La glándula timo se encuentra detrás del esternón en medio del pecho. Juega un papel importante en el sistema inmunológico, especialmente en bebés que todavía no nacen y en niños pequeños. La teoría detrás del uso de extractos de timo es que estos podrían estimular o normalizar la inmunidad. Sin embargo, hasta ahora no hay evidencia real y confiable de que algún extracto de timo sea efectivo para enfermedad cardíaca alguna. Es más, hay preocupaciones importantes de seguridad con respecto a los productos de timo.

Requerimientos / Fuentes

El extracto de timo es producido principalmente de la glándula timo de las vacas. Esto ha llevado a preocupaciones con respecto a la enfermedad de las "vacas locas". (Ver Cuestiones de Seguridad, más adelante) Todos los estudios descritos más adelante, usaron una forma de timo de calidad farmacéutica llamada Timomodulina. No se sabe si los complementos de timo disponibles como un suplemento alimenticio tendrían el mismo efecto.

Dosis Terapéuticas

La dosis de extracto de timo usada en estudios ha variado ampliamente, dependiendo del producto de timo en particular que se haya usado.

Usos Terapéuticos

Dos ensayos doble ciego controlados por placebo que matricularon en su totalidad a niños con infecciones respiratorias frecuentes como resfriados, encontraron que el tratamiento con extracto de timo redujo el índice de infección.1, 18 En teoría, esto podría indicar un efecto de estimulación inmunológica. Sin embargo, estudios así de pequeños no pueden proporcionar pruebas confiables de que un tratamiento sea efectivo. La evidencia poco convincente de un ensayo bastante complicado insinua que el extracto de timo también podría ser útil para prevenir las infecciones respiratorias en adultos.19

El entrenamiento atlético intensivo puede suprimir la función inmunológica y también llevar a resfriados. Sin embargo, un ensayo doble ciego controlado con placebo, con 60 atletas, fracasó en encontrar evidencia significativa alguna de beneficio con extracto de timo.2

La evidencia preliminar insinúa que los extractos de timo podrían ser útiles para las alergias alimentarias,3 asma,4, 20 fiebre del heno,21 y eccema. Si el extracto de timo realmente ayuda a estas enfermedades, podría no hacerlo al estimular el sistema inmunológico, sino más bien relajándolo y provocando que se comporte de manera más normal.

Ensayos doble ciego del extracto de timo para la hepatitis B y C encontraron beneficios marginales en la mayoría de los casos.5–8

Las formas inyectables de extracto de timo entero o sustancias químicas contenidas en él, han sido estudiadas como un tratamiento para otras numerosas enfermedades, incluyendo cáncer, herpes labial, dermatomiositis, eczema, verrugas genitales, hepatitis, infección por VIH, leucopenia (bajo conteo de glóbulos blancos), esclerosis múltiple, psoriasis, infecciones respiratorias, artritis reumatoide, esclerodermia y herpes (herpes zóster).9 - 16

Los resultados de estos estudios han sido contradictorios. En cualquier caso, los resultados de los ensayos que involucraron timo inyectado no pueden ser considerados como aplicables a los productos orales de timo.

Cuestiones de Seguridad

Los extractos de timo no han sido asociados de forma definitiva con ningún efecto secundario. Sin embargo, hay preocupaciones reales de que cualquier extracto glandular podría contener el virus que provoca la "enfermedad de las vacas locas".17 Tome en cuenta que en los Estados Unidos hay relativamente poca regulación gubernamental de los productos de timo vendidos como suplementos alimenticios. Aún cuando se establezca una prohibición en la importación de glándulas de vaca de un país donde se ha presentado la enfermedad de las vacas locas, la prohibición no aplica a los suplementos alimenticios! Por esta razón, recomendamos que no use los productos de timo vendidos como suplementos alimenticios a menos que estén certificados como libres de riesgo de infección.