Definición

La sarna es una infección de la piel causada por un pequeño ácaro.

Sarna

Imagen informativa de Nucleus

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La infección se origina cuando el ácaro hembra entra en la piel y deposita sus huevos. El ácaro no succiona la sangre ni transmite ninguna otra enfermedad más que la sarna entre los humanos.

La sarna es altamente contagiosa. Lo más frecuente es que se transmita de persona a persona a través de:

  • El contacto físico cercano y generalmente prolongado
  • Contacto sexual

La sarna también se puede transmitir de persona a persona al compartir:

  • Ropa
  • Toallas
  • Sábanas

También se puede contagiar la sarna de ciertos mamíferos, especialmente de los perros con sarna sarcóptica. La sarna de los perros es diferente a la sarna de los humanos y rara vez se transmite de una persona a otra.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que incrementan la probabilidad de contraer sarna son:

  • Edad: menor de 15 años y mayor de 65
  • Contacto sexual con nuevas o múltiples parejas
  • Contacto físico cercano con una persona que tiene sarna
  • Vivir en cuartos reducidos con otras personas (como en asilos o cuarteles militares)
  • Un sistema inmunitario debilitado
  • Contacto cercano con animales sarnosos
Síntomas

Los síntomas de la sarna incluyen:

  • Comezón intensa, que generalmente empeora por la noche
  • Ronchas rojas, granos o líneas en la piel

En casos más severos, el área infestada puede:

  • Parecer crujiente
  • Se infectan y secretan pus

La sarna rara vez afecta el rostro o la cabeza. Si bien cualquier otra área del cuerpo, o incluso el cuerpo completo, puede verse afectada, las áreas afectadas con más frecuencia son:

  • Manos, especialmente entre los dedos
  • Muñecas y codos
  • Los pies
  • Genitales y área púbica (especialmente en los hombres)
  • Glúteos
  • Alrededor de los pezones (especialmente en las mujeres)
  • Cintura
  • Abdomen y parte baja del abdomen
  • Áreas en las que la ropa está ajustada
  • Piel debajo de anillos, relojes o joyas
Diagnóstico

El doctor le preguntará acerca de sus síntomas e historial clínico. Se le realizará un examen físico. Aunque se puede diagnosticar la sarna basándose en estos pasos, es posible que el médico raspe la piel y examine la muestra bajo un microscopio para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento

Para evitar una reinfección después del tratamiento, es muy importante que limpie el ambiente en donde vive para extraer cualquier resto de sarna. Se tiene que lavar a fondo toda la ropa de cama y la vestimenta. Los otros miembros del hogar o la institución deben recibir tratamiento.

Crema de permetrina al 5%

La sarna generalmente se trata con crema de permetrina al 5%. Se aplica en la piel del cuello hacia abajo y se deja actuar entre ocho y doce horas, generalmente de un día a otro. El uso excesivo de este medicamento puede ser dañino, especialmente en bebés. Lea y siga las indicaciones cuidadosamente. Es mejor no repetir los tratamientos a menos que el médico le indique hacerlo.

Alerte a su médico si siguen apareciendo ronchas con comezón durante los días posteriores al tratamiento.

Alivio de la comezón

Después de un tratamiento exitoso, podrían pasar varias semanas antes de que la comezón desaparezca. Se puede aliviar la comezón de manera temporal con:

  • Antihistamínicos
  • Cremas de corticosteroides (Lotrisone)
  • Antihistamínicos y corticoesteroides
Medicamentos alternativos

Algunos casos más graves pueden tener una respuesta insuficiente a otros tratamientos. En estos casos, a veces se indica un medicamento oral llamado ivermectina (Stromectol). Se administra una dosis única que debe repetirse después de una semana.

Algunas cremas tópicas alternativas son crotamitón al 10% (Eurax) y lindano al 1%.

El lindano es un tratamiento de segunda línea. Debe administrarse solo a los pacientes que no pueden recibir otro tipo de medicamentos o que no responden a ellos. El lindano puede ser tóxico y debe utilizarse más de lo necesario. Siga las indicaciones que reciba.

Prevención

Para reducir el riesgo de padecer sarna, evite el contacto físico cercano con alguien que tenga sarna o un tipo de sarpullido no diagnosticado y no comparta con ellos:

  • Ropa
  • Toallas
  • Sábanas

Para prevenir el contagio de sarna entre personas:

  • Si comparte alojamiento con una persona infectada o tiene contacto físico con alguien infectado, considere realizarse el tratamiento aun si no tiene síntomas.
  • Lave toda la vestimenta, las toallas y la ropa de cama que puedan haberse infestado. Configure las temperaturas de lavado y secado en 140° F (60° C) o más. Los ácaros pueden vivir de dos a cinco días fuera del cuerpo humano. Probablemente son infecciosos durante parte o la totalidad de ese tiempo, especialmente a temperatura ambiente de 68º F (20º C) y más. Algunos expertos sugieren que los elementos que no se puedan limpiar fácilmente se pongan en "cuarentena". Esto se puede realizar al colocarlos en una bolsa plástica durante al menos tres días.
  • Intente evitar el contacto por varios días con elementos difíciles de limpiar o que no se pueden limpiar, como muebles tapizados. Consulte con el médico formas de lidiar con elementos domésticos que no se pueden limpiar.