HCA imageEl síndrome del intestino irritable (IBS) es una condición en la que ocurren algunos o todos los siguientes síntomas: diarrea y estreñimiento alternados, gases intestinales excesivos o dolorosos, distensión y calambres, dolor abdominal, evacuaciones dolorosas, secreción de mucosa, y alimentos no digeridos en las heces fecales. La examinación intestinal en personas con IBS no revela anomalías estructurales; esto distingue al IBS de otras condiciones más peligrosas como la colitis ulcerativa.

Más bien, algo en la función del tracto digestivo parece estar mal. Algunas personas con IBS tienen una tendencia a desarrollar contracciones espasmódicas de los músculos en la pared intestinal. Las personas con IBS también podrían manifestar una capacidad incrementada para detectar sensaciones en el tracto digestivo. Esta capacidad perceptual aumentada es inoportuna debido a que causa experiencias de incomodidad bajo circunstancias en las que una persona sin IBS no experimentaría en absoluto.

Debido a la ausencia de resultados objetivos en el IBS, la medicina convencional ha encontrado difícil desarrollar tratamientos efectivos. Por esta razón, muchas personas acuden a la medicina alternativa para buscar opciones de tratamiento. El tratamiento alternativo mejor conocido y mejor apoyado para IBS es el aceite de menta. Más recientemente, el suplemento melatonina, ha mostrado promesa.

Aunque la melatonina se conoce mejor como un auxiliar en el sueño, también se cree que juega un papel en la regulación neurológica del tracto intestinal. Evidencia sugiere que puede influir en la sensación de dolor, así como en la contracción muscular.

En tres estudios doble ciego, controlados con placebo que involucraron un total de más de 100 personas con síndrome del intestino irritable, el uso de melatonina pareció mejorar los síntomas del IBS independientemente de sus efectos en el sueño. El más reciente de estos estudios se realizó por investigadores de la India y se publicó en Journal of Clinical Gastroenterology en el 2007. En este estudio, dieciocho personas con IBS recibieron ya sea placebo o tres miligramos de melatonina antes de acostarse en el transcurso de un periodo de ocho semanas. Los resultados mostraron que en comparación con el placebo, la melatonina mejoró considerablemente los síntomas de IBS según lo midieron las puntuaciones totales de síntomas.

Se observaron resultados similares en los dos estudios anteriores. Sin embargo, tenga en cuenta que aunque estos resultados son prometedores, se necesitarán estudios mucho más grandes para establecer que la melatonina en realidad es un tratamiento para el IBS.

Para obtener más información sobre la melatonina, incluyendo dosis y temas de seguridad, vea el artículo completo sobre melatonina. Se discuten opciones de tratamientos naturales adicionales en el artículo completo sobre IBS.