La hierba salvia tiene una larga historia de uso en los alimentos y la medicina. En culturas mediterráneas, se usaba internamente para tratar el sangrado menstrual excesivo, incrementar la fertilidad, ayudar en la memoria, reducir los síntomas de artritis, y reducir la succión excesiva del seno durante el destete. Se usaba tópicamente para el tratamiento de heridas, esguinces, y lesiones musculares, y para hacer gárgaras para el dolor de garganta, ronquera, y tos.

¿Para Qué Se Usa la Salvia Hoy en Día?

La salvia ha sido aprobada por la Comisión E de Alemania para su uso interno en el tratamiento de dispepsia (malestar digestivo no específico) y sudoración excesiva, y para su uso tópico en el tratamiento de la inflamación de las membranas mucosas de la garganta y nariz. Sin embargo, sólo estudios doble ciego, controlados con placebo pueden probar que un tratamiento realmente funciona, y no se han realizado estudios de este tipo usando salvia para alguno de estos propósitos además del dolor de garganta. (Para obtener información sobre por qué son esenciales tales estudios, vea ¿Por Qué Esta Base de Datos Confía en Estudios Doble Ciego?)

Un estudio doble ciego en 286 personas encontró que un rociador para la garganta que usaba salvia a una concentración del 15% redujo significativamente el dolor de garganta en comparación con el placebo. Hubbert M, Sievers H, Lehnfeld R et al. Efficacy and Tolerability of a Spray with Salvia officinalis in the Treatment of Acute Pharyngitis - A Randomised, Double-blind, Placebo-controlled Study with Adaptive Design and Interim Analysis. Eur J Med Res. 2006;11:20-6.

Además, en un estudio doble ciego realizado en Irán, 42 personas con enfermedad de Alzheimer de leve a moderada, recibieron ya sea un extracto de salvia o placebo durante 4 meses.1 Los resultados parecieron sugerir una modesta mejoría en la función mental en el grupo de salvia en comparación con el grupo de placebo.

En otro estudio doble ciego, controlado con placebo, se administró ya sea placebo o aceite esencial de salvia a 24 personas saludables usando un diseño cruzado.2 Los resultados mostraron posibles mejorías en algunos aspectos de la función mental, pero el diseño del estudio fue tal que es difícil confiar en los resultados. (Los investigadores examinaron demasiados aspectos de la memoria, conllevando a una probabilidad estadística de que se vieran beneficios en algunos de ellos al azar.) Un estudio de similar tamaño (con defectos similares) encontró débiles insinuaciones de que la hoja de salvia podría mejorar el estado de ánimo y reducir el nivel de ansiedad.12

Evidencia mucho más débil, demasiado débil como para confiar en ella en absoluto, insinúa que la salvia podría tener actividad protectora del hígado,3-5 anticancerígena,6 inmunomoduladora (altera la función inmune),7 antimicrobiana,8 antiansiedad,9 y antiinflamatoria.10

Un estudio no logró encontrar que la crema de salvia proporcionara más que beneficios extremadamente modestos en el mejor de los casos, para el tratamiento del herpes.11

Dosis

Para uso como té o para hacer gárgaras, se vierten de 1 a 3 gramos de salvia seca en una taza de agua, y se toman tres veces diariamente. También se puede usar la dosis equivalente de infusión o extracto

Temas de Seguridad

Como una especia alimenticia ampliamente usada, se cree que la salvia tiene un nivel relativamente alto de seguridad. Sin embargo, no se han realizado estudios extensos de seguridad. El aceite esencial de salvia contiene la sustancia neurotóxica tujona. No se han establecido las dosis máximas seguras en niños pequeños, mujeres embarazadas o en lactancia, o en personas con enfermedad hepática o renal severa.