La angina es el dolor en el pecho al realizar actividad y esfuerzo. La causan las obstrucciones de las arterias que suministran sangre a su corazón. Las obstrucciones las provocan fumar, diabetes, presión arterial alta y colesterol alto. Si usted sufre de angina, probablemente ha tenido largas discusiones con su doctor acerca de las opciones de tratamiento. Decidir someterse a bypass de la arteria coronaria (CABG) mayor o una intervención coronaria percutánea (ICP) más simple no es fácil.

Un estudio publicado en el Annals of Internal Medicine podría ayudarlo a usted y a su doctor a tomar esa decisión. El estudio es una revisión extensa de los resultados después del CABG y la ICP. Los pacientes que se sometieron a CABG tuvieron menos síntomas de angina al año y a los cinco años después de la cirugía.

Acerca del Estudio

Los investigadores consideraron resultados de 23 estudios altamente calificados que compararon el CABG y la ICP en casi 10,000 pacientes entre 1987 y 2002. Hubo dos tipos de ICP incluidos; algunos pacientes tuvieron angioplastia con balón previa y algunos que se sometieron al procedimiento más reciente con la cánula arterial. El tiempo de seguimiento del paciente osciló de 6 meses a 13 años. La edad promedio de los pacientes era de 61 años de edad y el 27% eran mujeres. Hubo pacientes con diabetes (20%), presión arterial alta (50%), colesterol alto (50%) e historial familiar de ataque al corazón (40%).

Ambos procedimientos tenían índices positivos de cinco años de supervivencia: el 90.7% con CABG contra el 89.7% con ICP. Antes se utilizaban las cánulas en ICP, el CABG tuvo un mejor índice de supervivencia, pero no hubo diferencia significativa en supervivencia después de que ICP incluyera las cánulas. La ICP se asoció con un índice menor de apoplejía en el lapso de 30 días del procedimiento, pero los índices eran muy pequeños en ambos procedimientos: 1.2% en CABG contra el 0.6% en ICP.

Basado en los estudios, el CABG se favoreció sobre la ICP debido a 1) la mejoría de los síntomas de angina y 2) los procedimientos menos repetidos.

Después de un año, el 84% de los pacientes que se sometieron a CABG no tenían angina y sólo el 3.8% se sometió a otro procedimiento. Mientras el 75% de los pacientes que se sometieron a ICP no tenían angina y el 26% se realizó otro procedimiento.

Después de cinco años, el 84% de los pacientes que se sometieron a CABG no tenían angina y sólo el 9.8% se sometió a otro procedimiento. Mientras que el 79% de los pacientes que se sometieron a ICP no tenían angina y el 40% se realizó otro procedimiento.

¿Cómo le Afecta Esto a Usted?

La enfermedad cardíaca todavía es la causa número uno de muerte en los Estados Unidos. La enfermedad de las arterias coronarias causa mucha incapacidad y enfermedad. Los opciones de tratamiento incluyen dieta, ejercicio, dejar de fumar y medicamentos para controlar la presión arterial, el colesterol y la diabetes. Cuando los cambios de estilo de vida y los medicamentos no están controlando sus síntomas, su doctor podría decidir llevar a cabo cirugía. Este estudio reporta resultados alentadores provenientes del bypass de la arteria coronaria durante muchos años. Recuerde, antes de someterse a cualquier procedimiento médico, asegúrese de entender los riesgos y beneficios. Siempre discuta estos riesgos con su médico cuando decida cuál es el mejor procedimiento para usted.