Algunas personas que se han sometido a radioterapia desarrollan dermatitis por recuerdo de radiación (RRD) durante su tratamiento de quimioterapia. La piel en una zona que ha recibido radiación se vuelve roja, un tono desde claro a muy brillante. La piel puede ampollarse o pelarse, sensibilizarse e inflamarse. Esto puede parecerse a una quemadura solar grave, pero también pueden ser úlceras dolorosas. Puede aparecer semanas o meses después de la administración de la radiación.

No están claras las causas de la RRD. Si bien no es frecuente, la RRD aparece mayormente en personas que tienen:

  • Intervalos breves entre la radioterapia y la quimioterapia (usualmente, dos meses o menos)
  • Trastornos de la piel anteriores
  • Deficientes hábitos nutricionales
  • El tratamiento simultáneo contra el cáncer de la cabeza o del cuello con cetuximab

Ciertas condiciones de salud también pueden aumentar el riesgo. Estos incluyen lo siguiente:

¿Qué medidas puede tomar?

Si tiene síntomas de RRD, es importante que hable con el equipo de atención médica de inmediato. Si tiene una reacción cutánea grave, es posible que deba esperar hasta que la piel sane antes de reanudar la quimioterapia.

Para ayudar a que la piel sane, es posible que el médico recomiende tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINES) y corticosteroides. Además de los medicamentos, otras medidas que pueden ser beneficiosas incluyen:

  • Usar las cremas con esteroides recomendadas por el médico.
  • Usar lociones, humectantes o geles para calmar la irritación de la piel.
  • Evitar la exposición a los rayos solares ultravioletas. Si debe salir, utilizar filtro solar. Además, evitar camas solares, que pueden dañar aún más la piel.
  • Vestirse cómodamente con prendas hechas de fibras naturales, como el algodón.
  • Usar jabón suave para la piel.
  • Colocarse una compresa fría en la zona dolorida.
  • Evitar elementos irritantes, como perfumes o productos a base de alcohol.

La RRD no afecta a todas las personas que se someten a radioterapia y luego a quimioterapia. Si experimenta este efecto secundario, su equipo de atención médica puede ayudarlo a sanarse y a continuar con su tratamiento.