MARTES, 25 de diciembre (HealthDay News) -- La comida y bebida de las vacaciones podrían poner en riesgo a las personas que no saben que tienen diabetes tipo 2, afirma un experto.

"Por más tentador y sabroso que sea, comer alimentos ricos en grasa y con un exceso de calorías, carbohidratos y sal pondrá a las personas que no saben que tienen la enfermedad en un riesgo alto", aseguró el Dr. Dale Hamilton, endocrinólogo y especialista en diabetes del Hospital Metodista en Houston, en un comunicado de prensa del hospital.

"Las causas más habituales de muerte cuando se padece una diabetes tipo 2 son el ataque cardiaco y el accidente cerebrovascular (ACV)", señaló.

Las personas con diabetes tipo 2, la forma más habitual de diabetes con diferencia, tienen problemas para generar insulina, que el cuerpo necesita para convertir los alimentos en energía. Casi 26 millones de personas en Estados Unidos tienen diabetes, 7 millones de las cuales no saben que la tienen, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Algunos de los síntomas de la diabetes tipo 2 son: sed; orinar con frecuencia (especialmente por las noches); fatiga; visión borrosa; pérdida de peso sin proponérselo, y un nivel alto de azúcar en la sangre.

Debido a los riesgos de mortalidad asociados con la diabetes, Hamilton recomienda que averigüe si tiene diabetes. Una edad avanzada, la obesidad, antecedentes familiares de diabetes y un estilo de vida sedentario aumentan el riesgo.

"El nivel alto de azúcar en la sangre debilita el sistema inmunitario, de tal manera que una persona puede contraer un resfriado del que no logra deshacerse o desarrollar una infección que no se cura", explicó Hamilton. "Le recomiendo que realice la prueba del nivel de azúcar en la sangre con frecuencia con un dispositivo que puede comprar en una farmacia. Si su nivel está entre 126 y 200 mg/dL, usted está en riesgo de diabetes tipo 2".

Afirmó que es una buena idea limitar la cantidad de alimentos ricos en carbohidratos, como el pan blanco, el arroz blanco, las patatas y la pasta, además de las carnes curadas, como el jamón y el pavo ahumado, que contienen niveles altos de sal. Al mezclarse con otros alimentos pueden causar una tensión en el corazón y aumentar la presión sanguínea, lo que puede resultar en un dolor de pecho, falta de aliento e insuficiencia cardiaca.

"Si sabe que va a asistir a comidas que resultarán copiosas con sus familiares o con amigos, reducir la cantidad de calorías de las comidas anteriores y posteriores le vendrá bien", aseguró Hamilton. "Ser consciente de lo que está comiendo no solo le dará la oportunidad de pasar unas vacaciones felices, sino de pasar un feliz año 2013 y más allá de éste".

Más información

El Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón de EE. UU. tiene más información sobre la diabetes tipo 2.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay