Definición

Dos causas de inflamación del escroto incluyen el hidrocele y el varicocele. El hidrocele es líquido acumulado alrededor de los testículos, mientras que hay un varicocele cuando la sangre retrocede en las venas principales que drenan el escroto. Hay dos formas de hidroceles, comunicantes y no comunicantes. Los hidroceles comunicantes están asociados con hernias y suelen observarse en los bebés varones. Los hidroceles no comunicantes son acumulaciones de líquido alrededor del testículo y pueden ocurrir a cualquier edad. Los varicoceles son más comunes en los hombres adolescentes y adultos.

Normalmente, ambas condiciones son indoloras. En los lactantes, los hidroceles no comunicantes suelen resolverse en el primer año de vida y no requieren tratamiento. Los hidroceles comunicantes no tienden a resolverse y necesitan corrección. Los varicoceles aumentan el riesgo de infertilidad y, en general, se tratan si se presentan en adolescentes o en hombres infértiles. En cualquier caso, es importante consultar a su médico si su bebé o niño desarrolla una inflamación en el escroto.

Varicocele

varice testicular

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

Hay un hidrocele comunicante cuando el canal que conecta el escroto con el abdomen (que permite que los testículos desciendan en los bebés) no se cierra correctamente. Esto permite que el líquido se "filtre" dentro del escroto. Los hidroceles no comunicantes ocurren cuando se acumula líquido en los tejidos que rodean al testículo. Los hidroceles también pueden ser causados por lesiones o infecciones en el área escrotal o por un tumor testicular.

Se produce un varicocele cuando la válvula de la vena principal del escroto no funciona correctamente y permite que la sangre retroceda. Los varicoceles rara vez son causados por tumores renales u otros tumores en el lugar de los riñones (retroperitoneo).

Factores de riesgo

Muchos niños recién nacidos desarrollarán un hidrocele. Los hidroceles comunicantes son más comunes en los bebés prematuros. También son más comunes en los niños que están siendo tratados por exceso de líquido en el cerebro (al drenar el líquido dentro del abdomen), o que tienen un catéter de diálisis abdominal.

Los varicoceles se desarrollan típicamente en hombres de 15 a 25 años.

Síntomas

Si experimenta alguno de los siguientes síntomas, no considere que se deban a un hidrocele o varicocele. Estos síntomas podrían originarse por otras afecciones que pueden ser graves. Si usted experimenta alguno de ellos, consulte a su médico:

  • En adultos:
    • Inflamación indolora: el síntoma primario de hidrocele en un adulto es la inflamación indolora en uno o ambos lados del escroto, que se siente como un balón lleno de agua. Esto puede estar acompañado por un malestar persistente o sensación de pesadez en el escroto.
  • En bebés:
    • Inflamación indolora: en los lactantes, el síntoma principal de un hidrocele es la inflamación indolora del escroto. Si el hidrocele es comunicante (asociado con una hernia) la cantidad de inflamación varía según la actividad, como el llanto.
  • Vena agrandada o retorcida en el escroto: en general, un varicocele aparece como una vena agrandada o retorcida, visible o palpable (que se puede sentir), en el escroto. Puede estar asociado con encogimiento (atrofia) del testículo (s) y/o infertilidad. Los varicoceles suelen cambiar de tamaño y son más grandes cuando se está de pie o se hacen esfuerzos. Los varicoceles ocurren con más frecuencia en el lado izquierdo. Algunos signos de advertencia que indican la posibilidad de que el varicocele esté asociado con un tumor son el inicio súbito, la ubicación en el lado derecho o la imposibilidad de que se reduzca al acostarse.
Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. Los hidroceles y varicoceles por lo general son fácilmente palpables. El médico querrá asegurarse de que no haya evidencias de una masa testicular (p. ej., cáncer). Las pruebas pueden incluir:

  • Transiluminación: se hace atravesar la luz de una linterna por la parte agrandada del escroto; si hay un hidrocele, el escroto se iluminará.
  • Ecografía: una prueba que emite ondas sonoras para analizar el contenido del escroto
  • Análisis de orina
  • Cintigrafía testicular: una sustancia radiactiva se inyecta en la sangre y se registran radiografías.
Tratamiento

Las opciones de tratamiento incluyen:

Hidrocele

Se recomienda la reparación quirúrgica si la afección:

  • Persiste después del primer año de vida
  • Se agranda tanto que pone en riesgo la irrigación sanguínea del testículo
  • Está asociada con una hernia, también conocida como hidrocele comunicante

También puede utilizarse la escleroterapia para tratar el hidrocele de adulto (no comunicante), que consiste en extraer el líquido mediante una aguja y reemplazarlo con una sustancia cicatrizante. Generalmente, este método es menos efectivo que la cirugía.

Varicocele

No se requiere tratamiento para todos los varicoceles. Sin embargo, por lo general se lo recomienda si se considera que el varicocele es causa de infertilidad. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Cirugía abierta: la vena se corta y ata quirúrgicamente.
  • Ablación por catéter: se aplica calor a través de un catéter para destruir la vena.
  • Embolización por catéter: se coloca una sustancia en la vena para bloquearla.
  • Laparoscopia: implica el uso de un tubo delgado, iluminado, que se inserta en el abdomen para visualizar los vasos del cuerpo cuando se dirigen al testículo.

Si se le diagnostica varicocele o hidrocele, siga las instrucciones del médico.

Prevención

No hay un método que permita prevenir varicoceles en adultos o hidroceles en bebés. Los hombres adultos pueden prevenir los hidroceles traumáticos evitando las lesiones en el escroto.