Nombre(s) comercial(es):
  • Cipro®
  • Cipro XR®
  • Proquin XR®
ADVERTENCIA:

Tomar ciprofloxacina aumenta el riesgo de que desarrolle tendinitis (inflamación del tejido fibroso que une un músculo a un hueso) o que tenga ruptura de un tendón (desgarro del tejido fibroso que une un músculo a un hueso) durante su tratamiento o hasta por varios meses después. Estos problemas pueden afectar los tendones del hombro, la mano, la parte posterior del tobillo o de otras partes del cuerpo. La tendinitis o la ruptura de un tendón pueden producirse en personas de cualquier edad, pero el riesgo es mayor en personas de más de 60 años. Dígale a su médico si tiene o ha tenido un trasplante de riñón, corazón o pulmón; enfermedad del riñón; un trastorno articular o de los tendones como la artritis reumatoide (una afección en la que el cuerpo ataca sus propias articulaciones, lo que provoca dolor, inflamación y pérdida de la función); o si participa con regularidad en actividades físicas. Dígales a su médico y a su farmacéutico si está tomando esteroides orales o inyectables como la dexametasona (Decadron, Dexpak), metilprednisolona (Medrol) o prednisona (Sterapred). Si tiene alguno de los siguientes síntomas de tendinitis, deje de tomar ciprofloxacina, descanse y llame a su médico de inmediato: dolor, inflamación, sensibilidad, rigidez o dificultad para mover un músculo. Si tiene alguno de los siguientes síntomas de ruptura de un tendón, deje de tomar ciprofloxacina y busque tratamiento médico de emergencia: escucha o siente un crujido o chasquido en un área de tendones, tiene moretones después de una lesión en un área de tendones, o tiene incapacidad para moverse o para soportar peso en un área afectada.

Recibir ciprofloxacina puede empeorar la debilidad muscular en las personas con miastenia grave (un trastorno del sistema nervioso que provoca debilidad muscular) y provocar dificultad para respirar grave o la muerte. Informe a su médico si tiene miastenia grave. Es posible que su médico le indique que no reciba ciprofloxacina. Si tiene miastenia grave y su médico le indica que debería recibir ciprofloxacina, llame a su médico de inmediato si presenta debilidad muscular o dificultad para respirar intensa durante su tratamiento.

Consulte a su médico sobre los riesgos de tomar ciprofloxacina.

Su médico o su farmacéutico le darán la hoja del fabricante con información para el paciente (Guía del medicamento) cuando inicie su tratamiento con ciprofloxacina. Lea detenidamente esa información y pídales a su médico o a su farmacéutico que le aclaren cualquier duda. Para conseguir la Guía del medicamento, también puede visitar el sitio de Internet del fabricante, o bien el de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA): ( Web Site).

¿PARA CUÁLES condiciones o enfermedades se prescribe este medicamento?

La ciprofloxacina se usa para tratar o prevenir determinadas infecciones bacterianas. La ciprofloxacina también se usa para tratar o prevenir el ántrax (una infección grave que se puede propagar en forma intencional como parte de un ataque bioterrorista) en quienes han estado expuestos a los gérmenes del ántrax suspendidos en el aire. Las tabletas de ciprofloxacina de liberación prolongada (acción prolongada) se usan solamente para tratar determinados tipos de infecciones de las vías urinarias. La ciprofloxacina pertenece a una clase de antibióticos llamados fluoroquinolonas. Actúa eliminando las bacterias que causan las infecciones. Los antibióticos no sirven para tratar los resfriados, la gripe ni otras infecciones virales.

¿CÓMO se debe usar este medicamento?

La presentación de la ciprofloxacina es en tabletas normales, en una suspensión (líquido) y en tabletas de liberación prolongada para administrarse por vía oral. En general, las tabletas normales y la suspensión se toman dos veces al día, en la mañana y en la noche, con o sin alimentos. En general, las tabletas de liberación prolongada se toman una vez al día. Las tabletas de liberación prolongada marca Cipro XR pueden tomarse con o sin alimentos. Las tabletas de liberación prolongada marca Proquin XR deben tomarse con una de las comidas principales del día, de preferencia la cena. Tome la ciprofloxacina aproximadamente a la misma hora todos los días. La duración de la terapia depende del tipo de infección que se tenga. Su médico le dirá por cuánto tiempo tomar la ciprofloxacina. Siga atentamente las instrucciones de la receta y pídales a su médico o a su farmacéutico que le expliquen cualquier cosa que no entienda. Tome la ciprofloxacina según lo indicado. No aumente ni disminuya la dosis, ni la tome con más frecuencia que la indicada por su médico.

No debe sustituir ni las marcas ni el tipo de ciprofloxacina que tome. Cerciórese de que le den siempre la marca o el tipo de ciprofloxacina que su médico le haya recetado. Pregúntele a su farmacéutico si tiene alguna duda en cuanto al tipo de ciprofloxacina que le entregaron.

No tome la ciprofloxacina acompañándola únicamente con productos lácteos o con jugos fortificados con calcio. Pero sí puede tomarla con una comida que incluya esos alimentos o bebidas.

Trague las tabletas enteras; no las parta, ni triture ni mastique. Si no puede tragar las tabletas enteras, dígale a su médico.

Si está tomando la suspensión, agite muy bien el frasco por 15 segundos antes de cada uso para mezclar uniformemente el medicamento. Ingiera la dosis correcta sin masticar los gránulos presentes en la suspensión. Cierre bien el frasco después de cada uso. Si el paciente tiene colocada una sonda gástrica, no le dé la suspensión mediante dicha sonda.

Debe empezar a sentirse mejor durante los primeros días de tratamiento con ciprofloxacina. Si sus síntomas no mejoran o empeoran, llame a su médico. Si está en tratamiento por una infección de las vías urinarias, llame a su médico si presenta fiebre o dolor de espalda durante el tratamiento o después de él. Estos síntomas pueden ser signos de que la infección está empeorando.

Tome la ciprofloxacina hasta terminar la receta, aunque ya se sienta mejor. No deje de usar ciprofloxacina sin consultar a su médico a menos que usted presenta ciertos efectos secundarios de gravedad mencionados en la ADVERTENCIA o EFECTOS SECUNDARIOS IMPORTANTES secciones. Si deja de tomar la ciprofloxacina demasiado pronto o se salta algunas dosis, el tratamiento de la infección puede quedar incompleto y las bacterias pueden volverse resistentes a los antibióticos.

¿Qué OTRO USO se le da a este medicamento?

En caso de un ataque biológico, puede recurrirse a la ciprofloxacina para tratar y prevenir las enfermedades peligrosas que se hayan dispersado en forma intencional, como la peste bubónica, la tularemia y el ántrax de la piel o la boca. Consulte a su médico sobre los riesgos de usar este medicamento para tratar su afección.

A veces se receta este medicamento para otros usos; pídales más información a su médico o a su farmacéutico.

¿Cuáles son las PRECAUCIONES ESPECIALES que debo seguir?

Antes de tomar ciprofloxacina,

  • dígales a su médico y a su farmacéutico si es alérgico o ha tenido una reacción grave a la ciprofloxacina; cualquier otro antibiótico derivado de la quinolona o la fluoroquinolona, como gatifloxacina (Tequin) (no se vende en EE.UU.), gemifloxacina (Factive), levofloxacina (Levaquin), lomefloxacina (Maxaquin) (no se vende en EE.UU.), moxifloxacina (Avelox), ácido nalidíxico (NegGram), norfloxacina (Noroxin), ofloxacina (Floxin) y esparfloxacina (Zagam) (no se vende en EE.UU.); o a cualquier otro medicamento, o si es alérgico a cualquiera de los ingredientes de las tabletas o la suspensión de ciprofloxacina. Pídales a su médico o a su farmacéutico una lista de los ingredientes.
  • dígale a su médico si está tomando tizanidina (Zanaflex). Es probable que su médico le diga que no tome ciprofloxacina mientras esté tomando este medicamento.
  • dígales a su médico y a su farmacéutico qué otros medicamentos con y sin receta, vitaminas, suplementos nutricionales y productos herbarios está tomando o piensa tomar. No olvide mencionar los medicamentos que aparecen en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE ni ninguno de los siguientes: anticoagulantes ('diluyentes de la sangre') como warfarina (Coumadin, Jantoven); determinados antidepresivos; antipsicóticos (medicamentos para tratar la enfermedad mental); cafeína o medicamentos que la contienen (Excedrin, NoDoz, Vivarin, otros); clozapina (Clozaril, Fazaclo); ciclosporina (Gengraf, Neoral, Sandimmune); diuréticos ('water pills'); gliburida (DiaBeta, en Glucovance, Micronase, otros); determinados medicamentos contra los latidos cardíacos irregulares, como amiodarona (Cordarone), disopiramida (Norpace), procainamida (Procanbid), quinidina y sotalol (Betapace, Betapace AF, Sorine); metotrexato (Rheumatrex, Trexall); metoclopramida (Reglan); determinados medicamentos antiinflamatorios no esteroides (NSAID, por sus siglas en inglés) como ibuprofeno (Advil, Motrin, otros) y naproxeno (Aleve, Naprosyn, otros); fenitoína (Dilantin, Phenytek); probenecida (en Col-Probenecid, Probalan); ropinirol (Requip); o teofilina (Elixophyllin, Theo-24, Uniphyl, otros). Es posible que su médico deba cambiar las dosis de sus medicamentos o vigilarlo estrechamente por si presentara efectos secundarios. Muchos otros medicamentos también pueden interactuar con la ciprofloxacina, así que no olvide decirle a su médico todos los medicamentos que esté tomando, incluso los que no aparecen en esta lista.
  • si está tomando antiácidos que contengan hidróxido de aluminio o hidróxido de magnesio (Maalox, Mylanta, Tums, otros); didanosina (Videx); suplementos de calcio, hierro, zinc o vitaminas; o sucralfato (Carafate), tendrá que dejar pasar un tiempo entre su última dosis de cualquiera de estos medicamentos y el momento en que tome una dosis de ciprofloxacina.Pregúnteles a su médico o a su farmacéutico cuántas horas antes o después de tomar la ciprofloxacina puede tomar esos medicamentos.
  • dígale a su médico si usted o alguien de su familia tiene o ha tenido un intervalo QT prolongado (un problema poco común del corazón que puede provocar latidos cardíacos irregulares, desvanecimiento o muerte súbita) o latidos cardíacos irregulares, y si tiene o ha tenido problemas de nervios, bajo nivel de potasio en la sangre, arteriosclerosis cerebral (estrechamiento de los vasos sanguíneos del cerebro o cercanos a este, lo que puede provocar un accidente cerebrovascular o un miniaccidente cerebrovascular), convulsiones o enfermedad del hígado.
  • dígale a su médico si está embarazada, planea quedar embarazada o está amamantando. Si queda embarazada mientras toma ciprofloxacina, llame a su médico.
  • tenga en cuenta que la ciprofloxacina puede provocar confusión, mareos, aturdimiento y cansancio. No conduzca vehículos, opere maquinaria ni participe en actividades que requieran mucha concentración o coordinación hasta que sepa cómo le afecta este medicamento.
  • evite la exposición innecesaria o prolongada a la luz solar o ultravioleta (camas de bronceado y lámparas solares), y póngase ropa protectora, anteojos de sol y protector solar. La ciprofloxacina puede hacer que la piel se vuelva sensible a la luz solar o ultravioleta. Si la piel se enrojece, se hincha o presenta ampollas, como si hubiera sufrido quemaduras solares, llame a su médico.
¿Qué DIETA ESPECIAL debo seguir mientras tomo este medicamento?

Procure no beber ni comer en exceso productos que contengan cafeína, como café, té, bebidas energéticas, refrescos de cola o chocolate. La ciprofloxacina puede aumentar el nerviosismo, el insomnio, la intensidad de los latidos cardíacos y la ansiedad que causa la cafeína.

No olvide beber diariamente agua u otros líquidos en abundancia mientras esté tomando ciprofloxacina.

¿Qué tengo que hacer SI ME OLVIDO de tomar una dosis?

Si olvida tomar una dosis de ciprofloxacina, tómela en cuanto se acuerde. No obstante, si ya casi es hora de la dosis siguiente, salte la que olvidó y continúe con su horario de medicación normal. No tome una dosis doble para compensar la que olvidó. No tome más de 2 dosis de las tabletas o la suspensión ni más de una dosis de las tabletas de liberación prolongada al día.

¿Cuáles son los EFECTOS SECUNDARIOS que podría provocar este medicamento?

La ciprofloxacina puede provocar efectos secundarios. Avísele a su médico si cualquiera de estos síntomas es grave o no desaparece:

  • náuseas
  • vómitos
  • dolor de estómago
  • acidez estomacal
  • diarrea
  • sensación de necesidad urgente de orinar
  • dolor de cabeza
  • comezón y/o secreción vaginal

Algunos efectos secundarios pueden ser graves. Si presenta alguno de estos síntomas llame a su médico de inmediato, Pero no deje de usar norfloxacina sin consultar a su médico:

  • diarrea intensa (evacuaciones acuosas o sanguinolentas) que puede presentarse con o sin fiebre y retortijones (pueden presentarse hasta por 2 meses o más después del tratamiento)
  • mareos
  • confusión
  • nerviosismo
  • intranquilidad
  • ansiedad
  • dificultad para dormir o para permanecer dormido
  • pesadillas o sueños anormales
  • desconfianza hacia los demás o sensación de que otras personas quieren hacerle daño
  • alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • depresión
  • pensar en la muerte o en quitarse la vida
  • temblor incontrolable de alguna parte del cuerpo

Si usted experimenta alguno de los siguientes síntomas o los síntomas de tendinitis o de ruptura de un tendón descritos en la sección ADVERTENCIA IMPORTANTE, deje de usar ciprofloxacina y llame inmediatamente a su médico o busque ayuda médica de emergencia:

  • sarpullido
  • urticaria
  • picazón
  • descamación o ampollas en la piel
  • fiebre
  • hinchazón de los ojos, la cara, la boca. labios, lengua, garganta, manos, pies, tobillos o piernas
  • ronquera
  • dificultad para respirar o tragar
  • latido del corazón rápido
  • desmayo
  • pérdida de la conciencia
  • coloración amarillenta de la piel o los ojos
  • orina oscura
  • disminución de la orina
  • convulsiones
  • sangrado o moretones inusuales
  • dolor en las articulaciones o músculos

La ciprofloxacina puede provocar problemas en los huesos, las articulaciones y los tejidos alrededor de las articulaciones en los niños. En general, no se les debe administrar ciprofloxacina a los menores de 18 años, a menos que tengan determinadas infecciones graves que no puedan ser tratadas con otros antibióticos o que hayan estado expuestos al ántrax suspendido en el aire. Si el médico le receta ciprofloxacina a su hijo, no olvide decirle si el niño tiene o ha tenido problemas en las articulaciones. Llame a su médico si el niño empieza a tener problemas en las articulaciones, como dolor o inflamación, mientras está en tratamiento con ciprofloxacina o después de él.

Ciprofloxacina puede causar daños en los nervios que pueden no desaparecer incluso después de dejar de usar ciprofloxacina. Este daño puede ocurrir poco después de comenzar a usar ciprofloxacina. Si usted experimenta alguno de los siguientes síntomas, llame a su doctor de inmediato: entumecimiento, hormigueo, dolor o ardor en los brazos o en las piernas; o un cambio en su capacidad de sentir el tacto ligero, dolor, calor o frío. Si experimenta estos síntomas, no utilice cualquier ciprofloxacina hasta que hable con su médico. Su médico le puede recetar un antibiótico diferente para su uso en lugar de ciprofloxacina.

Hable con su médico acerca de los riesgos de usar ciprofloxacina o dar ciprofloxacina a su hijo.

La ciprofloxacina puede provocar otros efectos secundarios. Llame a su médico si tiene algún problema inesperado mientras toma este medicamento.

Si desarrolla un efecto secundario grave, usted o su doctor puede enviar un informe al programa de divulgación de efectos adversos 'MedWatch' de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) en la página de Internet [ Web Site] o por teléfono al 1-800-332-1088.

¿Cómo debo ALMACENAR o DISPONER de este medicamento?

Mantenga este producto en su envase original, perfectamente cerrado y fuera del alcance de los niños. Almacene las tabletas y las tabletas de liberación prolongada a temperatura ambiente y alejadas del calor y la humedad excesivos (nunca en el cuarto de baño). Puede almacenar la suspensión en el refrigerador o a temperatura ambiente, perfectamente cerrada, hasta por 14 días. No congele la suspensión de ciprofloxacina. Deseche el sobrante de la suspensión después de 14 días, así como los medicamentos que estén vencidos o que ya no necesite. Pregúntele a su farmacéutico cuál es la manera adecuada de desechar los medicamentos.

¿Qué debo hacer en caso de una SOBREDOSIS?

En caso de una sobredosis, llame a la oficina local de control de envenenamiento al 1-800-222-1222. Si la víctima está inconsciente, o no respira, llame inmediatamente al 911.

¿Qué OTRA INFORMACIÓN de importancia debería saber?

No falte a ninguna cita, ni con su médico ni con el laboratorio. Es posible que su médico ordene determinadas pruebas de laboratorio para ver como está respondiendo su organismo a la ciprofloxacina.

No deje que ninguna otra persona use sus medicamentos. Es probable que no pueda volver a surtir esta receta. Si aún tiene síntomas de infección después de terminar de tomar la ciprofloxacina, llame a su médico.

Es importante que Ud. mantenga una lista escrita de todas las medicinas que Ud. está tomando, incluyendo las que recibió con receta médica y las que Ud. compró sin receta, incluyendo vitaminas y suplementos de dieta. Ud. debe tener la lista cada vez que visita su médico o cuando es admitido a un hospital. También es una información importante en casos de emergencia.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento actualizado: 15 Diciembre 2013.