Aunque no hay cura para el eczema, existen varios cambios en el estilo de vida que puede hacer para ayudarle a controlar los síntomas de eczema.

Indicaciones Generales para Controlar el Eczema

Consejos generales para minimizar los síntomas y ayudar a prevenir brotes incluyen los siguientes:

Cuide Su Piel

El cuidado cutáneo constante es uno de los métodos más críticos para el tratamiento y prevención de los brotes de eczema. Cuidar de su piel no sólo le ayudará a prevenir brotes de eczema, sino que también podría ayudar a prevenir infecciones cutáneas bacterianas comunes en personas con eczema.

Los médicos recomiendan que usted establezca una rutina diaria para cuidar su piel. Esto incluye:

  • Tome baños breves en tina o en regadera; no más de 10-15 minutos. No se remoje en el agua durante periodos prolongados de tiempo.
  • Evite extremos en la temperatura del agua al bañarse; es mejor el agua tibia.
  • Limite su uso de jabón, o pruebe en su lugar los limpiadores sin jabón.
  • Dé palmaditas suavemente sobre su piel al secarse, no se frote fuertemente.
  • Aplique emolientes o humectantes inmediatamente después de bañarse. Las cremas y ungüentos funcionan mejor. Por lo general, las lociones son a base de agua o alcohol y no son tan efectivas para la humectación.
  • Elija limpiadores y humectantes que no tengan fragancia.
Evite Irritantes Cutáneos Comunes

Los brotes de eczema con frecuencia son causados por exposición de la piel a irritantes como:

  • Jabones o detergentes
  • Solventes o químicos
  • Pintura
  • Blanqueador
  • Tejidos de lana o sintéticos
  • Astringentes cutáneos u otros productos para el cuidado de la piel que contengan alcohol
  • Cosméticos o fragancias
Mantenga una Temperatura Constante

Proteja su piel al mantener temperaturas frescas, estables, y niveles promedio de humedad. Evite condiciones de clima frío y seco, y minimice la exposición a la intemperie durante el clima frío. Use ropa que cubra y proteja su piel lo más posible, e hidrate la piel con humectantes después de la exposición.

También evite condiciones en las que sea expuesto a exceso de humedad, como baños de vapor y jacuzzis o cuando suda después del ejercicio vigoroso.

Limite la Exposición a Alérgenos

Debido a que existen muchos alérgenos que podrían desencadenar eczema, es casi imposible eliminar por completo todos los alérgenos de su entorno. Sin embargo, existen muchas cosas que puede hacer para ayudar a reducir los alérgenos y minimizar su exposición a desencadenantes alérgicos. Por ejemplo, para limitar su exposición a polvo, caspa de animales, moho, y plagas, mantenga su casa y entorno de trabajo limpios y secos.

Reconozca y Limite el Estrés Emocional

Se recomienda fuertemente mantener un equilibrio emocional y evitar el estrés, ya que el estrés es un fuerte factor desencadenante de brotes de eczema. Si usted necesita apoyo o ayuda para reducir el estrés, podría intentar algunas de las siguientes técnicas:

  • Asesoría
  • Clases para el control de estrés
  • Técnicas de relajación
  • Ejercicios de respiración
  • Meditación
  • Yoga
No se Rasque o Frote

Las personas con eczema parecen ser más sensibles a tener comezón y a sentir la necesidad de rascarse durante más tiempo a raíz de esto. Con frecuencia, esto genera un "ciclo de comezón-rascarse"; la piel siente escozor, la persona se rasca, y la piel se vuelve incluso con más comezón. Este patrón de rascarse afectará la reacción de su piel y sus patrones de curación, algunas veces provocando una piel gruesa y correosa debido a rascarse excesivamente. Mantenga su piel humectada para minimizar la irritación, y trate de no rascarse o frotarse cada vez que sea posible. Pregunte a su médico acerca de medicinas para aliviar la comezón.

Cuándo Contactar a Su Médico

Si sus síntomas se vuelven notablemente peores, o no están respondiendo a los cambios en el estilo de vida o al tratamiento prescrito, notifíqueselo a su médico.