Image for kids and exercise articleLos niños precisan que los asesoren para tomar las decisiones correctas cuando se trata de qué comer y cómo pasar el tiempo. Los patrones que su hijo desarrolle en este momento pueden afectarlo en la edad adulta. Por este motivo es tan importante que ayude a su hijo a desarrollar un estilo de vida saludable a una edad temprana.

¿Qué pueden hacer los padres? Como padre, usted ejerce una gran influencia sobre la vida de su hijo. Si usted come alimentos saludables y se toma tiempo para hacer ejercicio, aumenta las probabilidades de que su hijo adopte estos hábitos.

¿Qué sucede si no está seguro de cómo ayudar a su hijo a comer mejor o a tener un mejor estado físico? No se preocupe. A continuación, encontrará pautas para promover un estilo de vida saludable y atlético.

Nutrición

Su hijo puede participar de manera activa en su nutrición. Hágalo participar de todas las etapas de una alimentación saludable:

Planificación de las comidas

MyPlate Esta es una iniciativa del gobierno para fomentar la alimentación saludable. Al planificar las comidas con su hijo, use MyPlate como guía para que lo ayude a incluir los grupos de alimentos básicos:

  • Frutas: ya sea un plátano fresco, pasas de uva o un vaso de 100% jugo de frutas, seguramente haya una opción de fruta que a su hijo le guste.
  • Verduras: ¿le gustan a su hijo las zanahorias crudas y el apio? ¿O tal vez las habichuelas? Si su hijo no ha encontrado una verdura que realmente le guste comer, recuerde que las opciones son muchas.
  • Cereales: el trigo, el arroz y la avena forman parte de este grupo. Aliente a su hijo a optar por cereales integrales en lugar de refinados (o procesados).
  • Proteína: el pollo, los frijoles negros y el atún son solo algunas de las fuentes saludables de proteína para su hijo.
  • Lácteos: la leche descremada o semidescremada, el yogur y el queso son excelentes complementos para la dieta de su hijo.
Hacer las compras

Permita que su hijo la ayude en su próxima visita al supermercado. Use esto como oportunidad para reafirmar los principios de MyPlate. Por ejemplo, aliente a su hijo a escoger frutas y verduras nuevas para probar.

Si su hijo es más grande, enséñele a leer las etiquetas de los alimentos, a prestar atención a información como el tamaño de las porciones y las calorías. Su hijo también puede beneficiarse de aprender a leer rápidamente los ingredientes. Por ejemplo, ¿su cereal favorito está hecho de trigo integral o de granos refinados?

¿Qué sucede cuando su hijo busca galletas para agregar al carro de compras? Trate de remarcar que está bien darse algunos gustos de vez en cuando. Pero que hay mejores opciones, como las frutas y las verduras, para comer a diario.

Preparación de las comidas

Al preparar la comida, haga participar a su hijo. Incluso los niños pequeños pueden participar, ya sea colocando la lechuga en un bol o poniendo el pan en la mesa. Los niños más grandes pueden aventurarse a preparar el plato principal.

Comer juntos

Ahora que la comida está lista, ¡siéntense y disfrútenla! Es preferible que en el comedor no haya un televisor para poder pasar un tiempo de calidad en familia. Enseñe a su hijo a comer despacio y a saborear cada bocado saludable.

Buen estado físico

Haga que la actividad física sea parte de la rutina de la familia. A diario, haga que su hijo se esfuerce por realizar al menos 60 minutos de actividad física. Esto debería ser una combinación de ejercicio aeróbico (p. ej., correr), fortalecimiento muscular (p. ej., flexiones de brazo) y fortalecimiento de los huesos (p. ej., saltar). Para que la actividad física sea divertida, incorpore la actividad a los juegos. Si su hijo se divierte, es más probable que desee volver a practicar ejercicio.

Puede hacer hincapié en la importancia de la actividad física en la vida de su hijo de muchas maneras, por ejemplo:

  • En lugar de mirar televisión después de comer, es preferible andar en bicicleta o jugar en el parque.
  • Planifique un fin de semana activo. Los viajes con caminatas y los días de playa no son costosos y son maneras divertidas de hacer ejercicio.
  • Si su hijo decidió unirse a un equipo deportivo, estimúlelo. No solo se ejercitará, además, aprenderá aptitudes sociales.
  • ¿Qué sucede si a su hijo no le interesa el deporte? Existen muchas otras opciones, como bailar, yoga, karate... Tal vez pueda mostrarle algunas actividades y descubrir cuál es la que le gustaría probar.

Al enseñarle a su hijo sobre la nutrición adecuada y el ejercicio, está ayudando a establecer los cimientos para una vida adulta saludable. Recuerde que usted es el modelo para ellos. Si usted come como corresponde y está físicamente activo, entonces, esto alienta a su hijo a hacer lo mismo.