Los ávidos aficionados del deporte tiemblan durante las tormentas de nieve y se asan bajo el sol caliente para alentar a sus equipos. Esa dedicación es genial para los atletas, pero ¿cómo afecta a las personas de las tribunas?

Ventajas y desventajas de ganar y perder

Los fanáticos extremistas del deporte alientan a sus equipos durante los buenos y los malos tiempos. Ofrece a los fanáticos un sentido de camaradería y pertenencia, ya que conectan con los triunfos y las derrotas de su equipo favorito. Para algunos, una fuerte conexión a un equipo incluso puede afectar su autoestima.

Los humores después de juego tienden a ser muy predecibles. Durante la euforia de un triunfo, los fanáticos comparten la gloria, chocan las manos y, cuando se refieren al juego, dicen: “Ganamos”.

Los partidarios dedicados se enorgullecen de su lealtad, pero a veces el espíritu del equipo puede llevarse demasiado lejos. Para algunos fanáticos, el espíritu de equipo puede ser una excusa para el comportamiento violento. Por ejemplo, los disturbios de fanáticos después del triunfo de un equipo han plagado algunas ciudades de Estados Unidos, al igual que los estadios de fútbol europeo.

Cuando no ganan, los fanáticos desvían la culpa y dicen: “Perdieron”. Los que sienten una fuerte conexión al equipo tienden a sentirse enojados, molestos o deprimidos. Después de una derrota como esa, los fanáticos también pueden sufrir síntomas de depresión, como sentirse cansados, irritables y desesperanzados. Estos sentimientos también pueden producirse al final de la temporada, cuando los fanáticos ya no pueden contar con ver jugar a sus equipos.

Los efectos físicos de los deportes con espectadores

Alentar por un equipo tiene sus altibajos emocionales. Los deportes con espectadores también pueden tener como resultado problemas de salud para los que se involucran demasiado emocionalmente en un juego.

Algunos estudios han revelado que los fanáticos de deportes, en particular los hombres, tienen un riesgo incrementado de ataques cardíacos sin importar el resultado del juego. La inseguridad del juego da como consecuencia un aumento en el estrés, que, a su vez, ha llevado a mayor cantidad de hospitalizaciones durante algunos juegos de campeonato.

Reducción del riesgo

Hay factores de estilo de vida que quizás deba cambiar para mejorar el bienestar físico y mental mientras alienta, alienta y alienta por el equipo local. Considere los siguientes consejos:

  • Beba con moderación. El alcohol actúa como un depresivo y puede hacerlo sentir peor cuando está mal.
  • Evitar las apuestas, que puede aumentar los niveles de estrés.
  • Hacer recesos frecuentes, especialmente si experimenta fuertes emociones.
  • Bajar el volumen del televisor. Reducir los niveles de ruido puede ayudar a calmarse si está alterado.
  • Hacer ejercicio para reducir los niveles de estrés antes del juego.
  • Evitar a los fanáticos que suelen exagerar y elegir mirar un juego con amigos que se alteran menos.
  • Elegir opciones de comida saludable.
  • Si fuma, consulte a su médico cómo dejar de fumar.
  • Mantener rutinas de sueño normales.