Nombre(s) comercial(es):
  • Tridiona®
¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La trimetadiona se utiliza para controlar los episodios de ausencia (epilepsia; un tipo de convulsión en la que hay una breve pérdida de consciencia durante la que la persona puede quedarse viendo al horizonte o parpadeará sin responder a otros) cuando otros medicamentos no funcionan. La trimetadiona se encuentra en una clase de medicamentos denominados anticonvulsivos. Funciona al reducir la actividad eléctrica anormal en el cerebro.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?

La trimetadiona viene como tabletas masticables para tomar por vía oral. Usualmente se toma tres o cuatro veces al día. Tome trimetadiona aproximadamente a la misma hora todos los días. Siga cuidadosamente las instrucciones que se encuentran en la etiqueta de su receta médica y pida a su médico o farmacéutico que le explique cualquier parte que no comprenda. Tome trimetadiona exactamente como se le indica. No tome más o menos de este, ni tome con más frecuencia que lo recetado por el médico.

Las tabletas masticables se pueden masticar o tragar enteras.

La trimetadiona puede ayudar a controlar su condición pero no a curarla. Continúe tomando trimetadiona incluso si se siente bien. No deje de tomar trimetadiona sin consultar con su médico. Su médico probablemente disminuirá su dosis gradualmente. Si repentinamente deja de tomar trimetadiona, sus episodios empeorarán.

Su médico o farmaceuta le dará la hoja de información del paciente del fabricante (Guía del medicamento) cuando empiece el tratamiento con trimetadiona y cada vez que vuelva a surtir su receta médica. Lea la información cuidadosamente y consulte con su médico o farmaceuta si tiene alguna pregunta. También puede visitar el sitio web de la Administración de alimentos y medicamentos (FDA) ( Web Site) para obtener la Guía del medicamento.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

Este medicamento algunas veces es recetado para otros usos; pregunte a su médico o farmaceuta para obtener más información.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

Antes de tomar trimetadiona,

  • informe a su médico si es alérgico a la trimetadiona, a cualquier otro medicamento o a cualquiera de los ingredientes de las tabletas de trimetadiona. Pregunte a su farmaceuta o revise la Guía del medicamento para obtener una lista de los ingredientes.
  • informe a su médico y farmacéutico qué medicamentos con receta médica y de venta libre, vitaminas, suplementos nutricionales y productos de hierbas está tomando o planea tomar. Asegúrese de mencionar los medicamentos para el resfriado o para las alergias; medicamentos para la depresión; medicamentos para el dolor; otros medicamentos para convulsiones; sedantes; píldoras para dormir; o tranquilizantes. Es posible que su médico necesite cambiar la dosis de sus medicamentos o supervisar cuidadosamente sus efectos secundarios.
  • indique a su médico si tiene o ha tenido un trastorno de la sangre, depresión, problemas de estado anímico, pensamientos o comportamientos suicidas (pensar en dañarse o suicidarse o planificar o intentar hacerlo), o enfermedades de la vista, riñones o hepática.
  • indíquele a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o si está amamantando. Las mujeres que pueden quedar embarazadas generalmente no deben tomar trimetadiona. Sin embargo, usted y su médico pueden decidir que se necesita trimetadiona para tratar su condición. En ese caso debe: hablar con su médico sobre los métodos de control de natalidad que puede utilizar durante su tratamiento. Si queda embarazada mientras toma este medicamento, llame a su médico. La trimetadiona puede dañar al feto.
  • si va a tener una cirugía, incluyendo cirugía dental, informe al médico o dentista que está tomando trimetadiona.
  • debe saber que este medicamento puede causarle mareos o hacer que se sienta somnoliento. No conduzca un vehículo ni opere maquinaria hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • evite el uso de bebidas alcohólicas mientras está tomando trimetadiona. El alcohol puede empeorar los efectos secundarios de la trimetadiona.
  • debe saber que su estado mental puede cambiar de maneras inesperadas y puede volverse suicida mientras toma trimetadiona. Una pequeña cantidad de adultos y niños mayores de 5 años (aproximadamente 1 en 500 personas) que tomaron anticonvulsivos como la trimetadiona para tratar diferentes condiciones durante estudios clínicos se volvieron suicidas durante su tratamiento. Algunas de estas personas desarrollaron pensamientos y comportamiento suicida tan temprano como una semana después de empezar a tomar el medicamento. Existe un riesgo de que pueda experimentar cambios en su salud mental si toma un medicamento anticonvulsivo como la trimetadiona, pero también puede haber un riesgo de que experimente cambios en su salud mental si no se trata su condición. Usted y su médico decidirán si los riesgos de tomar un medicamento anticonvulsivo son mayores que los riesgos de no tomar el medicamento. Usted, su familia o la persona encargada de su cuidado deben llamar al médico inmediatamente si experimenta alguno de los síntomas siguientes: ataques de pánico; agitación o inquietud; irritabilidad nueva o que empeora, ansiedad o depresión; tener impulsos peligrosos; dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormidos; comportamiento agresivo, enojado o violento; manía (frenético, ánimo anormalmente excitado); hablar o pensar sobre querer lastimarse o terminar con su vida; alejarse de los amigos y la familia; preocupación por la muerte o por morir; regalar posesiones preciadas; o cualquier otro cambio inusual en el comportamiento o en el ánimo. Asegúrese de que su familia o persona encargada de su cuidado sepa cuáles son los síntomas que pueden ser graves de manera que puedan llamar al médico si no puede buscar tratamiento por su cuenta.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

A menos que el médico le indique lo contrario, continúe con su dieta normal.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

Tome la dosis que olvidó tan pronto como lo recuerde. Sin embargo, si recuerda la dosis que le faltó a la hora que tiene programado tomar la próxima dosis, omita la dosis por completo. No tome una dosis doble para compensar la dosis que le faltó.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

La trimetadiona puede causar efectos secundarios. Informe a su médico si alguno de estos síntomas o de los que se enumeran en la sección PRECAUCIONES ESPECIALES son severos y no desaparecen:

  • cansancio
  • cambios en el peso
  • hipo
  • dolor de cabeza
  • hormigueo, ardor o adormecimiento en las manos, brazos, pies o piernas
  • dificultad para dormir o para permanecer dormido
  • caída del cabello

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si experimenta alguno de estos síntomas, llame a su médico inmediatamente:

  • dificultad para coordinar los movimientos
  • sensibilidad al sol
  • dolor de articulaciones o músculos
  • dolor en el pecho o dificultad para respirar
  • inflamación de los pies, tobillos o piernas
  • debilidad de sus brazos o piernas
  • dificultad para tragar
  • problemas del habla
  • salpullido en las mejillas u otras partes del cuerpo
  • urticaria
  • llagas en la boca
  • moretones que aparecen con facilidad
  • manchas de la piel de color rojo o púrpura
  • sangrado de nariz
  • sangrado de encías
  • sangrado inusual
  • debilidad o cansancio excesivos
  • color amarillento de la piel o los ojos
  • orina oscura
  • náusea o vómitos
  • pérdida de apetito
  • dolor en la parte superior derecha del estómago
  • fiebre
  • glándulas inflamadas
  • dolor de garganta
  • micción disminuida
  • párpados flácidos
  • visión borrosa
  • problemas para ver en luz brillante
  • convulsiones

La trimetadiona puede ocasionar otros efectos secundarios. Comuníquese con su médico si tiene algún problema inusual mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

Mantenga este medicamento en el envase que viene, cerrado herméticamente y fuera del alcance de los niños Almacene las tabletas masticables de trimetadiona en el refrigerador. Deseche todo el medicamento que está vencido o que ya no necesita. Hable con su farmacéutico sobre la forma correcta de deshacerse de su medicamento.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

Los síntomas de la sobredosis pueden incluir:

  • somnolencia
  • náusea
  • mareo
  • dificultad para coordinar los movimientos
  • cambios en la visión
  • coma (pérdida de consciencia por un período de tiempo)
¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

Cumpla con todas las citas con su médico y con las del laboratorio. Su médico ordenará algunos análisis de laboratorio para revisar su respuesta a la trimetadiona.

No permita que nadie más tome su medicamento. Pregunte a su farmacéutico si tiene alguna duda sobre cómo volver a surtir su medicamento con receta médica.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Diciembre 2012.