El citalopram (Celexa) se usa ampliamente en los Estados Unidos. Este medicamento tiene aprobación de la Dirección de Fármacos y Alimentos (FDA) para el tratamiento de la depresión. Algunos médicos también pueden recetar el citalopram para tratar otras afecciones psiquiátricas. Aunque Celexa es eficaz para tratar la depresión, se ha relacionado con problemas sexuales.

Cómo funciona el citalopram

El citalopram es uno de una clase de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina o ISRS. Estos medicamentos funcionan al incrementar la actividad del químico cerebral serotonina, que ayuda a regular el estado de ánimo.

Otros medicamentos de esta clase (ISRS):
Posibles efectos sexuales secundarios asociados con el citalopram

Los hombres o mujeres podrían experimentar efectos sexuales secundarios, como:

  • Reducción del apetito sexual
  • Dificultad con la excitación sexual
  • Dificultad para alcanzar el orgasmo o incapacidad para alcanzar el orgasmo
  • Disfunción eréctil en los hombres
  • Eyaculación retardada
Cómo puede afectar este medicamento el funcionamiento sexual

Aún no está claro cómo los ISRS afectan el funcionamiento sexual. Se cree que los efectos están relacionados con el aumento en el nivel de serotonina, que podría afectar los centros de reflejo sexuales.

Opciones de tratamiento

Existe un número de opciones de tratamientos alternativos disponibles si no está satisfecho con su funcionamiento sexual mientras toma citalopram. Pero es importante primero hablar con el médico sobre sus preocupaciones. Si bien analizar su funcionamiento sexual puede ser muy difícil e incómodo, es importante que hable con el médico sobre esto. Nunca haga ningún cambio en su régimen de medicamentos ni comience a tomar nuevos medicamentos o suplementos de hierbas sin el conocimiento y la aprobación del médico. A continuación, se presentan algunas posibilidades que podría probar si usted y el médico lo deciden:

Tenga paciencia

Conforme se ajuste a su nuevo medicamento, los efectos sexuales secundarios podrían desaparecer.

Disminuya la dosis

Es posible que esta táctica funcione, pero conlleva el riesgo de una recaída de la depresión. Nunca cambie su dosis sin consultar primero con su médico.

Cambie de medicamentos

Puesto que la respuesta médica a los ISRS puede variar de una persona a otra, su médico considerará la gravedad de su depresión o trastorno así como también su respuesta al medicamento antes de cambiar a otro. Cuando el cambio sea adecuado, algunas opciones incluyen:

  • Bupropión (Wellbutrin): Este medicamento antidepresivo no afecta la serotonina. Es menos probable que los ISRS usados comúnmente provoquen disfunción sexual y es posible que en realidad tengan efectos que ayudan a la sexualidad. El bupropión se utiliza para tratar el trastorno depresivo grave y el trastorno afectivo estacional. No se recomienda para personas con trastornos alimenticios o trastornos convulsivos.
  • Nefazodona: Este medicamento afecta la serotonina, pero no de la misma manera que los ISRS. Puede usarse para tratar la depresión y provoca menos efectos sexuales secundarios. Uno de sus efectos adversos más complejos es la sedación.
  • Mirtazapina (Remeron): Este medicamento es similar a la nefazodona en su efecto sobre la depresión y la función sexual. También puede causar sedación.
Intente un antídoto

Esto implica mantener su nivel actual de citalopram, mientras agrega un segundo medicamento para compensar los efectos sexuales secundarios. Por lo general, esta opción es menos recomendable debido a que los antídotos frecuentemente tienen sus propios efectos secundarios y podrían interactuar de manera adversa con el medicamento primario que está tomando. El sildenafil (Viagra) y los medicamentos relacionados pueden ser útiles para hombres que padecen los efectos secundarios de los ISRS. Se han utilizado otros medicamentos como el bupropión y la amantadina pero, en los estudios realizados, no se ha comprobado que sean benéficos.

Tómese unos días de descanso de los medicamentos

Esto implica tomar su dosis matinal usual de los jueves y luego no tomar nada hasta el mediodía del domingo, momento en el que debe reanudar su cronograma anterior.

Con esta técnica, existe el riesgo de que pueda sentirse suficientemente bien durante el corto período sin medicamentos y descontinúe su medicamento por completo, lo cual podría originar una recaída. Asimismo, existe el riesgo de experimentar algunos síntomas de abstinencia por dejar de tomar abruptamente el medicamento. Asegúrese de analizar esta opción con su médico antes de probarla.

Suplementos de hierbas

La eficacia de los suplementos de hierbas para tratar los efectos sexuales secundarios de los ISRS no está clara. También debe tener cuidado con productos herbales debido a que no están regulados estrictamente como lo están los medicamentos. Una hierba comúnmente usada para resolver la disfunción sexual asociada con los ISRS es la yohimbina. Se requieren más estudios para determinar la eficacia y seguridad de este remedio. Asegúrese de consultar con su médico antes de tomar hierbas o suplementos. Podrían generar una reacción con los medicamentos que toma actualmente.