El monitoreo es una parte esencial del tratamiento para diabetes tipo 1. Esto incluye lo siguiente:

Auto-monitoreo

Usted (o su hijo) debería revisar sus niveles de azúcar sanguínea antes de tomar insulina. Los niveles de azúcar sanguínea se pueden monitorear usando un equipo casero de monitoreo de glucosa sanguínea. Esto incluye un aparato especial para obtener una gota de sangre, la cual se examina después para revisar la glucosa. Su médico le mostrará cómo usar el equipo de monitoreo.

Para obtener la gota de sangre, usted podría usar:

  • Lanceta - un dispositivo puntiagudo desechable, que se inserta similar a una aguja
  • Dispositivo de lanceta - un dispositivo con resorte que se inserta en el dedo

La gota de sangre se aplica a una tira de examinación tratada químicamente. Algunas tiras se leen visualmente, para que usted compare la tira con una tabla a colores proporcionada para determinar el nivel de azúcar sanguínea. Pero con más frecuencia, usted o su hijo usarán un medidor de glucosa (un dispositivo que lee la tira de examinación y le da un valor numérico digital) para interpretar sus resultados.

Podría ser necesario examinar el azúcar sanguínea varias veces al día. Sin embargo, a usted o a su hijo se les podría pedir examinarse con más frecuencia. Trabaje con su médico para determinar cuál programa funciona mejor.

La mayoría de los equipos proporcionan un diario de registro para que usted pueda llevar la cuenta de sus resultados. Si no es así, su médico podría darle uno. Anote los resultados inmediatamente; es fácil olvidar el número. Siempre lleve su diario de registro consigo cuando usted o su hijo visiten al médico. Los niveles de glucosa sanguínea son un componente muy importante para el desarrollo del tratamiento y para monitorear el control.

Consideraciones Especiales

Un monitor de glucosa sanguínea se podría volver menos preciso con el tiempo. Asegúrese de examinar su monitor para saber su precisión al menos una vez al mes, o en cualquier momento que sospeche un problema. Revise las instrucciones del fabricante para averiguar cómo examinar el monitor.

Hemoglobina A1c (HbA1c)

La hemoglobina A1c (HbA1c), la cual mide la cantidad de hemoglobina glicada (GHb) en la sangre, le da una indicación de su nivel promedio de glucosa sanguínea en el transcurso de 2-3 meses. Esto se realiza en el consultorio de su médico y requiere sólo una muestra de sangre. A usted no se le pide que ayune antes de esta prueba.

Los resultados de los exámenes HbA1c se dan en porcentajes y se interpretan de la siguiente manera:

  • Menos del 7%: excelente control de su diabetes (Algunos expertos médicos creen que el control excelente requiere niveles por debajo del 6.5%.)
  • 7%: muy buen control
  • 8%: buen control
  • Mayor o igual a 9%: muy mal control

Nota: Para una persona sin diabetes, un HBA1c es del 4% al 6%.

Estudios muestran que las personas que mantienen nivles de HbA1c cerca del 7% son menos propensos a desarrollar complicaciones de la diabetes que las personas cuyos niveles de HbA1c son del 9% o más altos. Sin embargo, cualquier descenso en los niveles de A1c reduce el riesgo de complicaciones. Hable con su médico acerca de cómo fijarse objetivos específicos de HbA1c.

Examinación de Cetonas

A usted se le podría pedir que examine su orina para detectar cetonas. Las cetonas se producen cuando la diabetes está mal controlada y usted no está recibiendo suficiente insulina. En lugar de usar la glucosa para obtener energía, el cuerpo metaboliza el exceso de grasas; un sub-producto de esto son las cetonas. Grandes cantidades de cetonas en el cuerpo pueden conllevar a una condición llamada cetoacidosis, la cual es dañina y requiere atención médica.

Cuando examine para detectar cetonas, es importante que usted siga las instrucciones con precisión. El equipo proporciona tiras de uso individual tratadas químicamente. Pase la tira a través del chorro de orina o colóquela en un contenedor de orina. Compare la tira con una tabla a colores proporcionada para determinar si hay cetonas presentes.

El mejor momento para realizar el examen es en la mañana antes de desayunar y en cualquier momento en el que su azúcar sanguínea esté por encima de 240 mg/dl en el examen de glucosa sanguínea.

Llame a su médico si usted tiene resultados positivos en el examen de cetonas.

Revisiones Regulares Con Especialistas

Debido a que la diabetes tipo 1 afecta a varios sistemas en el cuerpo, probablemente su médico lo canalizará con varios especialistas para ayudar a prevenir y/o controlar las complicaciones de esta enfermedad. Los especialistas probablemente incluirán a varios de los siguientes:

  • Endocrinólogo: un especialista en diabetes
  • Oftalmólogo: un especialista en los ojos

    En algunos estados, un optometrista está autorizado para administrar gotas para dilatar el ojo. Después que la diabetes ha estado presente durante aproximadamente diez años, todos los diabéticos deberían someterse a una examinación ocular dilatada anualmente por parte de un oftalmólogo u optometrista.

  • Podiatra: un especialista en los pies
  • Educador en el cuidado de la diabetes
  • Educador en alimentación para la diabetes
  • Fisiólogo del ejercicio
  • Trabajador social, psicólogo, u otro profesional en salud mental

Es importante la educación acerca de la diabetes. Los objetivos de los Estados Unidos para mejorar la salud de la población, Healthy People 2010, señalan que muy pocas personas diabéticas reciben educación sobre la diabetes y recomiendan que un principal objetivo en salud pública sea el incrementar la proporción de personas diabéticas que reciban educación formal sobre la diabetes.

Cuándo Contactar a Su Profesional en el Cuidado de la Salud

Si sus niveles de glucosa sanguínea están fuera del rango normal, reporte esto a su médico. Si esto sucede a menudo, usted (o su hijo) y su médico podrían tener que hacer un cambio en el plan del tratamiento. Además, si usted comienza a sentir algún nuevo síntoma, hable con su médico. Usted (o su hijo) podría necesitar una canalización con un especialista para recibir cuidado adicional.