Definición

Xantoma es una condición en la que se forman depósitos de grasa debajo de la piel. Pueden tener el tamaño de más de tres pulgadas o pueden ser muy pequeños. Los xantomas no son dolorosos o peligrosos, pero pueden ser desfigurantes cosméticamente. Los xantomas pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero se encuentran con más frecuencia en los codos, articulaciones, tendones, rodillas, manos, pies, y glúteos.

Xantelasma es una forma de xantoma que aparece sobre los párpados.

Causas

El xantoma típicamente es causado por:

  • Niveles elevados de lípidos (grasas) en la sangre
  • Trastornos metabólicos, incluyendo:
    • Diabetes
    • Biliar primaria cirrosis
    • Algunos tipos de cáncer
    • Trastornos metabólicos heredados como hipercolesterolemia familiar (altos niveles de colesterol en la sangre)

Aunque el xantelasma puede estar relacionado con niveles altos de triglicéridos y colesterol, es posible que se manifieste sin que el paciente presente problemas de colesterol.

Factores de riesgo

Un factor de riesgo es aquello que incrementa su probabilidad de contraer una enfermedad o condición.

Los siguientes factores incrementan su probabilidad de desarrollar xantoma:

  • Tener un trastorno metabólico mencionado anteriormente
  • Tener niveles extremadamente altos de triglicéridos o colesterol
  • Envejecimiento
Síntomas

Los síntomas más comunes de xantoma son:

  • Abultamientos debajo de la piel
  • Lesiones cutáneas que:
    • Tengan muchas formas diferentes
    • Sean amarillas a anaranjadas
    • Tengan bordes bien definidos
Diagnóstico

Por lo general, el xantoma se diagnostica al examinar los crecimientos cutáneos, pero una biopsia del tejido confirmará un depósito de grasa.

Biopsia de la Piel

Biopsia de piel

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Es posible que se determine el perfil lipídico en sangre y que se realice otro tipo de pruebas para determinar la afección subyacente que provoca la manifestación de los xantomas.

Tratamiento

Tratar un xantoma consiste en tratar y controlar las condiciones subyacentes de salud que causan que se desarrolle el depósito de grasa. Un mejor control de los trastornos metabólicos que pueden conllevar a xantoma puede reducir que ocurra.

Los xantomas pueden ser sensibles, causar comezón, y ser dolorosos. Los xantomas pueden reaparecer después del tratamiento.

Otras opciones de tratamiento para xantomas incluyen:

Cirugía

Se puede usar cirugía para retirar los depósitos de grasa. Sin embargo, incluso después que se retira quirúrgicamente un xantoma, puede volver a aparecer.

Láser

Se puede realizar cirugía con láser con láser CO2, láser de pulso-tinte, o láser Erbium-YAG.

Químico

También se puede usar tratamiento con ácido tricloroacético para tratar los xantomas.

Prevención

Para ayudar a reducir sus probabilidades de tener xantomas, siga estos pasos:

  • Mantenga los lípidos y colesterol sanguíneos en un nivel saludable
  • Mantenga bien controlados los trastornos metabólicos