The Nurse's Health Study comenzó originalmente para investigar el uso de anticonceptivos a largo plazo en 1976. Desde entonces, el estudio ha continuado y proporcionado valiosa información sobre los riesgos y comportamientos de salud de la mujer. Cada dos años, se recolectan encuestas acerca de los hábitos de salud y de vida, como el fumar, de las más de 100,000 enfermeras que participan en el estudio.

Investigadores de Harvard School of Public Health quisieron determinar si dejar de fumar disminuía el riesgo de muerte en comparación con quienes continuaban fumando. La información recolectada del Nurse's Health Study se publicó en la edición de mayo de JAMA. Los resultados sugirieron que dejar de fumar puede disminuir el riesgo de muerte a causa de enfermedades relacionadas con fumar.

Acerca del Estudio

El estudio fue un posible estudio de cohorte que dio seguimiento a 104,519 enfermeras durante 24 años. Las enfermeras, entre 30 y 55 años de edad, reportaron sus hábitos de fumar y su estatus de salud en el transcurso de todo el periodo de estudio. Los índices de muerte entre las enfermeras fueron:

  • 9.2% para enfermeras que nunca fumaron
  • 12.1% para fumadoras previas
  • 18.8% para fumadoras actuales

El seguimiento de las encuestas también indicó que las fumadoras tuvieron un incremento en las muertes a causa de enfermedades vasculares, enfermedad de las arterias coronarias, enfermedades cerebrovasculares, enfermedades respiratorias, COPD, cáncer pulmonar, cáncer colorrectal, y todos los cánceres relacionados con fumar (incluye el cáncer cervical y el cáncer de seno).

¿Cómo le Afecta Esto?

Cada año, 400,000 personas mueren a causa de enfermedades relacionadas con fumar. Si usted fuma actualmente, dejar de hacerlo podría reducir su riesgo de muerte a causa de tales enfermedades. Si usted no fuma actualmente, no comience a hacerlo. Dejar de fumar es un desafío para muchas personas, pero existen varias opciones para ayudarle a dejarlo. Si usted ha tratado de dejarlo, explore nuevos métodos e inténtelo nuevamente. Discuta sus preocupaciones y opciones con su médico.