imagen de HCA para servicios de salud mentalLos trastornos mentales, que alteran profundamente el pensamiento, estado de ánimo, la capacidad para relacionarse con otros y la capacidad de lidiar con las exigencias de la vida de las personas, son comunes en todo el mundo. Algunas enfermedades mentales son tan graves que requieren tratamiento, ya que generan problemas que impiden que las personas que padecen la enfermedad mental disfruten su vida.

Si bien los tratamientos de enfermedades mentales actualmente son eficaces, todavía hay personas con trastornos mentales diagnosticables que no buscan tratamiento. El estigma que rodean a los tratamientos de la salud mental y el costo de los mismos se cuentan entre las barreras que desalienta el que las personas busquen atención.

Si las personas con un trastorno mental consiguen el tratamiento que necesitan, especialmente si esto sucede temprano, muchos se recuperarán completamente de su enfermedad o serán capaces de controlar sus síntomas de manera exitosa. A continuación encontrará una revisión de opciones de servicio y tratamiento, que están disponibles para ayudarle a usted o alguien a quien conozca y que padezca un trastorno de la salud mental, para que comience a actuar cuanto antes.

A dónde ir por ayuda

Aunque los trastornos de la salud mental pueden ser debilitantes, existe esperanza para aquellos que sufren de ellos. Primero, es importante que sea capaz de reconocer los síntomas de una enfermedad mental. Algunas de las manifestaciones más comunes e inhabilitantes que hay que buscar son:

  • Sentir que su vida carece de esperanza y que no vale nada
  • Querer terminar con su vida
  • Sentirse ansioso
  • Tener miedo de cosas comunes
  • Estar muy tembloroso, nervioso, continuamente molesto e irritable
  • Hacer las cosas una y otra vez
  • Escuchar voces en su cabeza o ver cosas que usted sabe que no existen
  • Sentir que quiere herirse físicamente

Si usted cree que quizás necesite de ayuda (particularmente si sus sensaciones y experiencias son abrumadoras), existe lugares a los cuales puede dirigirse y cosas que puede hacer para facilitar la situación. La Administración de Salud Mental y Abuso de Sustancias de los EE. UU. (SAMHSA, por sus siglas en inglés) recomienda que usted:

  • Haga una cita con su médico, o con otro proveedor de servicios para la salud, o con una agencia de la salud mental. Si sus síntomas lo hacen un peligro para usted mismo o para alguien más, insista en un cuidado y tratamiento inmediatos. Quizás sea necesario que un pariente o un amigo haga esto por usted si es que sus síntomas son demasiados severos.
  • Pídales a sus amigos y miembros de la familia que se turnen para permanecer con usted hasta que se sienta mejor. Después hablen, jueguen cartas, vean una película divertida juntos, escuchen música. Haga cosas que lo mantengan alejado de sentirse peor y que quizás le brinden algún alivio.
  • Haga algunas cosas simples que usualmente disfruta como leer un buen libro, ver una bella pintura, jugar con su mascota o escribir en su diario.

Para obtener más información acerca de las fuentes que están disponibles en su comunidad, un buen lugar para comenzar es el Mental Health Services Locator (Localizador de Servicios de Salud Mental) de la SAMHSA, el cual le permite encontrar aquellas que se encuentren disponibles en su estado. Además, usted quizás quiera contactar a su centro local para la salud mental (el National Council for Community Behavioral Health Care puede ayudarle a localizar un centro comunitario para la salud mental en su área) o una que esté afiliada a la organización nacional de auto ayuda (como la National Alliance for the Mentally Ill o el National Empowerment Center), la cual le comentará acerca de los servicios diseñados para satisfacer sus necesidades específicas.

Puntos que se deben recordar

Las enfermedades mentales pueden afectar a personas de cualquier edad, raza, religión o ingreso económico. Dichas enfermedades no son causadas por debilidad, falta de carácter o una inteligencia pobre. A pesar de esto, persiste la estigmatización de las personas con trastornos mentales. No deje que esto le impida buscar el cuidado que necesita. Las consecuencias para las personas con un trastorno para la salud mental que fracasan en conseguir tratamiento incluyen discapacidad, desempleo, abuso de sustancia, indigencia, encarcelación inadecuada o suicidio. Entre más pronto consiga ayuda, más pronto se sentirá mejor.

Opciones de tratamiento: un breve resumen

Muchas condiciones de la salud mental pueden tratarse de manera eficaz con una terapia o con una combinación de las que se listan a continuación.

Psicoterapia

La psicoterapia (o la "terapia de diálogo") es un proceso de aprendizaje en el cual los profesionales de la salud mental ayudan a los individuos que tienen trastornos de la salud mental a través del intercambio de comunicación verbal. Algunos tipos de psicoterapia incluyen:

  • Psicodinámica: el rol del pasado en moldear el presente se enfatiza para intentar entender la conducta de una persona (cómo las personas actúan y se sienten, incluida la influencia de personas de las que no estén conscientes).
  • Conductual: este tipo de terapia se enfoca en patrones actuales de conducta del paciente en lugar de aquellos patrones previos de la conducta.
  • Terapia cognitivo conductual: esta es una mezcla de terapia conductual y terapia cognitiva. Se centra en cambiar el pensamiento y las acciones de una persona para que se adapte mejor y sea más sana.
  • Humanística: también conocida como terapia existencial, experimental o Gestalt, la terapia humanística se enfoca en la experiencia inmediata del cliente.
Terapias farmacológicas

Se pueden usar medicamentos para ayudar a tratar muchos trastornos mentales, como:

  • Antipsicóticos (neurolépticos)
  • Antidepresivos
  • Estimulantes
  • Estabilizadores del estado de ánimo
  • Anti ansiedad (ansiolíticos)

Si usted necesita una terapia farmacológica, su médico será capaz de determinar cuál tipo de medicamento es el adecuado para usted. En algunos casos severos, quizás se emplee la terapia electro convulsiva (ECT).

Métodos de pago

Existen varias opciones para pagar los servicios y tratamientos de salud mental.

Si usted cuenta con un seguro privado

Los planes de salud varían en términos de lo que cubren. Averigüe qué tratamientos y servicios cubre su plan o compare si es que usted está en proceso de elegir un plan. Si usted no está satisfecho con sus beneficios para la salud mental, considere hablar con su jefe de beneficios laborales o con un representante sindical para intentar mejorar su cobertura.

Si usted no cuenta con seguro o con un seguro de beneficios cortos

Existen varios recursos disponibles para las personas que no tienen seguro de salud:

  • Asistencia pública (para personas sin seguro). Incluye:
    • Medicare: programa de seguro federal para personas de 65 años y mayores y algunas personas menores de 65 años con discapacidades
    • Medicaid: programa de seguro federal y estatal que paga la asistencia sanitaria para los estadounidenses más pobres y vulnerables
  • Recursos comunitarios: los centros comunitarios para la salud mental ofrecen un rango de tratamiento y servicios de asesoría. Para las personas sin un seguro privado, generalmente se requiere que sean beneficiarios de la asistencia pública.
  • Asesoría pastoral: su iglesia o sinagoga quizás ofrezca asesoría, con frecuencia en una base de escala móvil.
  • Grupos de autoayuda: grupos que brindan a las personas la oportunidad de aprender, hablar y trabajar sobre sus problemas comunes. Generalmente son gratis y pueden encontrarse virtualmente en todas las comunidades.
  • Escala móvil: muchos consultorios privados ofrecen escalas móviles, así que muchos individuos con necesidades financieras aún pueden buscar ayuda. Siempre pregunte si tal arreglo está o no disponible.
Pedir ayuda no es algo fácil

Si siente que algo está mal, no dude en buscar ayuda. Quizás no sea fácil, pero valdrá la pena. Es probable que, con los tratamientos y servicios adecuados, usted sea capaz de controlar su trastorno de salud mental.