Definición

La fatiga por cáncer es cuando usted se siente muy débil y agotado durante el tratamiento para el cáncer. Usted podría batallar para realizar tareas diariamente. La fatiga puede durar semanas o incluso años.

Quimioterapia A Través del Sistema Cardiovascular

Quimioterapia

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

El cáncer y los efectos secundarios del tratamiento provocan esta condición. Si su cuerpo ya está debilitado por el cáncer cuando inicia el tratamiento, entonces es todavía más difícil tolerar los efectos secundarios.

Estas condiciones son causadas por cáncer o por el tratamiento para el cáncer y pueden sumarse a la fatiga:

  • Anemia: debido a la quimioterapia, que puede eliminar los glóbulos rojos y afectar las células hematopoyéticas de la médula ósea
  • Mala nutrición y deshidratación - debido a pérdida de apetito, náusea y vómito
  • Falta de oxígeno - debido a menos glóbulos rojos, los cuales transportan oxígeno
  • Cambios hormonales - debido a terapias hormonales, efectos secundarios del tratamiento, o tipo de cáncer, como cáncer de tiroides
  • Otros factores:
    • Falta de sueño
    • Depresión
    • Estrés
    • Dolor
    • Efectos secundarios de medicamentos
Factores de riesgo

Estos factores incrementan su probabilidad de desarrollar fatiga por cáncer:

  • Someterse a tratamiento para el cáncer (p. ej., quimioterapia, radiación, terapia modificadora de la respuesta biológica)
  • Empeoramiento del cáncer
  • Tener una condición pre-existente (p. ej., mala nutrición, alteración respiratoria)
  • Tener un historial de depresión o tener miembros de la familia con depresión

Informe al médico si tiene alguno de estos factores de riesgo.

Síntomas

Si usted tiene alguno de estos síntomas, no asuma que se debe a fatiga por cáncer. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Fatiga extrema que es mucho peor que la fatiga ordinaria y que no se alivia con el sueño
  • No tener energía para realizar tareas básicas, como preparar la comida, tender la cama, o atender la puerta
  • Dificultad para concentrarse y recordar
  • Mareos
  • Pesadez en brazos y piernas
  • Desequilibrio
  • Falta de aire
  • Impaciencia, irritabilidad
Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos, y le realizará un examen físico. A usted se le podría preguntar:

  • ¿Han estado empeorando sus síntomas? ¿Cuándo aparecen sus síntomas y cuánto tiempo duran?
  • ¿Cuáles medicamentos está tomando?
  • ¿Con qué frecuencia duerme y durante cuánto tiempo lo hace?
  • ¿Qué está comiendo?
  • ¿Qué lo hace sentir mejor? ¿Peor?
  • ¿Ha estado deprimido?
  • ¿Cómo ha sido afectado su estatus laboral y condición financiera por el cáncer?
  • ¿Qué tipo de sistema de apoyo tiene?

Su médico también podría usar un cuestionario para valorar su fatiga.

Tratamiento

Consulte con el médico acerca del mejor plan de tratamiento para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

Medicamentos

El médico podría recetarle:

  • Medicamentos para tratar la condición subyacente (como anemia)
  • Antidepresivos
Cuidado en el hogar

Su médico podría recomendar que usted intente estos enfoques:

  • Ejercicio:
    • Realice un programa ligero a moderado. Esto podría ser caminar 15-30 minutos al día.
    • Conozca sus límites de ejercicio.
    • Identifique los momentos del día en los que tiene mayor energía.
  • Siga técnicas adecuadas de sueño y relajación:
    • Relájese antes de acostarse escuchando música o leyendo.
    • Trate de no dormir siestas durante más de una hora.
    • Duerma durante al menos ocho horas.
  • Lleve una dieta saludable.
  • Para ayudarle a tener más control, programe tiempo para:
    • Hablar con un terapeuta para ayudarle a enfrentar su diagnóstico.
    • Hable con su empleador acerca de su horario y carga de trabajo.
    • Hable con un asesor financiero para ayudarle con sus gastos y para planear el futuro.
Medicina Alternativa

El reiki es un tipo de curación espiritual. Éste se enfoca en la manera en la que fluye la energía en su cuerpo. Un estudio publicado en Terapias Integrativas para el Cáncer reporta que el Reiki fue más efectivo que el descanso para disminuir la fatiga y mejorar la calidad de vida. Si usted está interesado en este tipo de terapia, hable con su médico primero para asegurarse de que no interfiera con su tratamiento.

Prevención

La fatiga por cáncer es uno de los efectos secundarios más comunes del cáncer. Debido a que hay tantas causas de fatiga por cáncer, no podría haber una manera para prevenirla. Pero, podrían haber otras maneras para reducirla. Consulte con el médico. Además, hable con su familia y amigos para ayudarle a lidiar con su condición.