La salud y seguridad de sus hijos son de suma preocupación para usted. A medida que crecen, van a la escuela y salen a jugar y usted no siempre puede estar ahí para protegerlos. Naturalmente, le preocupa que lleguen a lastimarse. La mejor forma para calmar sus preocupaciones e incrementar la seguridad de su hijos es enseñándoles a ser peatones cautelosos y seguros.

Una de las mayores amenazas en cuestión de seguridad para los niños son los vehículos en movimiento. En el 2007, aproximadamente 14,000 niños menores de 14 años sufrieron lesiones (con más de 300 asesinados) en choques automovilísticos relacionados con peatones. La mayoría de estos choques se deben a un comportamiento de cruce peatonal poco seguro de los transeúntes. Enseñar a sus hijos sobre la seguridad peatonal a una edad joven puede ayudar a disminuir su riesgo de involucrarse en choques como peatón.

Los Niños de Educación Primaria Se Encuentran en Mayor Riesgo

Los niños de educación primaria se encuentran en mayor riesgo de involucrarse en choques vehículo-peatón debido a sus habilidades de desarrollo limitadas. Los niños en este grupo de edad:

  • Tienen un campo de visión que es 1/3 más estrecho que el de los adultos
  • Son incapaces de determinar la dirección de los sonidos
  • No pueden juzgar correctamente la velocidad o distancia de los vehículos en movimiento
  • Falta de la capacidad para entender cuánto tiempo y distancia se necesitan para que un vehículo se detenga
  • Sobreestiman sus capacidades
  • Se distraen con facilidad, teniendo la tendencia de enfocarse en algo a la vez, como una pelota y amigo
  • Se ocultan con facilidad en arbustos, coches estacionados, etc
  • Con frecuencia imitan una conducta inapropiada

¿Qué puede hacer para proteger a su hijo contra la lesión o muerte que es provocada por un accidente peatonal? A continuación se presentan algunas indicaciones para ayudar a hacerlo.

Consejos Generales de Seguridad
  • Nunca deje que los niños menores de 10 años de edad crucen solos la calle. La supervisión de los padres o de los adultos es esencial hasta que el niño desarrolle habilidades relacionadas con el tráfico y juicio apropiado.
  • Tome las manos de los niños pequeños cuando se encuentre cerca del tráfico.
  • Asegúrese de que los niños entren y salgan del coche en el lado de la acera.
  • Exija a los niños a usar ropa de material reflectante y lleve una linterna al amanecer y anochecer.
  • No deje que los niños jueguen en los siguientes lugares:
    • Entrada de las cocheras
    • Patios contiguos sin cercar
    • Calles
    • Estacionamientos
Enseñe a Su Hijo Habilidades de Tránsito
  • Primero, establezca límites para sus hijos pequeños. Muéstreles dónde puede jugar con seguridad y los límites más allá a los cuales no pueden ir. Haga que respeten sus reglas.
  • A medida que sus hijos crezcan, enséñeles reglas básicas para cruzar la calle con seguridad. Una de las mejores formas de hacer esto es caminar con ellos, demostrando y explicando la forma correcta de caminar cuando los acompañe.
  • Enseñe a los niños a caminar en el costado izquierdo del camino, frente al tráfico. Si las banquetas no están disponibles, deben caminar sobre el costado izquierdo lo más alejado posible del camino.
  • Ponga un buen ejemplo cada vez que cruce la calle con ellos. Los niños imitan lo que los adultos y adolescentes hacen con sólo verlo. Si usted camina entre los coches estacionados, cruza la calle con imprudencia o cruza la calle cuando las señales de tránsito indican lo contrario, probablemente sus hijos harán lo mismo.
  • Enseñe a sus hijos a detenerse en el borde de la calle, a mirar ambos costados de la calle otra vez y escuchar si se aproximan vehículos antes de cruzar la calle. Pregunte a los niños lo que ven y escuchan. Usted necesita determinar que saben lo que hay que buscar y no sólo a girar sus cabezas.
  • Se les debe enseñar a los niños a cruzar la calle al menos 10 pies frente de un autobús escolar. Deben esperar a los adultos en el mismo costado de la calle en la zona donde abordan y bajan del autobús escolar.

Intersecciones

  • Las intersecciones son más complejas. Enseñe a los niños a mirar sobre su costado para determinar la presencia de vehículos que podrían darse la vuelta mientras miran en ambos lados.
  • Dígales a los niños que incluso si existe una señal de alto o un semáforo, los conductores no siempre obedecen las reglas.
  • Instruya a los niños a esperar hasta que el vehículo se detenga antes de cruzar la calle.
  • Instruya a los niños que cuándo la luz del semáforo se ponga verde, deben verificar si los vehículos dan vuelta antes de cruzar la calle o cruce peatonal. Incluso si pueden ver a un conductor aproximarse, no significa que éste los ha visto.