Advertencia: El cohosh azul es una hierba tóxica y las Terapias Complementarias advierten fuertemente no usarla.

El cohosh azul es una hierba nativa de Norteamérica, que crece en áreas forestales desde sureste de los Estados Unidos a Canadá. Algunas veces se le conoce como raíz squaw o raíz de papoose, la hierba pudo haber sido utilizada medicinalmente por los americanos nativos, aunque esto es controversial. Otros nombres comunes para la hierba incluyen ginseng amarillo y ginseng azul. La cohosh azul no debe confundirse con la planta nombrada de manera similar (pero sin relación y mucho más segura) cimicífuga. La cohosh azul se utilizó en el siglo XIX por colonizadores europeos y afroamericanos, principalmente para enfermedades ginecológicas.1 La cohosh azul también tiene una reputación como hierba que puede provocar abortos, aunque las inquietudes respecto a su eficacia y seguridad hace que este uso sea exageradamente poco recomendado.2 Además, ha sido utilizada para el tratamiento de artritis, calambres, epilepsia, inflamación del útero, hipos, cólicos y dolor de garganta.

¿Para qué se Utiliza la Cohosh Azul Actualmente?

Actualmente la cohosh azul es ampliamente recetada por los yerberos y las parteras. Una reciente encuesta publicada en el Journal of Nurse-Midwifery descubrió que el 64% de las parteras-enfermeras certificadas que recetan medicinas herbales usan la cohosh azul para inducir el parto.3 También ha sido utilizada para una amplia serie de problemas menstruales, incluyendo varios para los cuales no sería lógico creer que el mismo tratamiento pudiera servir. Por ejemplo, la cohosh azul ha sido utilizada para los períodos menstruales retrasados y también para detener el flujo menstrual excesivo o en curso.

No hay una evidencia creíble de que la cohosh azul sea efectiva para cualquiera de las enfermedades para las que ha sido utilizada. Además, varios reportes publicados citan casos de efectos secundarios graves en infantes provocados aparentemente por la cohosh azul (ver Cuestiones de Seguridad)

Dosis

La cohosh azul se utiliza normalmente como tinte. Las dosis comunes varían de 5 a 10 gotas tomadas cada 2 a 4 horas.

Cuestiones de Seguridad

Existen muchas inquietudes serias respecto a la seguridad de la cohosh azul.

Algunos de los compuestos que se encuentran en la cohosh azul, tales como caulofilosaponinas, metilcitisina y caulosaponina, parecen estrechar los vasos coronarios, limitando el flujo sanguíneo al corazón y reduciendo su habilidad de bombeo.4 Un reporte de caso publicado documenta una profunda insuficiencia cardíaca en un niño nacido de una madre que usó la cohosh azul para provocar el parto.5 También se observaron varias consecuencias médicas en otro niño.6 Se sabe que otros constituyentes del cohosh azul interfieren con la habilidad de un óvulo recién fertilizado para implantarse en el útero, daño al útero y la tiroides y provoca graves defectos de nacimiento en el ganado y en ratas de laboratorio.7,8,9

Con base en esos reportes, la disponibilidad de alternativas seguras para estimular la labor de parto y la falta de estudios para documentar la eficacia y seguridad de la hierba, las Terapias Complementarias advierten fuertemente en contra del uso de la cohosh azul.