Evidencia cada vez más grande sugiere que varias formas del suplemento L-carnitina podrían mejorar la función espermática y por lo tanto ayudar en la infertilidad masculina.

Por ejemplo, en un estudio doble ciego, 60 hombres con función espermática anormal recibieron ya sea placebo o una mezcla de dos formas de carnitina (L-carnitina y acetil-L-carnitina) durante seis meses. Los resultados mostraron una mejoría significativa en la función espermática en el grupo tratado en comparación con el grupo de placebo. Otro estudio encontró beneficios con la L-carnitina tomada sola.

Un artículo publicado en el 2007 revisó toda la evidencia actual con respecto a la terapia de carnitina para la infertilidad masculina. Su conclusión: la L-carnitina, sola o en combinación con acetil-L-carnitina, puede fomentar la función espermática y por lo tanto mejorar la infertilidad masculina.

Para obtener más información, incluyendo dosis y temas de seguridad, vea el artículo completo sobre carnitina.