LUNES, 26 de noviembre (HealthDay News) -- El consumo de alcohol entre los menores de edad sigue siendo un grave problema de salud pública en EE. UU., muestra un nuevo informe del gobierno federal.

El análisis de datos recogidos entre 2008 y 2010 por la Encuesta nacional sobre uso de drogas y salud de EE. UU. halló que más del 26 por ciento de las personas de 12 a 20 años de edad reportaron beber en el mes anterior a ser encuestados, y casi 9 por ciento dijeron que habían comprado su propio alcohol la última vez que habían bebido.

Ninguna persona menor de 21 años puede comprar ni consumir alcohol en EE. UU.

Ha habido avances en la reducción del nivel de consumo de alcohol entre los menores de edad en los últimos años, sobre todo entre los menores de 18 años. Sin embargo, las tasas de bebida entre los menores de edad siguen siendo inaceptablemente altas, según el informe publicado el 20 de noviembre por la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA) de EE. UU.

"El consumo de alcohol entre los menores no debe ser una parte normal del crecimiento. Se trata de un problema de salud pública grave y persistente que pone a los jóvenes y a las comunidades en peligro", señaló en un comunicado de prensa de la SAMHSA la administradora de la agencia, Pamela Hyde.

"Aunque con frecuencia la bebida se presenta como algo glamoroso, la verdad es que el consumo de alcohol entre menores puede llevar a un mal rendimiento académico, a violaciones sexuales, a lesiones e incluso a la muerte", advirtió.

Vermont tuvo la tasa más alta de consumo de alcohol entre menores (con un 37 por ciento) y Utah la más baja (con un 14.3 por ciento). Cinco estados más del noroeste se hallaban entre los diez estados con las tasas más altas de consumo de alcohol entre menores: Connecticut, Massachusetts, Nueva Hampshire, Nueva York y Rhode Island.

Nueva York también tuvo una de las tasas más altas de jóvenes menores de edad que compraban alcohol de forma ilegal (un 15 por ciento). Los estados con las tasas más bajas de menores que compraban alcohol incluían a Nuevo México (con un 2.5 por ciento), Idaho (con un 2.6 por ciento) y Oregón (con un 2.6 por ciento).

Los estados del sur tenían algunas de las tasas más bajas de consumo de alcohol entre menores (Alabama, Arkansas, Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee y Virginia Occidental) y algunas de las tasas más altas de jóvenes que compraban alcohol ilegalmente (Alabama, Luisiana, Kentucky, Mississippi y Carolina del Norte), hallaron los investigadores.

Más información

El Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo de EE. UU. tienen más información sobre el consumo de alcohol entre los menores.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2011, HealthDay