Debido a que existe evidencia de que los antioxidantes podrían ayudar a prevenir enfermedades, millones de personas están tomando suplementos antioxidantes. De hecho, se estima que del 10% al 20% de la población adulta en los Estados Unidos y Europa toman suplementos antioxidantes. Pero no está claro si estos suplementos son benéficos o dañinos, con algunos estudios que incluso sugieren que podrían incrementar el riesgo de muerte.

En la edición del 28 de febrero de 2007 en Journal of the American Medical Association, investigadores observaron docenas de estudios que investigaron los efectos de los suplementos antioxidantes. Ellos encontraron evidencia de que ciertos suplementos estaban asociados con un incremento en el riesgo de muerte.

Acerca del Estudio

Los investigadores identificaron 68 estudios controlados aleatorios que dieron seguimiento a 232,606 participantes durante un promedio de 3.3 años. Cada estudio comparó los efectos de la complementación con antioxidantes con un placebo o ninguna intervención. Cada estudio fue clasificado de acuerdo con su calidad metodológica, con 47 estudios que fueron clasificados como de alta calidad y 21 que fueron clasificados como de calidad más baja. Los investigadores examinaron la manera en la que los antioxidantes afectaban al riesgo de muerte de los participantes.

Cuando se reunieron los resultados de todos los estudios, los suplementos antioxidantes no tuvieron efecto considerable sobre el riesgo de muerte. Pero cuando los investigadores restringieron sus análisis a los estudios de alta calidad (es decir, aquellos que fueron menos propensos a estar predispuestos), encontraron que la complementación con beta-caroteno, vitamina A y vitamina E estuvo asociada con incrementos del 7%, 16%, y 4% en el riesgo de muerte, respectivamente. La vitamina C y el selenio no tuvieron efecto considerable sobre el riesgo de muerte, aunque el selenio tuvo una ligera tendencia a reducir el riesgo.

Este estudio está limitado debido a que el periodo promedio de seguimiento fue sólo de tres años, así que no pudieron determinarse los efectos a largo plazo de los antioxidantes. Además, los estudios usaron combinaciones y dosis de antioxidantes ampliamente variantes, con algunos de los estudios que usaron dosis por encima de las dosis recomendadas.

¿Cómo le Afecta Esto?

Estos resultados sugieren que los suplementos antioxidantes, los cuales se usan comúnmente, en realidad podrían ser dañinos. ¿Y qué significa esto para los millones de personas que toman estos suplementos? La decisión de tomar o no suplementos alimenticios es una individual, y depende de su salud e historial familiar de enfermedades. Pero si usted está tomando suplementos antioxidantes, especialmente si los está tomando en altas dosis, estos resultados deberían animarlo a discutir con su médico los riesgos y beneficios.

Las frutas y verduras son ricas en antioxidantes, y no hay evidencia de que tomar altas dosis de antioxidantes provenientes de las frutas y verduras esté asociado con efectos negativos. Por el contrario, las dietas ricas en productos frescos han mostrado reducir el riesgo de numerosas enfermedades. Así que si está buscando mejorar su salud mediante nutrientes, esfuércese por obtenerlos mediante una dieta saludable; no mediante una pastilla.