Imagen de artículo sobre nuevas tendencias en ejercicios aeróbicos Los informes en las noticias le recordarán con frecuencia que, a pesar de los beneficios conocidos de la actividad física (a saber, mayor autoestima y menor riesgo de morir prematuramente), más y más estadounidenses llevan un estilo de vida sedentario.

Algunas personas no están seguras de qué tipo de ejercicio hacer. Otros abandonan el ejercicio porque se cansan de la rutina o sienten que no adelgazan con la rapidez que les gustaría. En cualquier caso, estar en buena forma y permanecer de esa manera no necesita ser una tarea tediosa. En gimnasios alrededor del país, están disponibles mucha diversión y clases desafiantes para casi cualquier atleta.

Qué hay allá afuera

Usted debería esperar con entusiasmo su entrenamiento. Si considera todos los diferentes tipos de clases innovadoras de las que puede elegir, no tiene excusa para no hacerlo. He aquí algunos ejemplos de lo que puede haber disponible en algún gimnasio cerca de su hogar:

Clases de danza

Una opción popular para las personas que buscan un poderoso entrenamiento, bueno para el corazón, pero también desean disfrutar de lo que hacen. Existe una gran cantidad de opciones no tradicionales, que incluye clases en las que usted hará movimientos de jazz, temas populares o funky pop. También podría tomar clases para aprender a disfrutar como lo hacen sus estrellas favoritas en sus videos musicales. Para quienes tienen afición por la música y los movimientos de estilo étnico, existe todo tipo de clases para elegir, como:

  • Baile del vientre - combinar cultura india con un estilo moderno, estas clases son para personas con tendencias exóticas y sensuales
  • Hip-hop funk - clases de alta energía al compás de música funk, house y hip-hop
  • Capoeira/Maculele - clases estimulantes a ritmo afrobrasileño
  • Tango/Salsa - clases estilo latino que son demandantes, aunque con mucha diversión
  • Ritmo caribeño - estas clases incorporan reggae, calypso y soca
  • Flamenco - clases estilo español que son tanto seductoras como vigorizantes
Clases no ortodoxas

Existe una variedad de clases para las personas audaces que quieren un entrenamiento intenso y exigente. Para empezar, hay clases que lo ponen a bailar con cuerdas para saltar. Créalo o no, hará un trabajo extremadamente intenso si toma este tipo de clases. Otra opción es un campamento de entrenamiento (piense al estilo militar). Este tipo de clase combina ejercicios tipo militar con entrenamiento intenso de fuerza. Lo que es más, hay clases que combinan artes marciales con boxeo para darle un fantástico entrenamiento cardiovascular.

Clases de ejercicios en el agua

Independientemente de su experiencia en natación, existen muchas clases aeróbicas modernas para que "se moje los pies". Por ejemplo, se pueden ofrecer clases de kickboxing y tai chi en la piscina. También hay más clases acuáticas generales disponibles.

La lista puede parecer abrumadora. Pero, si prueba una o dos opciones, es más probable que se dé cuenta qué es lo mejor para usted. Pida información sobre qué programas hay en su zona al gerente de su gimnasio, a la YMCA local o en el sitio web de esta asociación.

Pero no olvide las viejas pautas

Por supuesto, si está intentando un nuevo tipo de ejercicio, después de un tiempo, corre los mismos riesgos de perder el interés o frustrarse. Recuerde mezclar un poco las actividades o solo cambiar a unas que sean más tradicionales como correr o andar en bicicleta cada tanto. Además, es inteligente tomar un día de descanso después de haber entrenado tres o cuatro días consecutivos y variar la duración de sus sesiones.

Para tener en cuenta

Intentar lograr por lo menos 30 minutos o más de actividad física de intensidad moderada la mayoría de los días de la semana para ayudar a prevenir enfermedades crónicas y promover la salud. Para evitar malestares y lesiones, haga cambios en sus hábitos de ejercicio lentamente. Además de mantenerse en buena condición física, también debe comer mucha cantidad de frutas y verduras y abstenerse de fumar para mantener un estilo de vida saludable. Por último, hable con su médico antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios si es un hombre de 45 o más, una mujer de 55 o más, o si tiene factores de riesgo de cardiopatía coronaria (p. ej., presión arterial alta, colesterol alto, obesidad, diabetes).