mythbuster graphic El hipo es un molesto reflejo que ocurre cuando el diafragma (la pared muscular entre el pecho y el abdomen) tiene espasmos de manera involuntaria. Llega aire repentinamente dentro de los pulmones causando que las cuerdas vocales se cierren rápidamente, y por lo tanto causando el ruido "hic". El hipo se puede desencadenar por algunos alimentos, bebidas, enfermedades, o acciones, pero con frecuencia ocurre y se resuelve de manera espontánea.

Los científicos no están seguros por qué nos da hipo, y han realizado unos cuantos estudios para investigar los numerosos remedios caseros sugeridos para el hipo. Aunque no hay una manera segura para deshacerse del hipo, casi todas las personas tienen un remedio casero favorito que están convencidos que es efectivo.

Remedios para el Hipo

La mayoría de los remedios populares para el hipo aparentemente funcionan al intentar "distraer" o estimular al nervio vago (el cual conecta al cerebro con el abdomen) con otra sensación. Otros pueden funcionar al interferir con los niveles de dióxido de carbono en la sangre, lo cual también provoca que el cerebro se enfoque en asuntos más importantes que el hipo.

En cualquier caso, la mayoría de los remedios para el hipo distraen a su mente del hipo, y algunos cínicos piensan que en el tiempo que se tarda para preparar y administrar el remedio, el hipo se habrá detenido por sí mismo. Cualquiera que sea la razón, muchas personas tienen fe ciega en al menos uno de los siguientes métodos, los cuales no están bien soportados por evidencia científica:

Prevención del Hipo: Evitar Malestares Digestivos
  • Vaya Más Despacio: El nervio vago (el cual controla el hipo) puede ser desencadenado por comer demasiado rápido y no masticar cuidadosamente sus alimentos, causando que quede aire atrapado entre las piezas de comida.
  • No Comer En Exceso: A muchas personas les da hipo después de comer muchos alimentos. Algunos especialistas creen que el hipo es la manera en la que su cuerpo le dice que deje de comer.
  • Evitar Alimentos Calientes o Picantes: Con frecuencia estos alimentos irritan el recubrimiento de su estómago y algunas veces causa que se filtre ácido dentro del esófago, lo cual puede causar hipo.
  • No Tomar Cantidades Excesivas de Alcohol: El alcohol, como los alimentos picantes, irrita el recubrimiento del esófago y estómago. Además, grandes tragos de alcohol causan que el esófago se expanda rápidamente, y también da como resultado tragar aire. Todos estos factores pueden contribuir al hipo.
Cura para el Hipo: Técnicas de Distracción o de Alteración
  • Dejar que se disuelva una cucharada de azúcar en su lengua, hacer cosquillas en el paladar con un hisopo, o taparse los oídos con los dedos, estimula las ramas del nervio vago, y la sobrecarga en otras terminaciones del nervio vago puede ponerle un alto al hipo.
  • Ser asustado puede abrumar repentinamente al nervio vago.
  • Contar al revés desde el 100 requiere concentración, lo cual puede desviar la atención de su cerebro al hipo.
  • Beber agua mientras mantiene posiciones corporales incómodas, como inclinarse sobre un lavabo y voltear su cabeza al revés mientras bebe de la llave, puede distraer a su cerebro del hipo.
  • Sostener brevemente su respiración, y luego tragar el aire unas cuantas veces puede alterar el ciclo del hipo. ¡Estornudar puede tener un efecto similar!
  • Mantener su respiración el mayor tiempo posible, inflar un globo, o respirar dentro de una bolsa de papel incrementa la cantidad de dióxido de carbono en su torrente sanguíneo. La teoría detrás de tales acciones es que su cerebro se concentrará en deshacerse del dióxido de carbono debido a que habrá incrementado su riesgo de desmayarse, y una vez más, cambiará su atención al hipo.
Remedios para Bebés
  • Succionar, lo que incluye amamantar o succionar un chupón, con frecuencia ayuda a los bebés a deshacerse del hipo.
  • Eructar también es un método común, con frecuencia efectivo, tal vez porque el ciclo del hipo es interrumpido o el cerebro del bebé está "distraído".
Conclusión

Las curas para el hipo persistente, el cual dura unos cuantos días o más, se investigan más minuciosamente que los rápidos remedios caseros porque a diferencia de un caso normal de hipo, el hipo persistente puede tener graves implicaciones para la salud. Con frecuencia, un masaje suave y cuidadoso o estimulación del velo del paladar o la arteria carótida del paciente en el cuello, detendrán el hipo. También hay medicamentos disponibles, pero unos cuantos pueden garantizar éxito. Sólo uno (clorpromazina) está reconocido por ser generalmente efectivo; sin embargo, tiene muchos efectos secundarios.

Rara vez los médicos observan un caso de hipo como un asunto grave, ya que la mayoría desaparece por sí solo o se "cura" por remedios caseros. Así que si su método personal parece funcionar, ¡quédese con él!