En el cuerpo, peligrosas sustancias que existen naturalmente llamadas radicales libres, poseen un riesgo de daño a muchos tejidos. El cuerpo despliega un "sistema antioxidante de defensas" para contenerlos. El superóxido dimutasa (SOD, por sus siglas en inglés) es uno de los elementos más importantes de este sistema. Controla los niveles de un químico llamado "superóxido." El cuerpo produce superóxido para matar bacterias y para otros usos, pero niveles excesivos de superóxido pueden lesionar células saludables. El SOD convierte al superóxido en peróxido de hidrógeno. Después, otra enzima, catalasa, neutraliza el peróxido de hidrógeno.

Nutrientes como la vitamina C y la vitamina E también ayudan a neutralizar los radicales libres. En la década de 1990, dichos suplementos antioxidantes se promovían ampliamente para prevenir una variedad de enfermedades, incluyendo cáncer y enfermedades cardiacas. Durante este periodo, el SOD oral se volvió popular como un suplemento antioxidante complementario. Desafortunadamente, los resultados de varios estudios grandes tendieron a destruir estas esperanzas. En comparación con antioxidantes ordinarios, el SOD sufre las desventajas adicionales de ser costoso y mal absorbido cuando se toma oralmente.

Requerimientos/Fuentes

El SOD no es un nutriente esencial, y no se obtiene mediante los alimentos.

Dosis Terapéuticas

Cuando se toma oralmente, se absorbe poco o nulo SOD.1,2 Algunos productores anuncian una forma sublingual (debajo de la lengua) de SOD para evitar este problema. Sin embargo, no parece no haber alguna evidencia significativa de que el SOD se pueda absorber mejor de esta manera.

Evidencia débil insinúa que una forma de SOD en la que la sustancia es encapsulada en estructuras llamadas liposomas puede ser absorbible.1,3 No se conoce la dosis óptima, si es que la hay.

Usos Terapéuticos

Varios sitios web promueven el SOD para una amplia variedad de problemas de salud, desde prevenir el envejecimiento hasta aumentar el rendimiento deportivo. Sin embargo, como se mencionó anteriormente, los suplementos orales de SOD pueden ser inefectivos debido a su mala absorción.

Un poco de evidencia insinúa que las inyecciones de SOD pueden reducir la cicatrización causada por la radioterapia4-7 y también reducir los síntomas de osteoartritis.8

El SOD aplicado directamente en las heridas puede fomentar la curación de heridas, según experimentos en animales.9

En estudios de probeta y estudios en animales, se ha usado la manipulación genética para incrementar los niveles de SOD, con la esperanza de encontrar efectos anti-envejecimiento, pero los resultados han sido contradictorios.10-13

El SOD inhalado parece ser útil para bebés prematuros, ayudando a prevenir una condición llamada síndrome de dificultad respiratoria.14-16

Sin embargo, la única evidencia de beneficios con alguna forma oral de SOD es un estudio en animales que involucró la forma especial de liposomas del suplemento mencionado anteriormente. Encontró posibles efectos anti-inflamatorios.3

Temas de Seguridad

El SOD oral supuestamente es bastante seguro, debido a que aparentemente no es absorbible. No se ha establecido la seguridad de otras formas de SOD (incluyendo la forma encapsulada posiblemente absorbible).