La diabetes es una enfermedad crónica que a menudo requiere de varios cambios en el estilo de vida para controlarla. Además del medicamento, la dieta y el ejercicio, las nuevas terapias pueden estar surgiendo del campo de la medicina complementaria y alternativa.

Trece millones de estadounidenses o aproximadamente el 6% de la población, tiene diabetes, un trastorno del sistema endocrino, el cual está involucrado en el metabolismo de la comida y la regulación de la cantidad de glucosa en el flujo sanguíneo; referida como "azúcar en la sangre." Hay dos tipos de diabetes: la tipo 1 o diabetes insulino dependiente y el tipo 2 o diabetes insulino no dependiente.

La gente con diabetes tipo 1 normalmente se diagnostica de niños o de adultos jóvenes y deben inyectarse la hormona insulina porque su páncreas no produce insulina. La gente con diabetes tipo 2 tiene insulina pero sus cuerpos no la utilizan efectivamente. La diabetes tipo 2 es mucho más común y afecta mayormente a los adultos.

Hay medicamentos orales disponibles para ayudar a la gente con diabetes tipo 2 a controlar su azúcar en la sangre y algunas personas con este tipo de diabetes pueden requerir inyecciones de insulina. Además de la insulina y los medicamentos orales, la dieta personalizada y los programas de ejercicio son un componente clave para manejar tanto la diabetes tipo 1 como la tipo 2.

Ahora opciones adicionales para controlar la diabetes pueden estar surgiendo del mundo de la medicina complementaria y alternativa. Aquí está un resumen punto por punto de algunos de los descubrimientos de investigación interesantes.

El Ejercicio: No tiene que Ser Riguroso

Durante mucho tiempo, se ha sabido que el ejercicio ayuda a la gente con diabetes a reducir los niveles de azúcar en la sangre y a lograr y mantener un peso saludable. Un estudio confirmó esto, pero con dos giros inesperados.

Primero, esta prueba, conocida como el Nurses' Health Study, estudió mujeres, mientras que en la mayoría de las pruebas anteriores estudiaron la asociación entre el ejercicio y la diabetes en los hombres. Durante ocho años los investigadores siguieron a más de 70,000 mujeres que no tenían diabetes u otros problemas de salud, para ver cuántas desarrollarían diabetes durante ese tiempo y si el desarrollo de diabetes tenía algo que ver con la intensidad de la actividad física. Durante el estudio, 1419 mujeres desarrollaron diabetes. Las mujeres que fueron menos activas físicamente, fueron más propensas a desarrollar la enfermedad.

El segundo giro inesperado es que incluso el ejercicio moderado, particularmente caminar, tuvo un impacto positivo al bajar los niveles de azúcar en la sangre. Esto es muy importante porque caminar es una de las actividades disponibles más simples, que consume menor tiempo y es la más accesible. En el Nurses' Health Study, el 60% de las mujeres entrevistadas caminó al menos una hora a la semana, comparada con sólo el 6% que trotaba, 12% que nadaba, 30% que andaba en bicicleta y 5% que jugaba tenis.

La Fibra

La fibra dietética soluble en agua, tal como el psyllium, disminuye el azúcar en la sangre y los niveles de insulina después de comer. Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition intentó contestar la pregunta de si la fibra, específicamente el psyllium, provee un beneficio a la gente con diabetes tipo 2. Durante parte del estudio, los participantes se quedaron en casa en un entorno de pacientes hospitalizados donde la comida que ingerían fue controlada. Los azúcares en la sangre fueron más bajos en las personas que comían psyllium dos veces al día comparado con aquellos que recibieron un placebo. Pero, durante la parte del estudio dirigido en un entorno de pacientes externos del "mundo verdadero", no hubo diferencia entre grupos. Nuevas investigaciones prueban que el beneficio del psyllium u otras formas de fibra soluble es necesario, pero los resultados preliminares son de alguna manera intrigantes.

Las Hierbas

Los estudios científicos recientes han encontrado que los remedios herbales usados comúnmente (la sábila, el ginseng asiático (Panax ginseng), el ginseng estadounidense (Panax quinquefolius) y la canela) pueden ser útiles al bajar los niveles de azúcar en la sangre. Por ejemplo, en un estudio, 36 sujetos recibieron 100 ó 200 miligramos de ginseng asiático o un placebo todos los días durante ocho semanas. La gente que recibió ginseng experimentó una mejora importante en sus niveles de azúcar en la sangre. Otros dos estudios de doble ciego encontraron los beneficios con el ginseng estadounidense.

Los dos estudios de sábila, uno en el cual las personas con diabetes tipo 2 no estaban bajo ningún medicamento y el otro en el cual estaban bajo un medicamento usado para tratar los azúcares altos en la sangre, encontraron que los 114 participantes, aquellos que recibieron sábila redujeron su promedio de glucosa en la sangre de manera importante.

En un estudio de doble ciego en sesenta personas, el uso de canela en una dosis de un gramo o más diariamente, redujo los niveles de azúcar en la sangre del 18-29%

Biorretroalimentación y Relajación

La terapia de biorretroalimentación es un proceso en el cual el terapeuta usa un equipo especial para enseñar al paciente a controlar ciertas funciones fisiológicas que son consideradas involuntarias, tales como la temperatura, los latidos del corazón y la presión arterial. Pienso en ello como traer el inconsciente al consciente ayudando a la gente a darse cuenta de síntomas sutiles que indican estrés, ansiedad, agitación, etc., para que puedan aprender a controlar esas reacciones y se relajen.

Se ha tenido la teoría de que la terapia de biorretroalimentación podría ser útil para los diabéticos, debido a que los sucesos de la vida estresantes, la depresión y la ansiedad pueden subir el azúcar en la sangre en las personas con diabetes. Dos estudios de mediados de los 80s y principios de los 90s, sugieren que la terapia de biorretroalimentación semanal con prácticas de relajación caseras, llevan a un control mejorado de los azúcares en la sangre en las personas con diabetes tipo 1.

Pero un estudio publicado por el mismo grupo no encontró alguna correlación entre la retroalimentación biológica y la relajación diaria y el control mejorado de la diabetes. Los investigadores sí encontraron, sin embargo, que entre más deprimido o ansioso estaba un individuo, menos probable era que lograra beneficios clínicos de retroalimentación biológica.

¿Qué Significan Estos Estudios?

Lo más prometedor de estos estudios parece ser el ejercicio, el psyllium y los suplementos herbales. El Nurses' Health Study ofrece información con respecto a la importancia del ejercicio al prevenir la diabetes tipo 2 en las mujeres. Un hallazgo mayor fue que el estudio sugiere que el ejercicio moderado tiene suficiente beneficio para prevenir la diabetes y no se requiere el ejercicio riguroso.

El estudio de psyllium sólo produjo resultados positivos en un entorno controlado y poco natural, pero las pruebas adicionales pueden mostrar beneficio en un entorno de pacientes externos. Hasta entonces, se recomienda generalmente comer una dieta alta en fibra, rica en cereales integrales, frutas y verduras, sin agregar psyllium u otros suplementos de fibra soluble para controlar los azúcares en la sangre.

Los estudios de ginseng, canela y sábila son particularmente interesantes, pero se necesitan más estudios que evalúen la seguridad y eficacia de estas hierbas en las personas diabéticas.

Finalmente, la posibilidad de usar la biorretroalimentación u otras técnicas de relajación para controlar la diabetes es intrigante; quizás parte de la razón de las conclusiones contradictorias en los estudios que han sido realizados, es el pequeño número de sujetos en cada prueba. Estudios nuevos con mayor número de personas, pueden responder la pregunta de si los tratamientos de reducción de estrés ofrecen algún beneficio al controlar la diabetes. Pero parece de alguna manera intuitiva que la relajación, junto con una dieta apropiada y el ejercicio, afectarían positivamente la diabetes.