La terapia de reemplazo hormonal (TRH) reemplaza las hormonas (estrógeno solo o estrógeno con progesterona) que disminuyen durante la menopausia. Estudios recientes sugirieron que el uso de TRH a largo plazo podría disminuir el riesgo de padecer enfermedad cardíaca y fracturas relacionadas con la osteoporosis en mujeres posmenopáusicas. Pero en 2002, el ensayo de Women's Health Initiative (WHI) de los Estados Unidos mostró que la mujeres posmenopáusicas que tomaron TRH tuvieron un aumento en el riesgo de padecer apoplejía, ataque cardíaco, coágulos sanguíneos y cáncer de mama.

El ensayo de Women's International Study of Long Duration Oestrogen After Menopause (WISDOM) comenzó reclutando voluntarias en 1999. Se diseñó WISDOM para comparar los riesgos y los beneficios a largo plazo de TRH combinada (estrógeno y progesterona), TRH sólo de estrógeno y placebo durante más de 10 años de tratamiento y cinco años de seguimiento. El ensayo se detuvo anticipadamente, después de menos de un año, después de la publicación de los resultados del ensayo de WHI.

En un estudio publicado el 11 de julio de 2007 en la emisión en línea del British Medical Journal, investigadores publicaron resultados del ensayo breve de WISDOM. WISDOM encontró que las mujeres que comenzaron a tomar TRH combinada varios años después de la menopausia tuvieron un incremento considerable de padecer enfermedad cardiovascular y coágulos sanguíneos, en comparación a las que tomaron placebo.

Acerca del Estudio

A 5,692 mujeres posmenopáusicas, de 50-69 años de edad, se les asignó a uno de tres tratamientos: 0.625 mg de estrógeno diario; 0.625 mg de estrógeno más 2.5 mg de progesterona diaria; o placebo. Los investigadores notaron que todos los episodios cardiovasculares (incluyendo angina inestable y ataque cardíaco), fracturas relacionadas con la osteoporosis, cáncer de mama y de otro tipo, muerte en todas sus causas, tromboembolia venosa (coágulos sanguíneos en la pierna o pulmón) y apoplejías, se presentaron durante el estudio. Compararon los riesgos de la TRH combinada contra el placebo y la TRH combinada contra la TRH sólo con estrógeno. Se les dio seguimiento a las mujeres durante un promedio de 11.9 meses.

La edad promedio de los participantes del estudio era de 62.8 años y las mujeres ya habían comenzado o vuelto a empezar la TRH en un promedio de 14 años después de la menopausia. En esta población, las mujeres que tomaron la TRH combinada tuvieron un aumento considerable de padecer enfermedad cardiovascular y tromboembolia venosa en comparación con las mujeres que tomaron placebo. No hubo diferencias estadísticamente considerables entre los dos grupos en los números de cáncer de mama y otros cánceres, apoplejía, fracturas o muertes totales. No hubo diferencias significativas entre la TRH combinada y la TRH sólo con estrógeno.

El corto tiempo de seguimiento limita este estudio, lo que dificulta determinar si los episodios adversos disminuyen con el paso del tiempo y si la TRH afecta el riesgo de padecer cáncer, lo que podría llevarse más de un año en presentarse.

¿Cómo le Afecta Esto a Usted?

En este estudio se encontró que las mujeres mayores que comenzaron o volvieron a empezar la TRH varios años después de la menopausia, el reemplazo hormonal incrementó el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular y coágulos sanguíneos, en comparación con el placebo. El estudio refuerza el concepto de que las mujeres de edad avanzada no deberían tomar la TRH para prevenir enfermedad cardíaca.

Por ahora, la mayoría de los doctores sólo prescriben la TRH en dosis efectivas más bajas, durante el tiempo más corto posible, para tratar los síntomas menopáusicos de moderados a severos, tales como bochornos y resequedad vaginal. Esto parece prudente dados los resultados de estos y otros numerosos estudios.