Definición

Las glándulas de Bartolino se localizan a ambos lados de la entrada de la vagina. Un quiste es una bolsa de líquido en el tejido que rodea a estas glándulas. Si el quiste se infecta, se lo denomina absceso de las glándulas de Bartolino.

Causas

Las glándulas de Bartolino producen el líquido que lubrica la vagina. Si las glándulas se obstruyen, el líquido puede retroceder y formar un quiste. A veces las bacterias o los virus pueden desarrollarse en este líquido y provocar una infección.

Factores de riesgo

Las mujeres con antecedentes de quistes tienen mayor probabilidad de desarrollar un quiste de las glándulas de Bartolino.

Las infecciones de transmisión sexual también pueden aumentar el riesgo de un quiste infectado.

Síntomas

Los síntomas pueden incluir lo siguiente:

  • Una protuberancia indolora o sensible en cualquiera de los lados de la abertura de la vagina
  • Una protuberancia que puede crecer en tamaño con el tiempo
  • Dolor en actividades como caminar o durante la relación sexual
Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Usted podría ser canalizado con un especialista.

Si se sospecha una infección, es posible que le hagan exámenes de líquidos y tejidos corporales. La muestra se puede enviar a cultivo o biopsia.

Tratamiento

Consulte con su médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Si no tiene síntomas, es posible que su médico quiera controlar la condición sin tratamiento. Los antibióticos son recomendables si existe una infección causada por bacterias. Los analgésicos pueden ayudar a controlar la incomodidad.

Si sus síntomas no mejoran, es posible que sea necesario realizar una cirugía. Los tres tipos de opciones quirúrgicas son:

Cateterismo

Se inserta un catéter en el quiste para permitir que drene el líquido. El catéter permanecerá colocado durante cuatro a seis semanas mientras drena el líquido del quiste.

Marsupialización

Si el cateterismo no resulta eficaz, puede practicarse una incisión en el quiste para permitir que drene el líquido. Se deja una pequeña abertura para permitir que el líquido continúe drenando.

Extracción de las glándulas

En algunos casos, se puede extraer la glándula, pero es menos habitual.

Prevención

No existe un modo conocido de prevenir el quiste de las glándulas de Bartolino.