MARTES, 25 de diciembre (HealthDay News) -- Los pacientes de hepatitis C que no tienen virus detectable en la sangre por seis meses tras el tratamiento son menos propensos a morir que los que no tienen esta "respuesta viral sostenida" tras el tratamiento, halla un estudio reciente.

"La respuesta viral sostenida se asoció con una supervivencia general prolongada", escribió un equipo holandés liderado por el Dr. Adriaan van der Meer, del Centro Médico de la Universidad de Erasmus MC en Róterdam. "El riesgo de mortalidad por todas las causas fue casi cuatro veces más bajo en [estos] pacientes" en comparación con los pacientes cuya carga viral no se suprimió durante seis o más meses, apuntaron.

En el artículo, que aparece en la edición del 26 de diciembre de la revista Journal of the American Medical Association, los investigadores anotaron que "la infección crónica con el virus de la hepatitis C es una causa importante de cirrosis, carcinoma hepatocelular [cáncer de hígado] y enfermedad hepática en etapa final", y se anticipa que la incidencia de esos tipos de enfermedades relacionadas con el virus "aumente en los próximos años".

Los investigadores citaron un estudio anterior que calculó que alrededor de una cuarta parte de los 3.5 millones de estadounidenses con infección crónica por hepatitis C desarrollarán cirrosis, y esa cifra podría aumentar al 45 por ciento para 2030.

En el nuevo estudio, el equipo de van der Meer observó a 530 pacientes de hepatitis C con fibrosis hepática avanzada, que es una cicatrización que ocurre en respuesta al daño del hígado. Los pacientes canadienses y europeos comenzaron un tratamiento basado en interferón entre 1990 y 2003, y se les dio seguimiento durante un promedio de más de ocho años.

192 pacientes (el 36 por ciento) lograron una respuesta viral sostenida, según un comunicado de prensa de la revista. Solo trece de los pacientes con la respuesta sostenida murieron, frente a cien de los pacientes que no mantuvieron la supresión viral, hallaron los investigadores.

Se relacionó la causa de las muertes de los cien pacientes sin una respuesta viral sostenida con el hígado en 70 pacientes, no se relacionó con el hígado en 15 pacientes, y se desconocía en los otros 15.

El equipo de van der Meer determinó que la tasa de muerte por todas las causas a los diez años fue de alrededor del 9 por ciento entre los pacientes con una respuesta viral sostenida, y del 26 por ciento entre los que no tenían la respuesta, una diferencia significativa.

Un análisis posterior reveló que la respuesta viral sostenida se asociaba con una reducción de la muerte por todas las causas, la muerte relacionada con el hígado y el trasplante de hígado.

La tasa a diez años de muerte relacionada con el hígado o de trasplante de hígado fue de alrededor del dos por ciento entre los pacientes con una respuesta viral sostenida, y de más del 27 por ciento entre los que no tenían esa respuesta, reportaron los investigadores. La tasa a diez años de cáncer de hígado fue de alrededor del cinco por ciento entre los pacientes con unas respuestas buenas, y de casi el 22 por ciento entre los que no respondieron tan bien al tratamiento.

Finalmente, la tasa a diez años de insuficiencia hepática fue de alrededor del dos por ciento entre los pacientes con una respuesta viral sostenida, y de casi el 30 por ciento entre los pacientes sin dicha respuesta, hallaron los investigadores.

Más información

El Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU. tiene más información sobre la hepatitis C.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay