Aproximadamente del 4% al 5% de los niños en los Estados Unidos están siendo tratados con medicamentos para el trastorno de hiperactividad y déficit de atención (ADHD). El tipo más común de los medicamentos para ADHD son estimulantes. Estos medicamentos pueden aumentar el ritmo cardíaco y la presión arterial, que podrían ser más serios en los niños con condiciones cardíacas. Muchas, pero no todas las condiciones cardíacas, se pueden descubrir con una prueba de electrocardiograma (ECG), un registro de la actividad cardíaca.

En las revisiones llevadas a cabo por la Food and Drug Administration (FDA) y el FDA Pediatric Advisory Committee se encontró que había casos de enfermedades y muertes relacionados con condiciones cardíacas en niños que tomaron medicamentos para ADHD. Sin embargo, no existió una conexión directa hecha entre el medicamento y las condiciones cardíacas. La posible relación ha provocado que la American Heart Association recomiende una revisión con ECG para cualquier niño al que se le esté planeando dar un medicamento estimulante. El objetivo de la revisión es identificar enfermedad cardíaca desconocida.

Acerca de la Recomendación

El 9 de febrero de 2006, la Drug Safety and Risk Management Advisory Committee de la FDA Reports se reunieron y revisaron casos entre 1999 y 2003. Encontraron que 25 personas (19 niños) que tomaron medicamentos para ADHD murieron repentinamente y 43 personas (26 niños) sufrieron otras enfermedades cardiovasculares serias tales como apoplejía, paro cardíaco y palpitaciones cardíacas.

En marzo de 2006 el FDA Pediatric Advisory Committee se reunió para revisar casos adicionales en niños desde 1992 hasta febrero de 2005. Encontraron 11 casos de muertes repentinas asociadas con metilfenidato , 13 relacionados con anfetaminas y tres muertes repentinas en niños que tomaron atomoxetina entre los años 2003 y 2005.

Existe una rara relación de muerte cardíaca repentina con los medicamentos estimulantes. Los niños con problemas cardíacos subyacentes podrían estar en un alto riesgo cuando toman medicamentos estimulantes. La muerte cardíaca repentina ocurre en 1,000 -7,000 niños anualmente en los Estados Unidos. Las causas más comunes son miocardiopatía hipertrófica, síndrome el síndrome de QT largo, displasia arritmogénica del ventrículo derecho y miocardiopatía dilatada, anomalías de las arterias coronarias, fibrilación ventricular primaria o taquicardia, síndrome de Wolff-Parkinson-White y ruptura aórtica. Algunos de estos, pero no todos, se pueden detectar con el ECG.

Basada en esta información, la American Heart Association sugiere un electrocardiograma de revisión antes de comenzar a administrar medicamentos a niños con ADHD.

¿Como le Afecta Esto a Usted?

Los vínculos definitivos entre el medicamento para ADHD y las muertes o enfermedades provenientes de los padecimientos relacionadas con condiciones cardíacas no se han realizado. Sin embargo, se sabe que los medicamentos estimulantes generalmente tienen un efecto ligero en el ritmo cardíaco y la presión arterial. Existe preocupación de que este efecto podría ser más severo en niños con problemas cardíacos subyacentes. Se recomiendan revisiones con ECG para ayudar a identificar algunas condiciones cardíacas y guiar decisiones de tratamientos futuros.

Usted debe informar a su médico si tiene un historial médico familiar de cualquier problema cardíaco. Trabaje con el pediatra de su hijo para desarrollar un plan que trate el ADHD, basado en las necesidades individuales de su hijo.