Aproximadamente 36 millones de estadounidenses fuman cigarros diariamente. Aunque los profundos riesgos para la salud asociados con fumar se conocen bien, también se conoce bien la dificultad de dejar de fumar. Los índices anuales de dejar de fumar son menores al 4%. Investigadores están examinando métodos que pudieran disminuir los efectos tóxicos de los cigarros entre personas que no pueden o no tienen la voluntad de dejar de fumar, como reducir el número de cigarros fumados al día.

Dos estudios británicos analizaron cuidadosamente numerosos estudios diseñados para disminuir el consumo de cigarros entre fumadores con la ayuda de terapia de reemplazo de nicotina (NRT). Sus resultados, en la edición del 18 de julio de 2007 en Cochrane Database of Systematic Reviews 2007, mostraron que los fumadores que usaron NRT fueron dos veces más propensos a disminuir su consumo diario de cigarros en un 50% y más propensos a dejar de fumar, que aquellos que recibieron placebo. Sin embargo, pocos fumadores mantuvieron la reducción en el consumo de cigarros con el paso del tiempo, y los niveles sanguíneos de monóxido de carbono no descendieron considerablemente.

Acerca del Estudio

Investigadores británicos registraron the Cochrane Tobacco Addiction Group Specialised Register para estudios controlados diseñados para ayudar a los fumadores a disminuir (pero no dejar) el consumo de cigarros. La información de ocho estudios que usaron NRT para reducir el tabaquismo fue analizada junta. Investigadores compararon el número de cigarros fumados al día, los niveles sanguíneos de monóxido de carbono (un biomarcador para la exposición al tabaco), y los índices de dejar de fumar entre los grupos que recibieron NRT y aquellos que no lo hicieron.

Entre los 3,273 fumadores en el meta-análisis, aquellos que usaron NRT fueron dos veces más propensos a disminuir su consumo diario de cigarros en un 50% que aquellos que recibieron placebo. Sin embargo, pocos fumadores mantuvieron este nivel más bajo de fumar con el paso del tiempo. Los niveles de monóxido de carbono fueron más bajos con la NRT, aunque no tan considerablemente, haciendo que los beneficios a largo plazo de la reducción de cigarros no estén claros. La NRT también incrementó el índice de dejar de fumar, del 1%-3% en los grupos de placebo al 6%-9% en los grupos de NRT.

Estos resultados están limitados por los diferentes métodos usados en los ocho estudios. Además, medir el número de cigarros podría no ser un verdadero marcador de exposición a toxinas ya que no cuenta el posible "tabaquismo compensatorio" en el cual un fumador se esfuerza por obtener la cantidad máxima de nicotina de cada cigarro.

¿Cómo le Afecta Esto?

¿Valen la pena los esfuerzos para dejar de fumar? Sí, pero la reducción en el consumo de cigarros debería verse como un medio hacia un fin (el dejar de fumar por completo) no un fin en sí mismo. La carga para la salud que tiene el tabaquismo es demasiado grande y los beneficios de dejar de fumar son demasiado pequeños para hacer a la reducción en el consumo de cigarros un punto final satisfactorio. Además, los pequeños cambios en los niveles de monóxido de carbono en este estudio sugieren que reducir el consumo de cigarros al día podría no ser suficiente para producir mejorías para la salud clínicamente significativas.

La adherencia de una adicción a la nicotina es demasiado fuerte y romper esta adherencia no es sencillo. Existen muchos métodos disponibles para ayudar a los fumadores a dejar de hacerlo, incluyendo la NRT, medicamentos por prescripción, y grupos de apoyo. Si usted fuma, hable con su médico acerca de empezar con el método que sea adecuado para usted.