Con la diabetes gestacional, el primer enfoque que tomará su médico es el control mediante cambios en el estilo de vida. Muchas mujeres han podido controlar exitosamente sus niveles de azúcar sanguínea al consumir una dieta cuidadosamente planeada y participar en un programa de ejercicio.

Indicaciones Generales

Consuma una Dieta Saludable

Una dieta balanceada nutricionalmente por sí sola algunas veces puede mantener sus niveles de azúcar sanguínea en el rango normal. Por lo general, éste es el primer método de tratamiento que intentará su médico. Para ayudar a planear sus alimentos, usted debería trabajar con un dietista registrado. Su médico o la delegación local de American Dietetic Association ( http://www.eatright.org/) pueden ayudarle a encontrar uno.

Cuando usted está embarazada, es importante consumir los alimentos adecuados para cubrir tanto sus necesidades nutricionales como las de su bebé. Pero si usted tiene diabetes gestacional, tiene un objetivo más; mantener su nivel de azúcar sanguínea lo más normal posible.

Durante el embarazo, su necesidad de calorías y proteínas incrementa. Y la mayoría de vitaminas y minerales también se necesitan en cantidades más grandes.

Los siguientes consejos están diseñados para ayudar a mantener su nivel de azúcar sanguínea dentro de un rango normal:

Limite el azúcar y alimentos altos en azúcar. - Los alimentos que generalmente contienen altas cantidades de azúcar incluyen galletas, tartas, pasteles, helado, refrescos, dulces, donas, y mermeladas. Existen muchas formas de azúcares usados en el proceso de alimentos; vea la etiqueta del alimento para buscar nombres como jarabe de maíz, jarabe de maíz alto en fructosa, miel, azúcar turbinado (también conocida como azúcar sin refinar o dura), melaza, y la mayoría de ingredientes que terminen en "osa"; como sucrosa y dextrosa.

Enfatice el uso de carbohidratos complejos. - Ejemplos de carbohidratos complejos son verduras, cereal, granos, frijoles, guisantes, y otros alimentos almidonados.

Enfatice alimentos altos en fibra dietética. - Los alimentos con alto contenido de fibra incluyen cereales y panes de granos enteros, frutas, verduras, y leguminosas.

Mantenga su dieta baja en grasa. - Se necesita algo de grasa para proporcionarle a su bebé en desarrollo los ácidos grasos esenciales necesarios para el crecimiento y para ayudarle a su cuerpo a absorber vitaminas solubles en grasa. Trate de evitar grasas saturadas, las cuales se encuentran en el tocino, mantequilla, crema, y quesos de leche entera, eligiendo en lugar de éstos, alimentos ricos en grasas insaturadas, como pescado, aceite de olivo, nueces, y aguacate; pero haciéndolo con moderación.

Incluya un bocadillo a la hora de acostarse. - Este bocadillo debería ser una buena fuente de proteínas y carbohidratos complejos. Esto ayudará a estabilizar su azúcar sanguínea toda la noche. Algunos ejemplos son:

  • 1 onza de queso bajo en grasa y 5 galletas saladas de trigo entero
  • 2-3 onzas de pollo (sin la piel) sobre pan de trigo entero
  • 3 tazas de palomitas de maíz sin mantequilla y 1/4 de taza de nueces

La mayoría de mujeres con diabetes gestacional necesitan tres comidas y un par de bocadillos, incluyendo un bocadillo a la hora de acostarse, cada día. Trate de no pasar largos periodos de tiempo sin comer (más de 5 horas). Trabajar con un dietista registrado es la mejor manera para desarrollar un plan alimenticio que sea adecuado para usted.

Haga Ejercicio Regularmente

Un programa diario de ejercicio es una parte importante de un embarazo saludable. Para mujeres con diabetes gestacional, esto es especialmente importante. El ejercicio regular incrementa la eficiencia de la insulina propia de su cuerpo. Además, puede ayudarle a mantener un peso saludable durante su embarazo.

Antes de comenzar un programa de ejercicio, es muy importante que usted lo discuta con su médico.

Algunos Consejos:

Elija ejercicios que no requieran que su cuerpo cargue peso adicional. Buenos ejemplos son:

  • Natación
  • Ciclismo estacionario
  • Caminata
  • Aeróbicos de bajo impacto
  • Yoga

Tenga cuidado de evitar deportes de contacto o deportes vigorosos, o cualquier ejercicio que incremente su riesgo de caídas o lesión. También es importante evitar calentarse demasiado; si su temperatura corporal se eleva demasiado, puede ser peligroso para su bebé. Además, beba abundantes líquidos, incluso si no tiene sed.

El ejercicio frecuente, de 4 a 5 días a la semana, es necesario para tener un efecto sobre su nivel de azúcar sanguínea. Comience con un calentamiento de 5 a 10 minutos y siempre termine con un enfriamiento de 5 a 10 minutos.

Deje de hacer ejercicio si usted experimenta:

  • Dolor
  • Mareos
  • Falta de aliento
  • Desmayo
  • Palpitaciones
  • Dolor en la espalda o pelvis
  • Sangrado vaginal

Cuándo Contactar a Su Médico

Contacte a su médico si usted experimenta cualquiera de lo siguiente:

  • Dolor
  • Sangrado vaginal
  • Falta de aliento
  • Palpitaciones
  • Síntomas de baja azúcar sanguínea, incluyendo:
    • Sensación de ansiedad, nerviosismo, inestabilidad
    • Cambio en el comportamiento similar a estar ebrio, arrastrar las palabras
    • Visión borrosa
    • Sudor frío
    • Confusión, dificultad para concentrarse
    • Somnolencia
    • Latidos cardiacos rápidos
    • Dolor de cabeza
    • Náusea