MIÉRCOLES, 6 de marzo (HealthDay News) -- Las personas con alguna enfermedad mental tienen muchas más probabilidades de ser víctimas de asesinato que otras personas, halla un estudio reciente.

Para realizar el estudio, publicado en línea el 5 de marzo en la revista BMJ, los investigadores examinaron los datos de toda la población de personas adultas (más de 7 millones) de Suecia entre 2001 y 2008.

En ese periodo, hubo 615 asesinatos. De estos, el 22 por ciento de las víctimas fueron personas con trastornos de salud mental, los cuales fueron divididos en cinco categorías: trastorno por consumo de sustancias; esquizofrenia; trastorno del estado de ánimo, lo que incluye el trastorno bipolar y la depresión; trastornos de ansiedad, y trastornos de la personalidad.

Tras considerar otros factores de riesgo, los investigadores llegaron a la conclusión de que las personas con trastornos de salud mental tenían un riesgo general cinco veces mayor de muerte por asesinato.

Las personas con trastornos por consumo de sustancias tenían el mayor riesgo (alrededor de 9 veces mayor), seguidos de las que tenían un trastorno de la personalidad (alrededor de 3 veces mayor), depresión (2.6 veces mayor), trastornos de ansiedad (2.2 veces mayor) y esquizofrenia (1.8 veces mayor), según un comunicado de prensa de la revista.

Una explicación de los hallazgos es que las personas con enfermedades mentales tienen más probabilidades de vivir en barrios pobres, que cuentan con tasas de asesinatos más altas, comentaron Casey Crump, profesor clínico asistente en el departamento de medicina de la Universidad de Stanford, y colegas.

Las personas con trastornos de salud mental también quizás entren más en contacto con otras personas con alguna enfermedad mental y que sean menos conscientes de los riesgos de su seguridad.

Los autores del estudio afirmaron que este tipo de investigación puede servir para buscar medios más efectivos que mejoren la salud y la seguridad de las personas con enfermedades mentales. Esto "debería contar con la colaboración de las clínicas de salud mental y con el sistema de justicia criminal a fin de desarrollar las habilidades relativas a la seguridad personal y de gestión de conflictos de las personas con enfermedades mentales", escribieron.

Las mejoras en la vivienda, de la estabilidad económica y del tratamiento por el abuso de sustancias deberían también reducir el riesgo de ser víctima de un crimen violento de las personas con enfermedades mentales, sugirieron.

Los hallazgos muestran que los médicos necesitan evaluar la gama completa de daños potenciales a la que se enfrentan estas personas, escribieron en un editorial acompañante Roger Webb y colegas de la Universidad de Manchester, en Inglaterra.

Aquí se incluirían el ser víctima o autor de actos violentos, abusos y acoso; la conducta suicida; las sobredosis accidentales de droga, y otros peligros relacionados con la intoxicación o la impulsividad. Los pacientes y sus familiares deberían recibir consejos sobre cómo evitar estas amenazas.

Aunque el estudio halló una asociación entre tener una enfermedad mental y un riesgo mayor de ser víctima de asesinato, no estableció una relación de causa y efecto.

Más información

La Alianza Nacional de Enfermedades Mentales ofrece más información sobre las enfermedades mentales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2013, HealthDay