MARTES, 30 de julio (HealthDay News) -- Un estudio reciente con ratones apunta a que un medicamento ampliamente usado para la diabetes, la metformina, podría ser beneficioso para alargar la vida más allá de sus efectos sobre la diabetes.

El estudio halló que una pequeña dosis de metformina, suministrada de manera regular en la mediana edad, produjo mejoras en la salud de los ratones y alargó sus vidas, aunque una dosis más grande redujo la duración de sus vidas.

"El envejecimiento es una fuerza que impulsa el síndrome metabólico y la diabetes. Dado que se ha demostrado clínicamente que la metformina alivia los síntomas de estas afecciones y que reduce el riesgo de cáncer, pensamos que quizá era una buena candidata para estudiar sus efectos más amplios sobre la salud y la esperanza de vida", afirmó el autor principal, Rafael de Cabo, del Instituto Nacional del Envejecimiento (NIA) de los EE. UU., en un comunicado de prensa de los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU.

El equipo internacional de científicos suministró el medicamento a ratones de mediana edad y probaron con dos dosis de metformina (del 0.1 por ciento y del 1 por ciento). Los ratones que tomaron la dosis del 0.1 por ciento vivieron casi un 6 por ciento más de tiempo que los que no tomaron metformina, indicaron los investigadores.

Pero la esperanza de vida de los ratones que recibieron la dosis más grande de metformina se redujo un promedio de más del 14 por ciento en comparación con los ratones que no tomaban el medicamento, probablemente por insuficiencia renal.

Por otra parte, la dosis más pequeña de metformina no pareció tener ningún efecto en los riñones, según el estudio publicado en la edición del 30 de julio de la revista Nature Communications.

Según el estudio, la metformina parece aumentar el consumo de grasa como energía en los ratones y también les ayudó a mantener el peso corporal conforme envejecían, una característica que en otros estudios se ha asociado con una mayor supervivencia.

Los ratones que tomaron la metformina también tuvieron unas tasas menores de cataratas, un problema de salud habitual en la clase de ratones usados en el estudio. La metformina también evitó la aparición del síndrome metabólico (un grupo de síntomas que aumentan el riesgo de diabetes tipo 2 y de enfermedades cardiacas) y pareció tener algunos efectos antioxidantes en los ratones.

La metformina, que durante décadas se ha usado para tratar la diabetes tipo 2, mejora la sensibilidad a la insulina, fomenta la conversión del azúcar en energía y evita la acumulación de azúcar en el hígado. También reduce el riesgo de problemas de salud asociados con el síndrome metabólico.

Un experto afirmó que el estudio parece prometedor.

"Este estudio es creíble en gran medida y sugiere que la metformina podría ser útil para tratar varias enfermedades relacionadas con el envejecimiento, incluyendo posiblemente el cáncer en los seres humanos", señaló Charles Mobbs, profesor de neurociencia, endocrinología y geriatría en la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Se debería indicar que los ratones no contraen diabetes a medida que envejecen (la glucosa de su sangre en realidad tiende a disminuir conforme envejecen), de modo que los efectos protectores de la metformina que aumentan la esperanza de vida probablemente no se deban a sus efectos antidiabéticos por sí mismos", añadió.

Según los autores del estudio, los nuevos hallazgos sugieren que la metformina podría imitar algunos de los beneficios en la salud que conllevan las restricciones calóricas (al limitar la cantidad de calorías tomadas cada día de los alimentos) que se han observado en algunos estudios con animales.

Aunque los hallazgos del nuevo estudio son promisorios, los científicos anotan que la investigación con animales con frecuencia no logra producir resultados similares en humanos.

"El mecanismo de acción de la metformina, al incrementar la sensibilidad a la insulina y reducir la inflamación, corrobora los efectos de mejora sobre la salud", afirmó el Dr. Spyros Mezitis, endocrinólogo en el Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York.

No obstante, Mezitis, que no participó en la nueva investigación, advirtió que "los datos de la mejora en la salud de los ratones deben confirmarse en estudios con seres humanos".

Aun así, Mobbs se mostró optimista.

"La metformina se receta ampliamente a los pacientes con diabetes, y provoca la tasa de mortalidad más baja en estos pacientes en comparación con otros medicamentos para tratar la diabetes", señaló Mobbs. "Varios estudios han demostrado que el medicamento alarga la esperanza de vida y reduce la carga tumoral en otros modelos animales, de manera que los resultados actuales son muy creíbles".

Añadió que "obviamente, la metformina debe usarse solo bajo la supervisión de un médico. En la actualidad el medicamento solo está aprobado para su uso como tratamiento de la diabetes, aunque esto podría cambiar".

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece información sobre unos buenos hábitos de salud a partir de los 60.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay