Las infecciones en una herida pueden retrasar el proceso de curación y en algunos casos llevan a serias complicaciones médicas. Limpiar la herida con agua es un proceso normal para disminuir la infección tanto en heridas nuevas como crónicas. El proceso actual utiliza agua salina estéril o agua tratada por medio de un sistema de esterilzación especial. El agua estéril cuesta dinero extra y requiere equipo especializado. En situaciones fuera un lugar médico, el agua estéril no siempre está disponible.

Una revisión de 11 estudios de limpieza de heridas se publicó en el Cochrane Library. La revisión sugirió que cuando se trata de la limpieza de heridas, el agua potable de la llave podría ser una mejor solución. El agua definida como agua potable de la llave reune los estándares establecidos por Environmental Protection Agency (EPA) y se considera libre de bacterias y residuos nocivos.

Acerca del Estudio

Los investigadores llevaron a cabo una revisión sistemática, un estudio que combina información de otros estudios para sacar una conclusión. Ésta revisión sistemática incluyó 11 ensayos que evaluaron el índice de infección de las heridas después de limpiarlas con agua de llave en comparación con agua salina (sal) estéril en lugares de cuidado de la salud. Los estudios incluyeron a adultos y a niños con heridas agudas (recientes) y a pacientes con heridas crónicas. Hubo otro estudio reciente, publicado en the Academy of Emergency Medicine, que no se incluyó en esta revisión. Este estudio revisó a 715 adultos que fueron a salas de urgencia con laceraciones simples. Se les trató a los pacientes con irrigación de la herida (lavado) con agua de llave o agua salina (sal) normal.

En general, no hubo incremento en índice de infección en pacientes que tenían heridas lavadas con agua de llave. En tres ensayos con 1,338 pacientes adultos, el índice de infección se redujo con el agua de llave. En dos estudios con 535 niños, no hubo diferencia en el índice de infección. En un estudio de pacientes con heridas crónicas tampoco no hubo diferencias en índices de infección.

En el estudio por separado de 715 pacientes en la sala de urgencias, los índices de infección fueron casi los mismos. El grupo tratado con agua de llave tuvo un índice del 4% y el grupo tratado con agua salina obtuvo un índice del 3.3%.

¿Cómo le Afecta Esto a Usted?

Este estudio sugiere que el agua de llave potable es al menos tan efectiva como el agua salina, incluso mejor en ciertos casos. En algunas situaciones, el agua de llave es la única opción y esta revisión sugiere que es segura. El uso de agua de llave puede disminuir el costo del cuidado médico y la necesidad de tener equipo especializado.

Es importante cuidar apropiadamente una herida para prevenir infecciones. Si usted sospecha que una herida se ha infectado consulte a su médico.