); ciertos medicamentos para las crisis convulsivas como carbamazepina (Carbatrol, Epitol, Tegretol), fenitoína (Dilantin, Phenytek); fenobarbital nalbufina (Nubain); naloxona (Narcan); naltrexona (ReVia, Depade); pentazocina (Talwin); rifampina (Rifadin, Rimactane, en Rifamate); risperidona (Risperdal); sedantes; inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (SSRIs, por su sigla en inglés) como fluvoxamina (Luvox) y sertralina (Zoloft); píldoras para dormir; ciertos esteroides como cortisona, fludricortisona (Flurinef), e hidrocortisona (Cortef); y tranquilizantes. También dígale a su doctor o farmacéutico si usted está tomando los siguientes medicamentos o ha dejado de tomarlos en los últimos 14 días: inhibidores de monoamino oxidasa (MAO) incluida isocarboxazida (Marplan), fenelzina (Nardil), selegilina (Eldepryl, Emsam, Zelpar), y tranilcipromina (Parnate). Muchos otros medicamentos también pueden interactuar con metadona, por eso asegúrse de decirle a su doctor todos los medicamentos que usted está tomando, incluso los que no aparecen en esta lista. Su doctor podría necesitar cambiar la dosis de sus medicamentos o vigilarle cuidadosamente para evitar efectos secundarios.
  • dígale a su doctor y a su farmacéutico qué productos fabricados a base de hierbas está tomando, especialmente St. John's Wort.
  • dígale a su doctor si usted tiene o alguna vez ha tenido asma oitros problemas repiratorios o bloqueo intestinal. Su doctor puede decirle que usted no debe tomar metadona.
  • dígale a su doctor si usted tiene o alguna vez ha tenido un traumatismo craneoencefálico, un tumor cerebral, un accidente cerebrovascular u otra condición causada por un aumento de la presión dentro del cráneo; ritmo cardíaco irregular; estrechamiento uretral (reducción del conducto que elimina la orina del cuerpo), próstata agrandada (glándula reproductiva masculina), u otra condición que cause dificultad para orinar; enfermedad de Addison (condición en la que el cuerpo no produce suficiente cantidad de ciertas sustancias naturales); enfermedades mentales; enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD, por su sigla en inglés; un grupo de enfermedades pulmonares); cifoescoliosis (trastorno por el cual la columna vertebral se curva en forma anormal); apnea del sueño (trastorno por el cual la respiración se detiene durante cortos períodos mientras duerme); bajos niveles de potasio o magnesio en su sangre; o enfermedades a la tiroides, corazón, hígado o riñones. También dígale a su doctor si usted bebe o alguna vez ha bebido grandes cantidades de alcohol o si usted usa o alguna vez ha usado drogas ilegales o ha abusado de los medicamentos prescriptos.
  • dígale a su doctor si está embarazada, tiene planes de quedar embarazada o si está amamantando. Si queda embarazada mientras toma este medicamento, llame a su doctor de inmediato.
  • si va a ser sometido a cualquier cirugía, incluida la dental, dígale al doctor o dentista que usted está tomando metadona.
  • usted debe saber que este medicamento puede provocar somnolencia (sueño). No conduzca automóviles ni maneje maquinaria pesada hasta que sepa cómo lo afectará.
  • recuerde que el alcohol puede aumentar la somnolencia provocada por este medicamento.
  • dígale a su doctor si usted usa productos de tabaco. El hábito de fumar cigarrillos puede reducir la eficacia de este medicamento.
  • usted debe saber que la metadona puede causar mareos al levantarse demasiado rápido. Esto es más común cuando usted recién comienza a tomar el medicamento. Para evitar este problema, levántese de la cama lentamente, apoyando los pies en el piso durante algunos minutos antes de ponerse de pie.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

Converse con su doctor sobre el consumo de toronjas (pomelos) o de jugo de toronjas mientras usa este medicamento.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

Si su doctor le ha dicho que la tome regularmente, tome la dosis olvidada tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si es hora para la siguiente, sáltese aquella que no tomó y siga con la dosificación regular. No tome una dosis doble para compensar la que olvidó.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

La metadona puede provocar efectos secundarios. Dígale a su doctor si cualquiera de estos síntomas se vuelve grave o no desaparece:

  • somnolencia (sueño)
  • debilidad
  • dolor de cabeza
  • náuseas
  • vómitos
  • constipación
  • pérdida del apetito
  • aumento de peso
  • dolor de estómago
  • sensación de sequedad en la boca
  • transpiración
  • rubor
  • dificultad para orinar
  • hinchazón de las manos, brazos, pies y piernas
  • cambios en el estado de ánimo
  • problemas con la visión
  • dificultad para quedarse o permanecer dormido
  • disminución del deseo o la capacidad sexual
  • pérdida de períodos menstruales

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si usted experimenta alguno de los siguientes síntomas, o aquellos enumerados en la sección ADVERTENCIA, llame a su doctor de inmediato:

  • crisis convulsivas
  • picazón
  • urticarias
  • sarpullido (erupciones en la piel)

La metadona puede causar otros efectos secundarios. Llame a su doctor si tiene cualquier problema extraño mientras toma este medicamento.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

Mantenga este medicamento en su envase, bien cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacénelo a temperatura ambiente y lejos del calor excesivo y la humedad (no en el baño). Deseche cualquier medicamento que esté vencido o que ya no se utilice. Converse con su farmacéutico acerca del desecho adecuado de los medicamentos.

La metadona debe almacenarse en un lugar seguro para que nadie más puede tomar este medicamento en forma accidental o a propósito. Lleve la cuenta de cuántas tabletas o cuánta solución o solución concentrada queda, para darse cuenta si no queda la cantidad adecuada.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de la sobredosis pueden incluir:

  • pupilas pequeñas, como un pequeño punto (círculos negros en el centro de los ojos)
  • respiración lenta o superficial
  • somnolencia
  • piel fría, húmeda o azulada
  • pérdida de la conciencia; coma
  • pérdida de tono muscular
¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

Cumpla con todas las citas con su doctor, el laboratorio y con la clínica. Su doctor querrá comprobar su respuesta a la metadona.

Esta prescripción no es renovable. Si usted sigue presentando dolor después de terminar de tomar metadona, llame a su doctor. Si usted toma este medicamento en forma sistemática, asegúrese de programar citas con su doctor para no quedarse sin el medicamento.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

¶Este producto de marca ya no está en el mercado. Las alternativas genéricas pueden estar disponibles.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento revisado: 1 Febrero 2009.