El médico recetó un medicamento denominado ibuprofeno para su hijo. Antes de administrarle este medicamento al niño, asegúrese de leer y comprender la información a continuación.

¿En qué casos se receta este medicamento?

El ibuprofeno se utiliza para aliviar el dolor, la inflamación y la fiebre.

¿Qué dosis debo administrar?

La cantidad del medicamento que le dé a su hijo dependerá de su peso o edad. A continuación, se presentan las dosis sugeridas. Asegúrese de verificar la cantidad de medicamento en jarabe o en comprimidos antes de administrar la dosis. Siga las instrucciones de la etiqueta del medicamento para obtener la información más reciente sobre la dosificación. Como las concentraciones pueden variar en función de las marcas, asegúrese de leer bien la etiqueta. Si no está seguro de la dosis que debe administrarle a su hijo, consulte al médico.

Dosis oral para niños de 6 meses a 11 años

Edad

Peso

Dosis total que debe administrarle a su hijo Si utiliza gotas para lactantes, (50 mg/1,25 ml) deberá administrar esta dosis Si utiliza jarabe, (100 mg/5 ml) deberá administrar esta dosis Si utiliza comprimidos para niños (100 mg por comprimido), deberá administrar esta dosis

6 a 11 meses

12 a 17 lb (5 a 8 kg)

50 mg

1,25 ml

no corresponde

no corresponde

12 a 23 meses

18 a 23 lb (8 a 10 kg)

75 mg

1,875 ml

no corresponde

no corresponde

2 a 3 años

24 a 35 lb (11 a 16 kg)

100 mg

no corresponde

5 ml (1 cucharadita)

1 comprimido

4 a 5 años

36 a 47 lb (16 a 21 kg)

150 mg

no corresponde

7,5 ml (1 ½ cucharaditas)

1 ½ comprimidos

6 a 8 años

48 a 59 lb (22 a 27 kg)

200 mg

no corresponde

10 ml (2 cucharaditas)

2 comprimidos

9 a 10 años

60 a 71 lb (27 a 32 kg)

250 mg

no corresponde

12,5 ml (2 ½ cucharaditas)

2 ½ comprimidos

11 años

72 a 95 lb (33 a 43 kg)

300 mg

no corresponde

15 ml (3 cucharaditas)

3 comprimidos

kg=kilogramo; mg=miligramo; ml=mililitro

Las dosis pueden administrarse en intervalos de 6 a 8 horas. No le administre a su hijo más de cuatro dosis en 24 horas.

En niños menores de seis meses: pídale al médico las instrucciones de administración.

En niños de 12 años o mayores: administre 200 mg en intervalos de 4 a 6 horas. En caso de ser necesario, puede aumentar la dosis a 400 en intervalos de 4 a 6 horas.

¿Conlleva efectos secundarios?

Los posibles efectos secundarios incluyen:

¿Qué más debo saber antes de administrarle este medicamento a mi hijo?

Hable antes con el médico para asegurarse de que comprende cómo administrar el medicamento. Además, si su hijo toma algún otro medicamento, infórmele al médico.

¿Cómo debo almacenar este medicamento?

Almacene el medicamento a temperatura ambiente (68 °F a 77 °F [20 °C a 25 °C]) en un lugar seco y oscuro. No lo almacene en el baño o la cocina.

¿Cuándo debo llamar al médico?

Llame al médico si el niño presenta los siguientes síntomas:

  • Signos de una reacción potencialmente mortal:
    • Sibilancia
    • Opresión en el pecho
    • Fiebre
    • Picazón
    • Tos intensa
    • Piel de color azul
    • Convulsiones
    • Inflamación en el rostro, los labios, la lengua o la garganta
  • Dolor o presión en el pecho
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Dolor abdominal muy intenso
  • Inflamación o dolor en manos o pies
  • Alteraciones en el habla o en la vista
  • Dolor o irritación en los ojos
  • Heces negras, alquitranadas o sanguinolentas
  • Sangre en la orina
  • Diarrea
  • Hematomas o hemorragias inusuales
  • Erupción cutánea

También debe llamar al médico si el niño se siente peor o la condición no mejora.

Si cree que su hijo pudo haber sufrido una sobredosis, diríjase a la sala de emergencias o al Centro Toxicológico local de inmediato.