La hierba consuelda contiene niveles potencialmente peligrosos de sustancias llamada alcaloides de pirrolizidina. Por esta razón, la consuelda se ha retirado del mercado como un suplemento oral. Sin embargo, las cremas tópicas que contienen extractos de consuelda pueden ser seguras cuando se usan apropiadamente, y éstas permanecen disponibles. En los últimos tres años, una serie de estudios doble ciego ha encontrado evidencia de que la consuelda tópica es útil para varias condiciones que involucran dolor en las articulaciones o músculos.

El estudio más reciente involucró a 220 personas con osteoartritis de la rodilla. En el periodo de estudio de tres semanas, los participantes se aplicaron ya sea una crema de placebo o una crema de extracto de consuelda en el área dolorosa tres veces diariamente. Los resultados mostraron una mejoría en la movilidad y el dolor en el grupo de la crema de consuelda en comparación con el grupo de placebo.

Estudios previos encontraron beneficios con la crema de consuelda para el tratamiento del dolor de espalda y esguince de tobillo.

NOTA: Incluso con formas tópicas de consuelda, permanecen algunas preocupaciones. Vea el artículo completo sobre consuelda para obtener mayor información.