Cómo aplicarse las gotas para los oídos

(Pedirle a alguien que le aplique las gotas para los oídos podría facilitarle este procedimiento).

  • Lávese muy bien las manos con agua tibia y jabón.
  • Límpiese suavemente el oído con una toalla facial húmeda y séquelo enseguida.
  • Entibie las gotas hasta que casi alcancen la temperatura corporal. Para ello, sujete el frasco en la palma de la mano por unos minutos.
  • Si las gotas son una suspensión o si la etiqueta lo indica, agite bien el frasco por 10 segundos.
  • Revise la punta del gotero para cerciorarse de que no esté astillada ni agrietada.
  • Succione el medicamento con el gotero o sostenga el frasco gotero con la punta hacia abajo.
  • Incline la cabeza hacia el lado contrario del oído afectado o acuéstese de lado. Jálese la oreja hacia atrás y hacia arriba (si le va a aplicar las gotas a un niño menor de 3 años, jálela hacia atrás y hacia abajo) para abrir el conducto auditivo.
  • Evite que la punta del gotero roce la oreja o cualquier otra cosa; es muy importante mantener limpio el gotero.
  • Aplíquese en el oído la cantidad de gotas que le hayan indicado. Luego, oprima suavemente el pequeño pliegue de piel (trago) ubicado sobre el oído para ayudar a que las gotas desciendan por el conducto auditivo.
  • Mantenga el oído inclinado por unos minutos o introduzca en el mismo un tapón de algodón, según lo que su médico o su farmacéutico le hayan recomendado.
  • Colóqueles de inmediato la tapa o el gotero al frasco y apriételos bien.
  • Lávese las manos para eliminar cualquier exceso de medicamento.

Adaptado, con permiso, del Programa de Educación para el Paciente de Michigan Pharmacists Association.

AHFS® Consumer Medication Information. © Copyright, The American Society of Health-System Pharmacists, Inc., 7272 Wisconsin Avenue, Bethesda, Maryland. All Rights Reserved. Duplication for commercial use must be authorized by ASHP.

Documento revisado: 1 Septiembre 2010.