PD_Medicine and Healthcare_EP017 Aunque a nadie de nosotros le agrada la idea de ser una carga para nuestras familias, con frecuencia no hacemos planes con anticipación para evitar dicha situación. Esto se debe a la renuencia de invertir dinero ahora en la comodidad y cuidado que podríamos o no necesitar en el futuro.

Pero a medida que las personas que nacieron en los años sesenta descubren los recursos considerables que se necesitan para el cuidado de sus padres y otros seres amados endebles, el negocio del seguro médico a largo plazo está creciendo. Estas pólizas cubren gastos importantes tales como cuidado de la salud en casa, instalaciones en viviendas asistidas y residencias para personas de la tercera edad para los que están enfermos durante periodos largos de tiempo sin importar la edad.

Con el precio del cuidado en residencias para personas de la tercera edad que promedia más de $70,000 al año en muchos lugares y a medida que aumentan el costo de suministros y los sueldos de los trabajadores encargados de la salud en casa, los planes de cuidado de la salud a largo plazo pueden parecer atractivos. Debido a que estas pólizas no han estado en escena el tiempo suficiente como para ser evaluados a gran escala, querrá tener mayor cuidado antes de adquirir un plan. Revise sus cálculos y considere cuidadosamente la futura fiabilidad de la compañía que administre la póliza. Aún mejor, consulte a su agente de seguros en el que confíe antes de inscribirse. Usted quiere sentirse seguro de que la compañía hará su trabajo cuando la necesite.

A continuación se presentan algunos aspectos básicos del seguro médico a largo plazo.

Dónde Adquirirlo

El gobierno de los Estados Unidos y otros patrones hacen del seguro médico a largo plazo un beneficio opcional, requiriendo a los empleados pagar todo o parte de la prima. Pero la mayoría de las personas adquieren este tipo de seguro de compañías aseguradoras importantes, generalmente a través de un agente de seguros. Aunque actualmente es posible encontrar un seguro para automóvil en "descuento" y otros tipos de seguro para los cuales existe gran competencia, el seguro médico a largo plazo todavía no llega a ese punto y querrá proceder cuidadosamente y seguir escéptico de los tratos que parezcan demasiado buenos para ser verdad.

Qué Cubre

Las pólizas de seguro médico a largo plazo varían mucho de una a la siguiente. Sin embargo, durante los últimos años los miembros de la comisión estatal de seguros y otras agencias de gobierno han hecho de las normas fortalecidas del seguro médico a largo plazo una prioridad; han emitido indicaciones y regulaciones de permisión para alentar a las aseguradoras a ofrecer una cobertura que sea uniforme y a proteger a los consumidores que la adquieran.

Generalmente, estas pólizas pagan la ayuda que usted podría necesitar durante un periodo prolongado de tiempo de discapacidad debido a impedimentos físicos o cognoscitivos, tales como la convalecencia de una apoplejía o enfermedad de Alzheimer. Esto podría incluir cuidado estándar en el hogar, centro para el cuidado para adultos mayores, residencias para personas de la tercera edad, vivienda asistida y servicios de administración que ayuden a controlar y organizar el cuidado. También los planes podrían cubrir atención en centros de cuidado para adultos mayores y cuidado "auxiliar" cuando sus cuidadores regulares necesitan tiempo libre.

Generalmente, el seguro cubre tanto el cuidado "especializado" como "no especializado." El cuidado especializado se refiere a los profesionales de la salud: doctores, enfermeras, terapeutas acreditados, etc. Generalmente el cuidado "no especializado" se refiere a personas no capacitadas que se contratan para ayudar con la vestimenta, alimentación, asistencia para llevar al paciente al baño y otras actividades de la vida diaria (también conocido como ADL).

Las pólizas pueden ser específicas sobre lo que cubren. Los ADL que la mayoría de las aseguradoras enlistan son, asistencia para bañar, continencia, vestimenta, alimentación, traslado al baño y transporte y la mayoría de comienzan a pagar hasta que el paciente tenga limitaciones en varias capacidades.

Qué Es lo Que No Cubre

La mayoría de las pólizas no cubren trastornos mentales aparte de la demencia. No cubren adicciones o discapacidades cuya causa sean actos de guerra o lesiones autoinflingidas.

Algunas aseguradoras no ofrecen pólizas privadas a personas en alto riesgo que son más propensas a necesitar cuidado a largo plazo en algún momento que la persona promedio. Los pacientes con enfermedades crónicas o estilos de vida poco saludables podrían encontrar más dificultades para obtener la cobertura. Sin embargo, con algo de esfuerzo muchos de estos pacientes pueden encontrar la cobertura si están dispuestos a pagar una prima más alta.

Además, las aseguradoras podrían vender pólizas de cuidado de la salud a largo plazo para personas mayores con problemas de salud, pero inicialmente retendrán la cobertura para cualquier padecimiento preexistente durante un periodo que varía desde 90 días hasta seis meses.

Muchas pólizas grupales a través de los patrones no tienen restricciones sobre quiénes reúnen los requisitos para obtener la cobertura.

Los Costos

Las primas de seguro médico a largo plazo pueden costar de unos cuantos cientos de dólares hasta varios miles de dólares al año. Como cualquier otro tipo de seguro, el costo de una póliza de salud a largo plazo depende de cuánta cobertura compre y en qué etapa de la vida la compre. Lógicamente, las primas son menos costosas cuando usted es más joven debido a que la suposición subyacente es que las pagará durante más tiempo.

Generalmente, las aseguradoras establecen un límite de dinero y tiempo sobre lo que cubrirán. Por ejemplo, algunas aseguradoras pagarán $100 al día durante cinco años en una residencia para personas de la tercera edad. Otras aseguradoras pagarán quizás $250 al día durante un periodo de tiempo más largo. Con frecuencia pagarán menos por otros tipos de cuidado y la mayoría tienen una cantidad máxima que pagarán en un tiempo de vida.

La mayoría de los estados requieren que los planes sean renovables, lo que significa que cuando la prima expire, puede comprar otro plan. Bajo esta regulación, si usted se enferma y ha pagado sus primas, una compañía no puede negarle los servicios, debido a que al parecer necesitará reembolsos para los servicios en el futuro. Ni puede cobrarle más porque se haya enfermado.

Sin embargo, sus cuotas aumentarán cuando las tarifas aumenten globalmente. No existe algo del seguro médico a largo plazo que permanezca en el transcurso de la vida, como en el caso de algunas pólizas de seguro de vida. Cuando sea el momento para renovar su póliza de seguro médico a largo plazo, puede apostar a que incrementen las tarifas.

Si nunca ha necesitado usar su póliza, algunos planes le regresarán una parte de sus primas acumuladas a sus beneficiarios. Estos planes cuestan más para empezar. También, algunos planes le proporcionan la opción de disminuir su cobertura si la póliza se vuelve considerablemente más costosa con el paso del tiempo.

Preguntas Que Hacer Antes de Adquirir un Plan

Cuando firme un documento legal tal como una póliza de seguro médico, es buena idea tener un experto en seguros para que lo analice. Pero siempre existen aspectos qué buscar y preguntas qué hacer. Algunos de los detalles a considerar son:

  • ¿Cuáles son las condiciones que se requieren de manera que la compañía no cancele la póliza? Siempre se requieren dos condiciones para mantener su póliza: debe responder sinceramente a todas las preguntas sobre su salud y debe pagar sus primas a tiempo. Si alguna de estas condiciones no se cumple, la compañía puede cancelar su póliza.
  • ¿Cuáles son los padecimientos de salud que no están cubiertos?
  • ¿Qué paga la póliza?
  • ¿Existe una renuncia de prima? Esta renuncia significa que no tendrá que pagar la prima mensual cuando el seguro esté pagando su cuidado.
  • ¿La póliza paga más cuando los precios aumentan? Las pólizas que tienen esta característica podrían costar más.
  • ¿Cuál es el periodo de espera, si es que hay alguno, antes de que la compañía de seguros comience a pagar?
  • ¿Obtiene reembolso si no usa la póliza o la cancela?
  • ¿Qué instalaciones están cubiertas? Algunos planes son específicos.
  • ¿Qué significa la póliza para sus impuestos? Generalmente, el gobierno no permite que se cobren impuestos a los pagos de seguro médico y dependiendo de cuánto gaste en el cuidado médico al año, sus primas pueden disminuir lo que usted paga en impuestos. Consulte a su contador u otra persona calificada.
  • ¿Cómo se clasifica la compañía aseguradora? Existen muchos servicios que analizan las finanzas de las compañías aseguradoras. Algunos se encuentran en línea. Sus bibliotecarios locales puede ayudar a encontrarlos.
  • ¿Ya está cubierto para algunos tipos de cuidado bajo otra póliza o plan? Compare lo que tiene con lo que está por adquirir y trate de no duplicar la cobertura.
A Dónde Ir por Ayuda

La ley es bastante clara sobre ciertos aspectos del seguro médico a largo plazo. Siempre existe un periodo de tiempo durante el cual puede cambiar de parecer después de haber acordado adquirir el seguro. Y las aseguradoras podrían no negarse a pagar los beneficios debido a la información encontrada en su registro médico después de presentar una queja. Cada estado tiene normas para las aseguradoras, métodos para tramitar quejas y una oficina para ayudar a los consumidores. Consulte al departamento o división de seguros de su estado; puede encontrar su información para ponerse en contacto a través de National Association of Insurance Commissioners.