mythbuster graphic Cuando era niño, escuchaba la amenaza familiar de su madre: si te tragas la goma de mascar, se te quedará atorada en el sistema digestivo durante siete años. Y aunque odie cuestionar la sabiduría de su madre, probablemente la mayoría de los adultos tienen problemas con tragarse esa advertencia. Y por buenas razones, en realidad no es cierto. Aunque generalmente es buena idea escupir su goma de mascar cuando se acaba el sabor, tragársela ocasionalmente es bastante inofensivo en piezas pequeñas; la goma de mascar pasa a través de su sistema como lo hacen otros alimentos, saliendo del cuerpo de la misma manera.

Evidencia para la Aseveración de Salud

La goma de mascar está hecha de los siguientes ingredientes principales: una goma de base natural o sintética, glicerina, compuestos a base de aceite vegetal, sorbitol y manitol o sacarina, conservadores, saborizantes y colorantes. Aunque la mayoría de éstos se puede digerir fácilmente, la goma de base no se puede descomponer, así que pasa a través del tracto digestivo y sale intacta del cuerpo.

Debido a que la goma de base en realidad no se puede digerir, han habido casos documentados de obstrucción intestinal causada por tragarse la goma de mascar. Pediatras en Nemours Children's Clinic Division of Gastroenterology and Nutrition describen dos casos no relacionados de niños que padecían estreñimiento crónico, el cual no se podría atribuir a dieta o deshidratación. Los médicos extrajeron heces fecales de los niños y encontraron que eran "tirantes" y "como caramelo" y en realidad eran masas de goma de mascar que se habían atascado bien en el sistema. En conversaciones con los padres, los médicos se enteraron que los niños habían estado mascando (y finalmente tragando) entre cinco y siete piezas de goma de mascar cada día.

Evidencia Contra la Aseveración de Salud

La goma de mascar ha sido parte de la cultura humana desde al menos el año 7,000 a. C., la fecha aproximada en la que se puede rastrear alquitrán prehistórico con huellas de dientes. Se cree que los griegos, indios norteamericanos, y otras personas indígenas de Norteamérica han mascado goma durante milenios. La primera goma de mascar patentada salió al mercado en los Estados Unidos en 1869.

Hoy en día, la goma de mascar constituye una porción considerable de la industria estadounidense de dulces de $21 billones. Hasta ahora, parecen ser pocas las enfermedades gastrointestinales atribuídas a la goma de mascar. Debido a que la goma se masca generalmente en piezas pequeñas, una sola pieza ingerida viajará el camino digestivo esperado y saldrá "principalmente intacta" en las heces fecales en sólo unos cuantos días.

Conclusión

La documentación de obstrucciones intestinales a causa de la goma de mascar parece indicar sólo un peligro al tragar cantidades excesivas de goma de mascar repetidamente, por el contrario de tragar una sola pieza ocasionalmente. Aunque la goma de base por sí misma no se puede digerir, una pequeña pieza de goma de mascar puede pasar fácilmente a través del tracto digestivo en el mismo tiempo que tardaría el desecho digestivo en viajar el mismo camino y ser eliminado.

El mito de los siete años puede haber surgido de una idea equivocada de la digestibilidad de la goma con base en la apariencia y sensación de ésta. Después de todo, no se disuelve en su boca como otros alimentos. O, ¡tal vez era la manera inteligente de su madre para espantarlo de no tragar su goma y liberar su boca para otra pieza!