Millones de personas en todo el mundo cuentan con teléfonos celulares para mantenerse en contacto. La rápida evolución de esta tecnología ha traído cierta preocupación de repercusiones en salud. Los teléfonos celulares sí emiten una radiación de radio-frecuencia. Aunque la radiación es muy pequeña, algunos expertos están preocupados, puesto que los teléfonos se sostienen a la altura de la cabeza, de que pueda haber un incremento en la posibilidad de desarrollar crecimiento de tumores. Investigación reciente ha dividido a los expertos sobre los riesgos del desarrollo de tumores.

Investigadores del Department of Oncology en University Hospital en Suecia revisaron varios estudios sobre el uso de teléfonos celulares y los tumores. Los resultados, publicados en International Journal of Oncology, encontraron que no había relación significativa entre el uso de los teléfonos celulares y el desarrollo de tumores en general, pero existía un patrón en el desarrollo de tumores ipsolaterales (mismo lado) y el uso de teléfonos celulares.

Acerca del Estudio

La revisión consideró varios estudios de control de casos previamente publicados. Los estudios se dividieron en revisiones de gliomas, meningiomas y neuromas acústicas.

Con gliomas:

  • En una revisión de 10 estudios de control de casos no se encontró asociación significativa en general entre el uso de teléfonos celulares y los gliomas.
  • En una revisión de seis estudios no se encontró un aumento significativo en el riesgo con el uso de teléfonos celulares de 10 años o más.
  • Se encontró en una revisión de cuatro estudios un aumento en el riesgo de padecer gliomas con 10 o más años del uso ipsolateral.

Con meningiomas:

  • Existió apenas una asociación significativa con una disminución en el riesgo total.
  • Una revisión de cuatro estudios no mostró aumento significativo en el riesgo con el uso de 10 o más años.
  • No hubo ninguna tendencia hacia el incremento en el riesgo con 10 o más años del uso ipsolateral.

En casos de la revisión de neuromas acústicas:

  • Una revisión de nueve estudios mostró que no había relación significativa entre el uso de los teléfonos celulares y los tumores cerebrales.
  • En una revisión de tres estudios se encontró un incremento en el riesgo con el uso ipsolateral.

En ambos casos del incremento en el riesgo, existió riesgo potencial de sufrir sesgos de memoria. En los sesgos de memoria la información se tuvo que obtener por medio de la memoria de los participantes después de haber sido diagnosticados. El diagnóstico solo podría afectar cómo los participantes recuerdan detalles tales como de qué lado utilizan sus teléfonos celulares.

¿Cómo le Afecta Esto a Usted?

Se llevarán a cabo más estudios para entender completamente los efectos a largo plazo de la exposición de las ondas de los teléfonos celulares y otras tecnologías. Actualmente no hay evidencia que establezca que el uso del teléfono celular contribuye al desarrollo de tumores cerebrales en general. Usar auriculares o teléfonos con alta voz o los mensajes de texto son buenas opciones que le permiten usar un teléfono celular sin tener la radiación cerca de su cabeza.