PD_Seniors_099 ¿Qué significa tener una buena salud mental? Si bien existen muchas definiciones posibles, las personas con una buena salud mental pueden enfrentar desafíos de una manera positiva, recuperarse de los contratiempos, establecer y mantener buenas relaciones y encontrarle significado a sus vidas.

Tener una buena salud mental es tan importante para una persona de 70 años como lo es para una de 30. El hecho de ser mayor no disminuye la necesidad de tener bienestar. Existen medidas que puede tomar para mejorar su salud mental, sin importar la edad.

Maneras de mejorar su salud mental
Cuide su cuerpo

La salud mental y la salud física están relacionadas. Por ejemplo, si padece una enfermedad cardiovascular o se sometió recientemente a un cirugía del corazón, presenta mayor riesgo de padecer depresión. La depresión se asocia a una serie de condiciones médicas, incluida la enfermedad de las arterias coronarias (EAC).

La depresión no es una parte normal de envejecer.

Entonces, ¿de qué modo puede ayudar a su cuerpo y su mente? Puede empezar prestando atención a su esquema de sueño. Su meta debe ser dormir entre siete y nueve horas por noche. Si tiene problemas del sueño, como dificultad para conciliar el sueño o sensación de cansancio al despertarse, trate de modificar su entorno para dormir. Algunos pequeños cambios, como relajarse antes de dormir o seguir un cronograma de sueño regular, pueden ayudar. Si sigue teniendo problemas, hable con su médico.

El ejercicio es otro ingrediente importante para tener un estilo de vida sano. Si le gusta caminar, nadar o hacer yoga, seguramente exista una actividad que sea la indicada para su nivel de estado físico y de salud general. ¿Hace mucho que no hace ejercicio? Solicite una consulta con su médico para determinar cuáles son los tipos de ejercicios seguros para usted. Trate de no inquietarse por la cantidad de actividad que debería hacer. Recuerde que hacer algo de actividad es mejor que no hacer nada.

Las comidas sanas le dan al organismo el combustible que necesita para funcionar correctamente. Si no tiene una buena dieta, no tendrá la energía necesaria para hacer ejercicio. ¿Pero qué debe incluir en el plato? Muchos lugares recomiendan que la dieta incluya un equilibrio de frutas y verduras, granos integrales, productos lácteos con bajo contenido graso y alimentos con bajo contenido de sodio. Si está por debajo de su peso o tiene sobrepeso y necesita ayuda con la dieta, solicite a su médico la derivación a un nutricionista matriculado para que lo ayude a planificar las comidas.

El cuidado de la mente

A la mente también le gusta ejercitarse. Para ponerse a prueba, puede aprender a usar un nuevo programa de computadora, asistir a un curso de pintura con acuarelas o leer una novela clásica. Explore sus intereses y diviértase. Si hay algo que siempre quiso hacer, ahora es un buen momento para intentarlo.

Cuide sus relaciones

Los seres humanos están hechos para socializarse. Eso no cambia con la edad. Hágase tiempo para ver a sus familiares cercanos y a sus amigos. Si bien los momentos que comparte pueden ser tan sencillos como tomar un café juntos o pasear por el parque, el afecto y el apoyo que se brindan mutuamente hacen que su vida tenga más sentido.

Si sus seres queridos no viven cerca, existen muchas oportunidades para conocer gente nueva y establecer relaciones positivas. Por ejemplo, puede averiguar qué acontecimientos ofrece el centro para ciudadanos mayores de su área, unirse a un grupo de acondicionamiento físico, trabajar como voluntario o incluso trabajar medio día en un empleo que disfrute.

Si siente la presión de tener que estar en todos lados para todos, recuerde que está bien rechazar invitaciones o compromisos. Es normal querer tiempo para uno mismo en el que pueda realizar actividades solitarias.

Cómo buscar ayuda

Si alguna vez le preocupa su salud mental, sepa que hay ayuda con la que puede contar. Cuidarse es un avance para usted. Muchas personas empiezan hablando con el médico de cabecera, quien puede derivarlas a un terapeuta. También existen organizaciones en línea, como la Fundación de Salud Mental Geriátrica, que brinda información de contacto acerca de los terapeutas disponibles en su zona.

Asegúrese de poder manejar cualquier problema de salud crónico descrito en su plan de tratamiento. No es inusual que las personas mayores tengan una gran variedad de medicamentos de venta con receta. Si siente que los efectos secundarios de los medicamentos le causan malestar o depresión, infórmele a su médico o farmacéutico. Es probable que existan otras opciones que impliquen cambiar de medicamento o ajustar la dosis que toma actualmente.

Aun si no siente que está pasando un momento difícil en la actualidad, es una buena idea aprender sobre los problemas de salud mental comunes que afecta a los adultos mayores, como depresión, ansiedad, demencia y adicción. Averigüe cuáles son los factores de riesgo y los síntomas. De esta manera, si tiene un problema, puede buscar ayuda antes.