Image for omega3 articleProbablemente haya escuchado que los ácidos grasos omega 3 pueden reportar beneficios cardiovasculares, sobre todo en el caso de las personas con altos niveles de triglicéridos. Pero, ¿pueden tener un efecto sobre la salud mental? ¿Pueden aliviar síntomas psicológicos los ácidos omega 3?

¿Qué son los ácidos grasos omega 3?

Los omega 3 son tipos de grasas poliinsaturadas (“buenas”) que se presentan de diversas formas:

  • Ácido docosahexaenoico (ADH), en el pescado y los aceites de pescado
  • Ácido eicosapentanoico (AEP) y ácido alfa linoleico (AAL), en los alimentos de origen vegetal y los aceites vegetales

Los suplementos de omega 3 son fáciles de conseguir en supermercados y farmacias, pero estos ácidos grasos también se pueden incorporar mediante un cambio en la alimentación de modo que incluya más:

Si usted o algún conocido tienen una condición de salud mental, tal vez se pregunten si los omega 3 son un tratamiento natural exitoso.

¿Qué dicen las investigaciones?

Los científicos han estudiado el uso de los omega 3 como posible tratamiento de diversas condiciones de salud mental. Sin embargo, la evidencia general es variada.

Depresión

La depresión es un trastorno del estado anímico marcado por sentimientos de profunda tristeza y falta de interés en las actividades. El tratamiento suele incluir medicamentos antidepresivos y psicoterapia.

Hallazgos

Algunos estudios respaldan el uso de los omega 3 en personas con depresión. Una revisión de 35 ensayos clínicos determinó que estos ácidos grasos pueden aliviar síntomas como los sentimientos de tristeza o desvalorización, y es posible que las personas con síntomas graves experimenten beneficios mayores.

Tres estudios de alcance limitado determinaron que el AEP puede ayudar a aliviar los síntomas en las personas en las que los antidepresivos no resultan eficaces.

Además, organizaciones como la American Psychological Association (Asociación Psicológica Estadounidense) sugieren que los omega 3 pueden resultar beneficiosos como complemento del tratamiento con antidepresivos. En un ensayo clínico de alcance limitado, las personas que tomaron antidepresivos y omega 3 experimentaron una mejoría mayor que aquellas que tomaron el medicamento y un placebo.

Sin embargo, no todos los hallazgos fueron positivos. Un estudio de gran alcance con 432 personas determinó que los omega 3 no parecen reducir los síntomas en las personas con depresión. Los investigadores también examinaron a personas con depresión y cardiopatía. Los pacientes que tomaron el antidepresivo setralina (Zoloft) y omega 3 no experimentaron una mejoría mayor que los que tomaron setralina y un placebo, y un estudio de menor alcance, con 36 personas, determinó que el ADH no contribuyó a aliviar los síntomas de la depresión.

Con resultados variados como estos, es difícil afirmar que los omega 3 contribuyen con certeza al alivio de la depresión.

Trastorno bipolar

Las personas que padecen trastorno bipolar experimentan cambios de humor bruscos (de la manía a la depresión), así como cambios en el nivel de energía y en la capacidad para desempeñarse. Para tratar esta condición, se utilizan diversos medicamentos además de psicoterapia.

Hallazgos

No se han realizado muchos estudios sobre la relación entre los omega 3 y el trastorno bipolar. Una revisión de cinco ensayos clínicos determinó que no se dispone de suficiente evidencia para establecer la eficacia de estos ácidos grasos en el tratamiento del trastorno bipolar. Sin embargo, un ensayo clínico con 75 personas determinó que el AEP puede reducir los síntomas de la depresión bipolar.

Esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno cerebral grave que incluye síntomas como alucinaciones, delirios y paranoia. Los tratamientos comunes son los antipsicóticos y la psicoterapia de apoyo.

Hallazgos

En una revisión de ocho ensayos clínicos con 517 personas, los investigadores no encontraron evidencia suficiente para respaldar el uso de los omega 3 en el tratamiento de la esquizofrenia. Uno de los ensayos en esta revisión mostró cierta mejoría en el estado mental de los pacientes.

Sin embargo, los investigadores descubrieron algunas novedades prometedoras en el ámbito de la prevención. Es posible que los adolescentes y adultos jóvenes que tienen un riesgo extremadamente alto de padecer un trastorno psicótico, incluida la esquizofrenia, puedan demorar su manifestación mediante el consumo de suplementos de omega 3. Una desventaja es que, como el estudio se centró en un grupo muy específico, es difícil aplicar los resultados a una población más amplia.

Trastorno límite de la personalidad

El trastorno límite de la personalidad (TLP) es una condición problemática que puede implicar problemas emocionales, incluidos la impulsividad y graves problemas interpersonales. Por lo general, se utilizan terapia conductista y antidepresivos para aliviar los síntomas.

Hallazgos

Una revisión de 28 ensayos clínicos con 1.742 personas con TLP estableció que los medicamentos y los suplementos, incluidos los omega 3, pueden no ser eficaces para aliviar los síntomas. Sin embargo, en un estudio de alcance limitado, 30 mujeres con TLP moderado a grave experimentaron una mejoría en sus sentimientos de depresión y agresividad al ingerir AEP.

Trastorno por déficit de atención con hiperactividad

Las personas que padecen trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) pueden ser hiperactivas, impulsivas y tener falta de atención. Estos síntomas suelen interferir con la escuela y el trabajo. Además de la terapia conductista, existen muchos medicamentos para tratar el TDAH.

Hallazgos

Existe evidencia de que los omega 3 y los omega 6 (otro tipo de ácido graso) pueden ayudar a algunos niños y adolescentes con TDAH. En un grupo de 75 niños, se determinó al azar quienes recibirían el ácido graso y quienes un placebo durante tres meses. Los que tomaron suplementos de omega 3 y omega 6 experimentaron un alivio de los síntomas.

Pero otros estudios no fueron tan positivos como este. Un estudio de mayor alcance con 92 niños no pudo establecer ninguna asociación entre el AEP y el alivio de los síntomas del TDAH. En ese sentido, es posible que el aporte complementario de ADH no reporte ningún beneficio a los niños con TDAH.

¿Está pensando en incorporar omega 3?

Los investigadores siguen estudiando el efecto de los omega 3 en el tratamiento de las condiciones de salud mental. Si bien es un área que sigue en estudio, es posible que le interese agregar más alimentos con alto contenido de omega 3 a su dieta o incluso tomar un suplemento a diario.

Si decide ingerir omega 3, tenga en cuenta lo siguiente:

  • En general, los suplementos de omega 3 son seguros. Sin embargo, existe la posibilidad de que puedan incrementar las hemorragias, especialmente en personas que toman medicamentos anticoagulantes (como warfarina). Por ello, es importante que consulte con el médico antes de tomar omega 3.
  • Asegúrese de que los suplementos que adquiera no contengan contaminantes tóxicos, como mercurio.
  • También tenga en cuenta que, en algunos casos, los omega 3 se combinan con las vitaminas A y D. Dado que estas son vitaminas liposolubles, pueden alcanzar niveles tóxicos en el organismo si se las consume en exceso. Tal vez prefiera comprar suplementos de omega 3 que no incluyan estas vitaminas.
  • Nunca utilice los omega 3 para reemplazar los medicamentos psiquiátricos. Existen tratamientos convencionales que demostraron eficacia, como los antidepresivos y la terapia conductista. Asegúrese de trabajar en conjunto con el médico para recibir los mejores cuidados posibles. No intente tratar una condición de salud mental por su cuenta.