Image for acne El "árbol del té" australiano recibió su nombre por el famoso Capitán Cook, quien encontró a sus hojas aromáticas y resinosas como un sustituto tolerable de té. Más tarde, se encontró que el aceite de la hoja de árbol del té posee fuertes propiedades antibacteriales y antimicóticas. Con el tiempo, se han atribuido tantos supuestos beneficios al aceite de árbol del té que con frecuencia se comercializa como alguna panacea. Sin embargo, pocos de estos usos potenciales se han sometido a algún estudio científico significativo.

El acné es una condición para la que el uso de aceite de árbol del té ciertamente tiene un sentido lógico. Una variedad de antibióticos y antisépticos tópicos han probado ser efectivos para el acné; debido a que el aceite de árbol del té tiene propiedades antisépticas incuestionables, razonablemente se puede tener la hipótesis de que también funcionaría para el acné.

Pero una hipótesis es una cosa; y la prueba es otra. Para determinar apropiadamente si un tratamiento médico es efectivo, los investigadores lo deben examinar en un estudio doble ciego, controlado con placebo. Sin embargo, hasta hace poco, no se ha reportado tal estudio sobre el aceite de árbol del té.

A principios del 2007, investigadores de la India publicaron los resultados del primer estudio clínico aleatorio doble ciego que examinó la efectividad del aceite de árbol del té para el acné. Este estudio inscribió a 60 personas con acné de leve a moderado. Se dividió a los participantes en dos grupos y se trataron ya sea con placebo o con 5% de gel de aceite de árbol del té. En el periodo de estudio de 45 días, los investigadores evaluaron la severidad del acné de dos maneras: contaron el número total de lesiones de acné (TLC) y estimaron la severidad del acné en un índice estandarizado (ASI).

Cuando se tabularon los resultados, los investigadores encontraron que el gel de aceite de árbol del té fue significativamente más efectivo que el placebo en ambos conteos. El aceite de árbol del té redujo el número de lesiones por acné y también su severidad, produciendo un beneficio que los investigadores consideraron significativo en términos de la vida real.

Sin embargo, aunque esto es prometedor, un estudio nunca es suficiente; se necesitarán muchos más estudios por parte de grupos independientes de investigación para establecer verdaderamente que el aceite de árbol del té es un tratamiento efectivo para el acné.

Para obtener más información, incluyendo importantes temas de seguridad, vea el artículo completo sobre aceite de árbol del té.