Si usted es como muchos pacientes con cáncer, el pensamiento de quimioterapia es más desalentador que el cáncer en sí mismo. Sin embargo, el tipo de efectos secundarios que usted tiene y lo severos que son, depende del tipo y dosis de quimioterapia que reciba y la manera en la que reaccione su cuerpo.

¿Qué Ocasiona Efectos Secundarios?

Muchos medicamentos anticancerígenos están hechos para matar células cancerosas que crecen rápidamente. Pero algunas células normales y saludables también podrían multiplicarse rápidamente, y la quimioterapia también puede afectar a estas células. Este daño a las células normales ocasiona efectos secundarios. Las células normales de rápido crecimiento más propensas a ser afectadas son las células sanguíneas que se forman en la médula ósea y las células en el tracto digestivo (boca, estómago, intestinos, esófago), sistema reproductivo (órganos sexuales) y folículos capilares. Algunos medicamentos anticancerígenos podrían afectar células de órganos vitales, como el corazón, riñones, vejiga, pulmones y sistema nervioso.

Usted podría no tener alguno de estos efectos secundarios o tener sólo unos cuantos. Antes de iniciar la quimioterapia, su médico discutirá los efectos secundarios que es más probable que experimente con los medicamentos que recibirá. Usted debería conocer todos los detalles sobre el tratamiento, incluyendo los medicamentos que recibirá y sus efectos secundarios antes de iniciar el tratamiento.

¿Cuánto Tiempo Duran los Efectos Secundarios?

La mayoría de efectos secundarios desaparecen gradualmente después de terminar el tratamiento, y las células sanas tienen una oportunidad para crecer normalmente. El tiempo que tarda en tener efectos secundarios depende de muchas cosas, incluyendo su salud en general y el tipo de quimioterapia que haya estado recibiendo.

La mayoría de personas no tienen problemas a largo plazo por la quimioterapia. Sin embargo, en algunas ocasiones, la quimioterapia puede provocar cambios permanentes o daño al corazón, pulmones, nervios, riñones, órganos reproductivos u otros órganos. Y ciertos tipos de quimioterapia podrían tener efectos retardados, como un segundo cáncer, que aparece muchos años más tarde. Pregunte a su médico acerca de las probabilidades de algún efecto serio a largo plazo que pueda ser el resultado del tratamiento que está recibiendo (pero recuerde ponderar sus preocupaciones con la amenaza inmediata de su cáncer).

Ha habido un gran avance en la prevención y tratamiento de algunos efectos secundarios comunes, raros y serios de la quimioterapia. Muchos nuevos medicamentos y métodos de tratamiento destruyen al cáncer de manera más efectiva mientras que causan menos daño a las células sanas del cuerpo.

Los efectos secundarios de la quimioterapia pueden ser desagradables, pero deben evaluarse a la vez con la capacidad del tratamiento para destruir el cáncer. Los medicamentos pueden ayudar a prevenir algunos efectos secundarios como la náusea. Algunas veces, las personas que reciben quimioterapia se desaniman sobre la duración de tiempo que está tomando su tratamiento o los efectos secundarios que están experimentando. Si esto le sucede, hable con su médico o enfermera. Ellos podrían sugerir maneras para reducir los efectos secundarios o hacer que sea más fácil lidiar con ellos.